Diagnóstico

La retinopatía diabética se diagnostica mejor mediante un examen ocular con la pupila dilatada. Para este examen, las gotas que se colocan en los ojos dilatan (abren más) las pupilas para permitirle al médico ver mejor dentro de los ojos. Las gotas pueden hacer que la visión cercana se torne borrosa hasta que su efecto desaparezca, varias horas después.

Durante el examen, el médico buscará lo siguiente:

  • Vasos sanguíneos anormales
  • Hinchazón, sangre o depósitos de grasa en la retina
  • Crecimiento de nuevos vasos sanguíneos y de tejido cicatricial
  • Sangrado en la sustancia transparente gelatinosa que rellena el centro del ojo (humor vítreo)
  • Desprendimiento de retina
  • Anomalías del nervio óptico

Además, el médico puede hacer lo siguiente:

  • Medir la visión
  • Medir la presión ocular como prueba de glaucoma
  • Buscar evidencia de cataratas

Angiografía con fluoresceína

Cuando tus pupilas están dilatadas, el médico toma fotografías del interior de los ojos. Luego, el médico te inyectará un tinte especial en el brazo y tomará más fotografías a medida que el tinte circula por los vasos sanguíneos de los ojos. El médico puede usar las imágenes para identificar los vasos sanguíneos que están cerrados, rotos o que pierden líquido.

Tomografía de coherencia óptica

El oculista puede solicitar un examen de tomografía de coherencia óptica. Este examen de diagnóstico brinda imágenes transversales de la retina que muestran su espesor, lo cual ayudará a determinar si algún líquido se ha filtrado en el tejido de la retina. Más adelante, la tomografía de coherencia óptica se puede utilizar para supervisar el avance del tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento, que depende en gran medida del tipo de retinopatía diabética que tengas y de su gravedad, está orientado a disminuir o detener el avance de la enfermedad.

Retinopatía diabética en etapa inicial

Si tienes retinopatía diabética no proliferativa de leve a moderada, es posible que no necesites tratamiento de inmediato. Sin embargo, el oftalmólogo te controlará detenidamente los ojos para determinar cuándo podrías necesitar tratamiento.

Trabaja con tu médico especializado en diabetes (endocrinólogo) para determinar si existen maneras de mejorar el control de tu diabetes. Cuando la retinopatía diabética es leve o moderada, un buen control del azúcar en sangre generalmente puede disminuir su avance.

Retinopatía diabética en etapa avanzada

Si tienes retinopatía diabética proliferativa o edema macular, necesitarás tratamiento quirúrgico inmediato. Según los problemas específicos de la retina, las opciones pueden incluir las siguientes:

  • Fotocoagulación. Este tratamiento con láser, también conocido como tratamiento focal con láser, puede detener o disminuir la filtración de sangre y el líquido en el ojo. Durante el procedimiento, las filtraciones de los vasos sanguíneos anormales se tratan con quemaduras de láser.

    El tratamiento focal con láser generalmente se realiza en el consultorio del médico o en la clínica oftalmológica en una sola sesión. Si tuviste visión borrosa debido al edema macular antes de la cirugía, es posible que el tratamiento no te permita recuperar la visión normal, pero probablemente reducirá la probabilidad de que el edema macular empeore.

  • Fotocoagulación panretiniana. Este tratamiento con láser, también conocido como tratamiento disperso con láser, puede reducir el tamaño de los vasos sanguíneos anormales. Durante dicho procedimiento, las áreas de la retina alejadas de la mácula se tratan con quemaduras de láser dispersas. Las quemaduras hacen que los nuevos vasos sanguíneos anormales disminuyan de tamaño y cicatricen.

    Generalmente se realiza en el consultorio del médico o en la clínica oftalmológica en dos o más sesiones. Tendrás la visión borrosa durante aproximadamente un día después del procedimiento. Es posible que experimentes una pérdida parcial de la visión periférica o la visión nocturna después del procedimiento.

  • Vitrectomía. En este procedimiento se hace una pequeña incisión en el ojo para extraer la sangre del centro del ojo (vítreo), así como el tejido cicatrizal que tira de la retina. Se realiza en un centro de cirugía o en el hospital, y se utiliza anestesia local o general.
  • Inyección de medicamento en el ojo. El médico puede sugerir la inyección de un medicamento en el vítreo en el ojo. Estos medicamentos, denominados inhibidores del factor de crecimiento endotelial vascular, pueden ayudar a detener el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos debido a que bloquean los efectos de las señales de crecimiento que el cuerpo envía para generar vasos sanguíneos nuevos.

    El médico puede recomendar estos medicamentos, lo que también se conoce como tratamiento anti factor de crecimiento endotelial vascular, como un tratamiento independiente o junto con fotocoagulación panretiniana. Si bien los estudios del tratamiento anti factor de crecimiento endotelial vascular para la retinopatía diabética resultan prometedores, este enfoque todavía no se considera estándar.

    La cirugía con frecuencia disminuye o detiene el avance de la retinopatía diabética, pero no constituye una cura. Debido a que la diabetes es una enfermedad de por vida, el daño en la retina y la pérdida de la visión siguen siendo posibles en el futuro.

