Los factores de riesgo de las lesiones en los músculos isquiotibiales son:

  • Práctica de deportes. Los deportes que requieren saltar, correr u otras actividades, como bailar, que podrían requerir un estiramiento extremo, aumentan las probabilidades de tener una lesión en los músculos isquiotibiales.
  • Lesiones anteriores a los músculos isquiotibiales. Después de sufrir una lesión en los músculos isquiotibiales, es más probable que tengas otra, sobre todo si intentas reanudar todas tus actividades con el mismo nivel de intensidad que tenías previo a lesión antes de que los músculos tengan tiempo de curarse y de recobrar la fuerza.
  • Flexibilidad deficiente. Si tienes flexibilidad deficiente, es posible que los músculos no puedan afrontar toda la fuerza de la acción requerida durante determinadas actividades.
  • Desequilibrio muscular. Si bien no todos los expertos están de acuerdo, algunos sugieren que un desequilibrio muscular puede provocar una lesión en los músculos isquiotibiales. Cuando los músculos que se encuentran a lo largo de la parte delantera del muslo —los cuádriceps— se tornan más fuertes y se desarrollan más que los músculos isquiotibiales, tienes más probabilidades de sufrir una lesión de los músculos isquiotibiales.
Oct. 03, 2015