Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

La arteritis de células gigantes puede ser difícil de diagnosticar porque sus primeros síntomas se parecen a los de otras afecciones frecuentes. Por esta razón, el médico querrá descartar otras enfermedades como posibles causas del problema.

Para ayudar a diagnosticar la arteritis de células gigantes, puede que te hagan algunos o todos estos exámenes y procedimientos:

  • Exploración física. Además de preguntarte tus acerca de síntomas y tu historia clínica, es probable que el médico te haga una exploración física completa, prestando especial atención a tus arterias temporales. A menudo, una o ambas arterias tienen sensibilidad con pulso reducido y un aspecto acordonado y duro al tacto.
  • Análisis de sangre. Si el médico considera que puedes tener arteritis de células gigantes, es probable que te indique hacerte un análisis de sangre para controlar la velocidad de sedimentación globular. Este análisis mide la rapidez con la que los glóbulos rojos caen al fondo en un tubo de sangre. Si los glóbulos rojos caen rápidamente, puede ser un indicio de inflamación en el cuerpo.

    Puede que te hagan un análisis que mide la proteína C reactiva, una sustancia que produce el hígado cuando hay inflamación. Los mismos análisis pueden usarse para medir el avance durante el tratamiento.

  • Biopsia. La mejor manera de confirmar un diagnóstico de arteritis de células gigantes es tomar una pequeña muestra (biopsia) de la arteria temporal. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria usando anestesia local, por lo general con pocas molestias o cicatrices. La muestra se examina bajo un microscopio en el laboratorio.

    Si tienes arteritis de células gigantes, la arteria mostrará una inflamación que con frecuencia presenta células anormalmente grandes llamadas «células gigantes», lo cual le da el nombre a la enfermedad. Es posible tener arteritis de células gigantes y aún así tener una biopsia con resultado negativo. Si los resultados no son claros, el médico puede aconsejar otra biopsia de la arteria temporal del otro lado de la cabeza.

Las pruebas de diagnóstico por imágenes pueden usarse para diagnosticar la arteritis de células gigantes y para supervisar la respuesta al tratamiento. Los exámenes posibles comprenden:

  • Angiografía por resonancia magnética. Este examen combina el uso de las imágenes por resonancia magnética (RM) y el uso de un material de contraste para producir imágenes detalladas de los vasos sanguíneos. Hazle saber con anticipación al médico si te incomoda estar encerrado en espacios reducidos porque el examen se realiza dentro de una máquina en forma de tubo.
  • Ecografía Doppler. Este examen usa ondas sonoras para producir imágenes del flujo de la sangre a través de los vasos sanguíneos.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP). Un examen TEP produce imágenes detalladas de los vasos sanguíneos y resalta las zonas con inflamación usando como radiomarcador intravenoso una solución que contiene una diminuta cantidad de material radioactivo.
Oct. 02, 2015