Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Modificar el estilo de vida puede ayudar a reducir la frecuencia del ardor de estómago. Considera intentar lo siguiente:

  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso hace presión en el abdomen, empuja el estómago hacia arriba y provoca que el ácido suba al esófago. Si tu peso es saludable, procura mantenerlo. Si tienes sobrepeso u obesidad, procura perder peso gradualmente, no más de 1 o 2 libras (de 0,5 a 1 kilogramo) por semana. Pídele al médico que te ayude a crear una estrategia para bajar de peso que sea adecuada para ti.
  • Evita usar ropa ajustada. Las prendas muy apretadas alrededor de la cintura ejercen presión en el abdomen y el esfínter esofágico inferior.
  • Evita los alimentos y las bebidas que provoquen ardor de estómago. Cada persona tiene desencadenantes específicos. Los detonantes frecuentes, tales como los alimentos grasosos o fritos, la salsa de tomate, el alcohol, el chocolate, la menta, el ajo, la cebolla y la cafeína, pueden empeorar el ardor de estómago. Evita los alimentos que sabes que te provocan ardor de estómago.
  • Consume porciones más pequeñas. Evita comer en exceso consumiendo porciones más pequeñas.
  • No te acuestes después de comer. Espera al menos tres horas después de comer antes de acostarte o ir a dormir.
  • Eleva la cabecera de la cama. Si tienes ardor de estómago regularmente por la noche o mientras intentas dormir, aprovecha la gravedad. Coloca maderas o bloques de cemento debajo de los pies de la cama para elevar el extremo de la cabecera de 6 a 9 pulgadas (15 a 23 cm). Si no es posible elevar la cama, puedes colocar una cuña entre el colchón y el elástico para levantar el cuerpo de la cintura hacia arriba. Las cuñas están disponibles en farmacias y tiendas de suministros médicos. Elevar la cabeza con almohadas adicionales no resulta eficaz.
  • No fumes. El tabaquismo disminuye la capacidad del esfínter esofágico inferior para funcionar correctamente.
July 31, 2014