Descripción general

Esophageal varices are abnormal, enlarged veins in the tube that connects the throat and stomach (esophagus). This condition occurs most often in people with serious liver diseases.

Esophageal varices develop when normal blood flow to the liver is blocked by a clot or scar tissue in the liver. To go around the blockages, blood flows into smaller blood vessels that aren't designed to carry large volumes of blood. The vessels can leak blood or even rupture, causing life-threatening bleeding.

A number of drugs and medical procedures can help prevent and stop bleeding from esophageal varices.

Síntomas

Las várices esofágicas no suelen presentar signos ni síntomas, excepto cuando sangran. Entre los signos y síntomas de las várices esofágicas sangrantes se incluyen:

  • Vómitos y una importante cantidad de sangre en el vómito
  • Heces negras, oscuras o con sangre
  • Aturdimiento
  • Pérdida del conocimiento (en casos graves)

El médico puede sospechar que tienes várices si tienes signos de enfermedad hepática, entre ellos:

  • Pigmentación amarilla de la piel y los ojos (ictericia)
  • Tendencia al sangrado y la formación de hematomas
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)

Cuándo consultar con el médico

Solicita una consulta con un médico si tienes signos o síntomas que te preocupan. Si te diagnosticaron una enfermedad hepática, consulta al médico sobre el riesgo de desarrollar várices esofágicas y cómo puedes reducir el riesgo de estas complicaciones. Consulta al médico sobre una endoscopia para comprobar si tienes várices esofágicas.

Si te diagnosticaron várices esofágicas, es probable que el médico te indique que debes prestar atención a los signos de sangrado. Las várices esofágicas sangrantes son una urgencia médica. Si tienes vómitos o heces con sangre, llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato.

Cuándo consultar al médico

Solicita una consulta con un médico si tienes signos o síntomas que te preocupan. Si te diagnosticaron una enfermedad hepática, consulta al médico sobre el riesgo de tener várices esofágicas y cómo puedes reducir el riesgo de estas complicaciones. Consulta al médico sobre una endoscopia para comprobar si tienes várices esofágicas.

Si te diagnosticaron várices esofágicas, es probable que el médico te indique que debes prestar atención a los signos de sangrado. Las várices esofágicas sangrantes son una urgencia médica. Si tienes vómitos o heces con sangre, llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato.

Causas

A veces, se forman várices esofágicas cuando se obstruye el flujo de sangre hacia el hígado; a menudo debido al tejido cicatricial en el hígado originado por una enfermedad hepática. El flujo sanguíneo comienza a retroceder y aumenta la presión dentro de la vena grande (vena porta) que transporta sangre hacia el hígado.

Esta presión (hipertensión portal) obliga a la sangre a buscar otros pasos a través de venas más pequeñas, como las que se encuentran en la porción baja del esófago. Estas venas de paredes delgadas se hinchan por la sangre adicional. En ciertas ocasiones, estas venas se pueden romper y sangrar.

Entre las causas de várices esofágicas se incluyen:

  • Cicatrización hepática aguda (cirrosis). Varias enfermedades hepáticas pueden causar cirrosis, como infección por hepatitis, enfermedad hepática alcohólica, hígado graso, y trastorno de las vías biliares.
  • Coágulo sanguíneo (trombosis). Un coágulo sanguíneo en la vena porta o en una vena que alimenta a la vena porta (vena esplénica) puede originar la formación de várices esofágicas.
  • Parasitosis. La esquistosomiasis es una parasitosis que se halla en algunas zonas de África, América del Sur, El Caribe, Medio Oriente y el Sudeste Asiático. El parásito puede dañar el hígado, así como los pulmones, el intestino y la vejiga

Factores de riesgo

Si bien muchas personas que padecen enfermedad hepática avanzada desarrollan várices esofágicas, la mayoría no presenta sangrado. Hay más probabilidades de que las várices sangren en los siguientes casos:

  • Presión alta en la vena porta. Existe un mayor riesgo de sangrado si aumenta la presión de la vena porta (hipertensión portal).
  • Várices grandes. Cuanto más grandes sean las várices, habrá más probabilidades de sangrado.
  • Marcas rojas en las várices. Cuando se coloca un endoscopio por la garganta para ver las várices, algunas presentan largas rayas rojas o puntos rojos. Estas marcas indican un mayor riesgo de sangrado.
  • Cirrosis grave o insuficiencia hepática. En la mayoría de los casos, cuanto más grave sea la enfermedad hepática, habrá más probabilidades de sangrado en las várices.
  • Consumo continuo de alcohol. El riesgo de sangrado de las várices es mucho mayor si continuas consumiendo alcohol que si suspendes el consumo, en especial si la enfermedad está relacionada con el alcohol.