Incluso después del tratamiento de la retinopatía diabética, necesitarás exámenes oculares periódicos. En algún momento, se puede recomendar tratamiento adicional.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Medicina alternativa

Se han sugerido algunos beneficios de varias terapias alternativas para personas con retinopatía diabética, pero se necesita más investigación para comprender si estos tratamientos son eficaces y seguros.

Asegúrate de informarle al médico si estás tomando hierbas o suplementos. Estos pueden interactuar con otros medicamentos o provocar complicaciones en la cirugía, tales como sangrado excesivo.

Es fundamental no retrasar los tratamientos estándar para intentar terapias que no están comprobadas. El tratamiento temprano es la mejor manera de prevenir la pérdida de la visión.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

La idea de que podrías perder la vista puede ser atemorizante, y podrías beneficiarte al hablar con un terapeuta o buscar un grupo de apoyo. Pídele derivaciones a tu médico.

Si ya has perdido visión, pregúntale al médico sobre productos para la visión reducida, tales como lupas, y servicios que pueden facilitar la vida diaria.

Preparación para la consulta

American Diabetes Association (Asociación Estadounidense de Diabetes) recomienda que toda persona mayor de 10 años que tenga diabetes tipo 1 se realice el primer examen ocular dentro de los cinco años del diagnóstico de diabetes.

Si tienes diabetes tipo 2, esta institución aconseja que te realices el primer examen ocular inmediatamente después del diagnóstico, porque ya podrías tener diabetes desde hace un tiempo sin saberlo.

Si no hay evidencia de una retinopatía en el examen inicial, ADA recomienda que las personas con diabetes se realicen exámenes oculares con la pupila dilatada completos al menos cada dos años. Si tienes cualquier nivel de retinopatía, deberás hacerte exámenes oculares todos los años. Pregúntale al oculista qué te recomienda.

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda que las mujeres con diabetes se realicen un examen ocular antes de quedar embarazadas o durante el primer trimestre de embarazo y sean controladas exhaustivamente durante toda la gestación y hasta un año después de dar a luz. El embarazo, a veces, puede causar retinopatía diabética o empeorarla.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta con el oculista.

Lo que puedes hacer

  • Escribe un breve resumen de tus antecedentes de diabetes, que incluya cuándo te la diagnosticaron, los medicamentos que tomas ahora y en el pasado, los niveles promedio de azúcar en sangre recientes y los últimos resultados de hemoglobina A1C, si los conoces.
  • Haz una lista de los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que estés tomando y las dosis.
  • Anota tus síntomas, en el caso de que los tuvieras. Incluso también cualquier síntoma que no parezca relacionado con problemas oculares posibles.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen, si es posible. La persona que te acompañe puede ayudarte a recordar la información que recibas. Además, debido a que tus pupilas estarán dilatadas, la persona que te acompañe puede conducir de regreso a casa.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico.

Para la retinopatía diabética, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿De qué forma la diabetes afecta la vista?
  • ¿Tengo que hacerme otras pruebas?
  • ¿Es temporal o prolongada esta enfermedad?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar luego del tratamiento?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • Si controlo mis niveles de azúcar en sangre, ¿desaparecerán los síntomas oculares?
  • ¿Qué niveles de azúcar en sangre tengo que mantener como objetivo para protegerme los ojos?
  • ¿Puede recomendarme algún servicio para personas con deterioro de la vista?

No dudes en realizar cualquier otra pregunta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, como las siguientes:

  • ¿Tienes síntomas oculares, como visión borrosa o moscas volantes?
  • ¿Hace cuánto tiempo que tienes los síntomas?
  • En general, ¿con qué grado de eficacia estás controlando tu diabetes?
  • ¿Cuál fue el resultado de tu último análisis de hemoglobina A1C?
  • ¿Tienes otros trastornos de salud, como presión arterial alta o colesterol alto?
  • ¿Te sometiste a una cirugía ocular?
Nov. 20, 2018
  1. Diabetic retinopathy. National Eye Institute. http://www.nei.nih.gov/health/diabetic/retinopathy.asp. Accessed Jan. 5, 2015.
  2. Solomon SD, et al. Diabetic retinopathy: A position statement by the American Diabetes Association. Diabetes Care. 2017;40:412.
  3. Fraser CE, et al. Diabetic retinopathy: Classification and clinical features. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 5, 2015.
  4. Diabetic retinopathy. American Optometrics Association. http://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/diabetic-retinopathy?sso=y. Accessed Jan. 5, 2015.
  5. Eye complications. American Diabetes Association. http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/eye-complications/. Accessed Jan. 5, 2015.
  6. Fraser CE, et al. Diabetic retinopathy: Prevention and treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 17, 2018.
  7. Leitgeb RA, et al. Doppler optical coherence tomography. Progress in Retinal and Eye Research. 2014;41:26.
  8. Diabetic retinopathy. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed March 17, 2018.
  9. 4 steps to manage diabetes for life. National Diabetes Education Program. http://ndep.nih.gov/publications/publicationdetail.aspx?pubid=4. Accessed Jan. 6, 2015.