Descripción general

La hepatitis A es una infección del hígado sumamente contagiosa causada por el virus de la hepatitis A. Es uno de varios tipos de virus de hepatitis que causa inflamación y afecta al funcionamiento del hígado.

Es probable que contraigas hepatitis A por ingerir alimentos o agua contaminados, o por el contacto directo con personas u objetos infectados. Los casos leves de hepatitis A no necesitan tratamiento. La mayoría de las personas infectadas se recuperan por completo sin daños permanentes en el hígado.

Una de las mejores maneras de protegerse contra la hepatitis A es practicar una buena higiene, como lavarse las manos con frecuencia. Las personas con mayor riesgo pueden aplicarse la vacuna.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hepatitis A, generalmente, aparecen después de haber tenido el virus durante algunas semanas. Sin embargo, no todas las personas con hepatitis A los manifiestan. Los signos y síntomas, si los presentas, pueden comprender los siguientes:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos repentinos
  • Dolor o malestar abdominal, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)
  • Evacuaciones intestinales de color arcilla
  • Pérdida de apetito
  • Poca fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Dolor articular
  • Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Picazón intensa

Estos síntomas pueden ser relativamente leves y desaparecer en pocas semanas. Sin embargo, a veces, la infección por hepatitis A ocasiona una enfermedad grave que dura varios meses.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tienes signos o síntomas de hepatitis A.

Recibir una vacuna contra la hepatitis A o una inyección de inmunoglobulina (un anticuerpo) en un plazo de dos semanas desde la exposición a la hepatitis A puede protegerte de la infección. Pregunta a tu médico o al departamento de salud local sobre la aplicación de la vacuna contra la hepatitis A en los siguientes casos:

  • Viajaste fuera del país recientemente, en especial, a México o a América del Sur o Central, o estuviste en zonas con higiene deficiente
  • Comiste recientemente en un restaurante que informa un brote de hepatitis A
  • Alguien cercano a ti, como un compañero de habitación o una persona responsable del cuidado, recibe un diagnóstico de hepatitis A
  • Tuviste relaciones sexuales recientemente con alguien que tiene hepatitis A

Causas

La hepatitis A es causada por un virus que infecta las células hepáticas y produce inflamación. La inflamación puede afectar el funcionamiento del hígado y ocasionar signos y síntomas de hepatitis A.

El virus normalmente se propaga mediante la ingesta de comidas o bebidas contaminadas con materia fecal, incluso en cantidades muy pequeñas. No se transmite al estornudar ni al toser.

A continuación, te indicamos algunas de las maneras específicas en que puede propagarse el virus de la hepatitis A:

  • Comer alimentos manipulados por alguien con el virus que no se lavó bien las manos después de ir al baño
  • Beber agua contaminada
  • Comer mariscos crudos provenientes de aguas residuales contaminadas
  • Estar en contacto cercano con una persona infectada, incluso si esa persona no manifiesta signos ni síntomas
  • Tener relaciones sexuales con alguien que tiene el virus

Factores de riesgo

Presentas un mayor riesgo de tener hepatitis A si:

  • Viajas o trabajas en zonas del mundo donde la hepatitis A es frecuente
  • Asistes en el cuidado de niños o trabajas en un centro de cuidado infantil
  • Vives con una persona que tiene hepatitis A
  • Eres un hombre que mantiene relaciones sexuales con otros hombres
  • Tienes cualquier tipo de contacto sexual con alguien que tiene hepatitis A
  • Eres VIH positivo
  • Tienes un trastorno en el factor de coagulación, como hemofilia
  • Usas cualquier tipo de drogas ilegales (no solo aquellas que se inyectan)

Complicaciones

A diferencia de otros tipos de hepatitis viral, la hepatitis A no causa un daño hepático a largo plazo ni se convierte en crónica.

En raras ocasiones, la hepatitis A puede causar pérdida repentina de la función hepática, sobre todo, en adultos mayores o en personas con enfermedades hepáticas crónicas. La insuficiencia hepática aguda requiere hospitalización para su supervisión y tratamiento. Algunas personas con insuficiencia hepática aguda podrían necesitar un trasplante de hígado.

Prevención

La vacuna contra la hepatitis A puede prevenir la infección con el virus. Generalmente, la vacuna se aplica en dos dosis. A la dosis inicial le sigue una dosis de refuerzo seis meses después.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna contra la hepatitis A para las siguientes personas:

  • Todos los niños de 1 año o los niños mayores de esa edad que no hayan recibido la vacuna durante la infancia
  • El personal de laboratorio que puede entrar en contacto con la hepatitis A
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres
  • Las personas con otros factores de riesgo que viajan o trabajan en lugares del mundo donde la hepatitis A es frecuente
  • Las personas que usan cualquier tipo de droga ilegal, no solo las que se inyectan
  • Las personas que reciben tratamiento con concentrados de factores de coagulación
  • Las personas con enfermedad hepática crónica

Si estás preocupado sobre el riesgo que tienes de contraer hepatitis A, pregúntale a tu médico si debes vacunarte.

Sigue las precauciones de seguridad cuando viajes

Si viajas a partes del mundo donde hay brotes de hepatitis A, toma las siguientes medidas para prevenir la infección:

  • Pela y lava todas las frutas y vegetales frescos tú mismo.
  • No comas carne ni pescado crudos o poco cocidos.
  • Bebe agua embotellada y úsala para cepillarte los dientes.
  • No consumas ninguna bebida cuya pureza desconozcas, ya sea con o sin hielo.
  • Si no consigues agua embotellada, hierve el agua de grifo antes de beberla.

Practicar buenos hábitos de higiene

Lávate las manos con frecuencia y cuidadosamente, en especial, después de ir al baño o cambiar un pañal y antes de preparar alimentos o de comer.

Feb. 21, 2018
References
  1. Lai M. Hepatitis A virus infection in adults: An overview. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 8, 2017.
  2. Hepatitis A questions and answers for the public. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/hepatitis/hav/afaq.htm. Accessed Aug. 8, 2017.
  3. Hepatitis A. World Health Organization. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs328/en/#. Accessed Aug. 8, 2017.
  4. What I need to know about hepatitis A. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/hepa_ez/index.aspx. Accessed Aug. 8, 2017.
  5. Centers for Disease Control and Prevention, et al. Surveillance of vaccination coverage among adult populations — United States, 2015. MMWR. 2017;66:1. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28472027. Accessed Aug. 15, 2017.
  6. Recommended immunizations for children from birth through 6 years old. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/vaccines/schedules/easy-to-read/child.html. Accessed Aug. 8, 2017.
  7. Sexual transmission and viral hepatitis. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/hepatitis/populations/stds.htm. Accessed Aug. 15, 2017.