Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento de la arteritis de células gigantes consiste en altas dosis de un medicamento corticoesteroide, como la prednisona. Como el tratamiento inmediato es necesario para prevenir la pérdida de la visión, el médico probablemente comience a medicarte incluso antes de confirmar el diagnóstico con una biopsia.

Es probable que comiences a sentirte mejor a los pocos días de iniciado el tratamiento. A menos que ya tengas pérdida total de la visión, los síntomas en la vista probablemente desaparezcan dentro de los tres meses.

Puede que necesites continuar tomando medicamentos durante un año, dos o más. Después del primer mes, puede que el médico gradualmente comience a bajar la dosificación hasta llegar a la dosis más baja de corticoesteroides necesaria para controlar la inflamación.

Algunos síntomas, especialmente el dolor de cabeza, pueden regresar durante este período de disminución. Este también puede ser el punto en el que muchas personas desarrollen síntomas de polimialgia reumática. Estos brotes por lo general pueden tratarse con leves aumentos en la dosis de corticoesteroide. El médico también puede indicar un medicamento llamado «metotrexato», capaz de reducir los efectos secundarios de los corticoesteroides.

Los corticoesteroides pueden ocasionar graves efectos secundarios, tales como osteoporosis, presión arterial alta y debilidad muscular. Para contrarrestar estos potenciales efectos secundarios, el médico probablemente controle tu densidad ósea y te recete suplementos de calcio y vitamina D u otros medicamentos para prevenir la disminución de la masa ósea. El médico probablemente también controle tu presión arterial y te recomiende un programa de ejercicios, cambios en la dieta y medicamentos para mantener la presión arterial en niveles normales. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen cuando el tratamiento con corticoesteroides se reduce y se suspende.

Oct. 02, 2015