La arteritis de células gigantes puede causar las siguientes complicaciones:

  • Pérdida de la visión. El flujo reducido de la sangre a los ojos puede causar una repentina e indolora pérdida de la visión en uno o, en muy pocas ocasiones, ambos ojos. La pérdida de visión por lo general es permanente.
  • Aneurisma de la aorta. Un aneurisma es una protuberancia que se forma en un vaso sanguíneo debilitado, generalmente en la aorta, la arteria grande que recorre el centro del pecho y del abdomen. Un aneurisma de la aorta puede reventar, causando un sangrado interno que puede poner en riesgo la vida. Como esta complicación puede ocurrir aun años después del diagnóstico inicial de la arteritis de células gigantes, el médico puede supervisar anualmente la salud de la aorta con radiografías de pecho y otras pruebas de diagnóstico por imágenes, tales como ecografías y tomografías.
  • Accidente cerebrovascular. Esta es una complicación poco frecuente de la arteritis de células gigantes.
Oct. 02, 2015