Algunos signos y síntomas de un hombro dislocado pueden ser:

  • Hombro visiblemente deformado o fuera de lugar
  • Hinchazón o hematomas
  • Dolor intenso
  • Incapacidad de mover la articulación

La dislocación de hombro también puede provocar entumecimiento, debilidad u hormigueo cerca de la lesión, por ejemplo, en el cuello o brazo. Los músculos del hombro pueden sufrir espasmos por la alteración, lo que a menudo aumenta la intensidad del dolor.

Cuándo consultar al médico

Si un hombro parece estar dislocado, solicita asistencia médica de inmediato.

Mientras esperas que te vea el médico:

  • No muevas la articulación. Coloca una tablilla o férula para mantener la articulación en la posición actual. No trates de mover el hombro ni de volver a colocarlo en su lugar a la fuerza. Esto puede dañar la articulación del hombro y los músculos, ligamentos, nervios o vasos sanguíneos que la rodean.
  • Coloca hielo en la articulación lesionada. Al aplicar hielo en el hombro, ayudas a reducir el dolor y la hinchazón ya que controlas el sangrado interno y la acumulación de líquidos en la articulación y alrededor de esta.
Aug. 16, 2014