Complicaciones

La complicación más grave de las várices esofágicas es la hemorragia. Una vez que hayas tenido un episodio de hemorragia, el riesgo de tener otro aumenta significativamente. Si pierdes la cantidad de sangre suficiente, puedes entrar en shock y morir.

Prevención

Actualmente, no existe un tratamiento para prevenir la aparición de várices esofágicas en personas con cirrosis. Si bien los medicamentos betabloqueantes son eficaces para prevenir el sangrado en muchas personas con várices esofágicas, no previenen la formación de las várices esofágicas en sí.

Si te han diagnosticado una enfermedad hepática, pregúntale al médico cuáles son las estrategias para evitar las complicaciones de la enfermedad hepática. Para mantener el hígado sano:

  • No bebas alcohol. En general, a las personas con enfermedades hepáticas se les aconseja que dejen de beber alcohol, ya que el hígado procesa el alcohol. Beber alcohol puede estresar un hígado que ya es vulnerable.
  • Lleva una dieta saludable. Opta por una dieta saludable que incluya muchas frutas y vegetales. Opta por cereales integrales y fuentes magras de proteínas. Reduce la cantidad de comidas grasosas y fritas que ingieres.
  • Mantén un peso saludable. Un cantidad excesiva de grasa corporal puede dañar tu hígado. La obesidad está asociada con un mayor riesgo de complicaciones por cirrosis. Si tienes sobrepeso u obesidad, adelgaza.
  • Usa sustancias químicas con moderación y cuidado. Sigue las instrucciones en las sustancias químicas domésticas, como los productos de limpieza y los aerosoles contra insectos. Si trabajas con sustancias químicas, sigue todas las precauciones de seguridad. El hígado elimina las toxinas del cuerpo, por lo que debes darle un respiro limitando la cantidad de toxinas que debe procesar.
  • Reduce el riesgo de contraer hepatitis. Compartir agujas y tener relaciones sexuales sin protección puede aumentar el riesgo de contraer hepatitis B y C. Para cuidarte, abstente de tener relaciones sexuales o usa un preservativo si decides tener sexo. Pregúntale al médico si te debes vacunar contra la hepatitis B y la hepatitis A.

Jan. 06, 2018
References
  1. Sanyal AJ. General principles of the management of variceal hemorrhage (Principios generales del control de la hemorragia por várices). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de diciembre de 2015.
  2. AskMayoExpert. Esophageal and gastric varices (Várices esofágicas y gástricas). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  3. Sanyal AJ, et al. Prediction of variceal hemorrhage in patients with cirrhosis (Predicción de hemorragia por várices en pacientes con cirrosis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de diciembre de 2015.
  4. LaBrecque D, et al. Global guidelines: Esophageal varices (Pautas generales: várices esofágicas). World Gastroenterology Organisation (Organización Mundial de Gastroenterología). www.worldgastroenterology.org/.../esophageal-varices/esophageal-varices-English. Último acceso: 19 de diciembre de 2015.
  5. Bajaj JS, et al. Methods to achieve homeostasis in patients with acute variceal hemorrhage (Métodos para lograr homeostasis en pacientes con hemorragia por várices aguda). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de diciembre de 2015.
  6. Varices (Várices). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/gi-bleeding/varices. Último acceso: 19 de diciembre de 2015.
  7. Runyon BA. Patient information: Esophageal varices (beyond the basics) (Información para el paciente: várices esofágicas [conceptos más profundos]). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de diciembre de 2015.
  8. Cirrhosis (Cirrosis). Fundación Estadounidense del Hígado (American Liver Foundation). http://www.liverfoundation.org/abouttheliver/info/cirrhosis/. Último acceso: 21 de diciembre de 2015.