Descripción general

Un embarazo ectópico ocurre cuando un óvulo fecundado se implanta en otro lugar que no sea la cavidad principal del útero. El embarazo comienza con un óvulo fecundado. Por lo general, el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero.

Los embarazos ectópicos se producen, con mayor frecuencia, en uno de los tubos que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero (trompas de Falopio). Este tipo de embarazo ectópico se denomina «embarazo tubárico». No obstante, en algunos casos, el embarazo ectópico se produce en la cavidad abdominal, en el ovario o en el cuello del útero.

Los embarazos ectópicos no pueden continuar con normalidad. El óvulo fecundado no puede sobrevivir y el aumento de tejido puede destruir diversas estructuras maternas. Si no se trata, es posible que se produzca una pérdida de sangre que ponga en riesgo la vida.

El tratamiento a tiempo de un embarazo ectópico puede ayudar a preservar las probabilidades de tener embarazos saludables en el futuro.

Síntomas

Al principio, un embarazo ectópico puede no causar signos o síntomas. En otros casos, los primeros signos y síntomas de un embarazo ectópico pueden ser los mismos que los de cualquier embarazo: ausencia de un período menstrual, sensibilidad mamaria y náuseas.

Si te haces una prueba de embarazo, el resultado será positivo. De todos modos, un embarazo ectópico no puede continuar normalmente.

Generalmente, el primer signo de advertencia de un embarazo ectópico es sangrado vaginal leve con dolor abdominal o pélvico. Si sale sangre de las trompas de Falopio, también es posible sentir dolor en el hombro o la necesidad de evacuar los intestinos, según dónde se acumule la sangre o qué nervios estén irritados. Si se rompen las trompas de Falopio, es probable que se produzca un sangrado intenso dentro del abdomen, seguido de aturdimiento, desmayo y choque.

Cuándo consultar al médico

Busca atención de urgencia si experimentas algún signo o síntoma de un embarazo ectópico, entre ellos:

  • Dolor abdominal o pélvico intenso acompañado de sangrado vaginal
  • Aturdimiento extremo o desmayos
  • Dolor de hombro

Causas

Un embarazo tubárico (el tipo más frecuente de embarazo ectópico) ocurre cuando un óvulo fecundado queda atrapado mientras se dirige al útero, a menudo, debido a que las trompas de Falopio están dañadas por inflamación o malformación. Los desequilibrios hormonales o el desarrollo anormal del óvulo fecundado también pueden intervenir.

Factores de riesgo

Aproximadamente, hasta 20 de cada 1000 embarazos son ectópicos. Existen diversos factores asociados con el embarazo ectópico, entre ellos:

  • Un embarazo ectópico anterior. Si has tenido un embarazo ectópico, eres más propensa a tener otro.
  • Inflamación o infección. La inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis) o una infección en el útero, las trompas de Falopio o los ovarios (enfermedad inflamatoria pélvica) aumentan los riesgos de sufrir un embarazo ectópico. Con frecuencia, estas infecciones se producen por gonorrea o clamidia.
  • Problemas de fecundidad. Algunas investigaciones sugieren una asociación entre las dificultades de fecundidad, así como el uso de medicamentos para la fecundidad, y el embarazo ectópico.
  • Preocupaciones estructurales. Es más probable que sufras un embarazo ectópico si tienes trompas de Falopio con formas inusuales o si estas están dañadas, posiblemente por una cirugía. Incluso, la cirugía para reconstruir las trompas de Falopio puede aumentar el riesgo de sufrir un embarazo ectópico.
  • Elección del método anticonceptivo. Es poco probable que quedes embarazada cuando usas un dispositivo intrauterino (DIU). No obstante, si quedas embarazada, lo más probable es que el embarazo sea ectópico. Lo mismo ocurre con los embarazos después de una ligadura de trompas, que es un método anticonceptivo permanente que consiste en «atarte las trompas». Aunque el embarazo después de una ligadura de trompas es poco frecuente, si sucede, lo más probable es que sea ectópico.
  • Tabaquismo. Fumar cigarrillos justo antes de quedar embarazada puede aumentar el riesgo de tener un embarazo ectópico. Y cuanto más fumas, mayor es el riesgo.

Complicaciones

Cuando tienes un embarazo ectópico, los riesgos son altos. Sin tratamiento, la rotura de una trompa de Falopio podría provocar un sangrado que pone en riesgo la vida.

Prevención

No puedes evitar un embarazo ectópico, pero sí puedes disminuir determinados factores de riesgo. Por ejemplo, limita el número de parejas sexuales y usa un preservativo cuando tengas relaciones sexuales para prevenir el contagio de infecciones de transmisión sexual y reducir el riesgo de contraer la enfermedad inflamatoria pélvica. Dejar de fumar antes de intentar quedar embarazada también reduce el riesgo.

Jan. 20, 2015
References
  1. Preguntas frecuentes. Pregnancy FAQ 0155 (Preguntas frecuentes sobre el embarazo). Ectopic pregnancy (Embarazo ectópico). Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). http://www.acog.org/Patients/FAQs/Ectopic-Pregnancy. Último acceso: 9 de diciembre de 2014.
  2. Cunningham FG, et al. Williams Obstetrics (Obstetricia de Williams). 24.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://accessmedicine.mhmedical.com/book.aspx?bookid=1057. Último acceso: 9 de diciembre de 2014.
  3. Clinical manifestations, diagnosis and management (Manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento de embarazos ectópicos). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 9 de diciembre de 2014.
  4. Tulandi T. Incidence, risk factors, and pathology of ectopic pregnancy (Incidencia, factores de riesgo y patología del embarazo ectópico). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 9 de diciembre de 2014.
  5. Harms RW (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de diciembre de 2014.