Descripción general

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos, y ocurre en zonas tropicales y subtropicales del mundo. El dengue leve puede ocasionar fiebre alta y síntomas similares a la gripe. Una forma grave del dengue, también llamada "fiebre hemorrágica del dengue", puede ocasionar sangrado intenso, descenso repentino de la presión arterial (choque) y la muerte.

Millones de casos de infección por dengue ocurren anualmente en todo el mundo. El dengue es más frecuente en el sudeste asiático, las islas del Pacífico occidental, América Latina y África. Pero la enfermedad se ha propagado a nuevas zonas, incluidos los brotes locales en Europa y el sudeste de Estados Unidos.

Los investigadores están trabajando en vacunas contra el dengue. Por el momento, en las zonas en las que el dengue es común, las mejores formas de prevenir la infección son evitar las picaduras de mosquitos y tomar medidas para reducir la población de mosquitos.

Síntomas

Muchas personas no tienen ningún signo o síntoma de una infección de dengue.

Cuando se presentan los síntomas, pueden confundirse con otras enfermedades, como la gripe, y suelen comenzar entre 4 y 10 días después de la picadura de un mosquito infectado.

La fiebre del dengue causa una fiebre alta de 104 ºF (40 ºC) y cualquiera de los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares, óseos o articulares
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor detrás de los ojos
  • Glándulas inflamadas
  • Erupción

La mayoría de las personas se recupera en aproximadamente una semana. En algunos casos, los síntomas empeoran y pueden ser mortales. Esto se llama dengue grave, fiebre hemorrágica del dengue o síndrome de shock del dengue.

El dengue grave ocurre cuando los vasos sanguíneos se dañan y gotean. Y disminuye la cantidad de células formadoras de coágulos (plaquetas) en el torrente sanguíneo. Esto puede llevar a un shock, hemorragia interna, fallo de órganos e incluso la muerte.

Los signos de advertencia de la fiebre del dengue grave, que es una emergencia que pone en peligro la vida, pueden desarrollarse rápidamente. Los signos de advertencia suelen comenzar uno o dos días después de que la fiebre desaparece, y pueden incluir:

  • Dolor de estómago intenso
  • Vómitos constantes
  • Sangrado de las encías o la nariz
  • Sangre en la orina, las heces o los vómitos
  • Sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un hematoma
  • Dificultad para respirar o respiración rápida
  • Fatiga
  • Irritabilidad o inquietud

Cuándo consultar al médico

El dengue grave es una emergencia médica mortal. Busca atención médica de inmediato si estuviste recientemente una zona donde se sabe que hay dengue (zona endémica), tuviste fiebre y presentas alguna de las señales de advertencia. Entre las señales de advertencia se incluyen el dolor de estómago intenso, los vómitos, la dificultad para respirar o la presencia de sangre en la nariz, las encías, en el vómito o en las heces.

Si viajaste recientemente y tienes fiebre y síntomas leves de dengue, llama al médico.

Causas

La fiebre del dengue es causada por cualquiera de los cuatro virus del dengue. No se puede contraer la fiebre del dengue por estar cerca de una persona infectada. En cambio, la fiebre del dengue se transmite a través de las picaduras de mosquitos.

Los dos tipos de mosquitos que más a menudo propagan el virus del dengue son comunes dentro de las viviendas humanas y en sus alrededores. Cuando un mosquito pica a una persona infectada con un virus del dengue, el virus ingresa al mosquito. Luego, cuando el mosquito infectado pica a otra persona, el virus ingresa en el torrente sanguíneo de la persona y causa una infección.

Cuando te recuperes de la fiebre del dengue, tendrás inmunidad a largo plazo al tipo de virus que te infectó, pero no a los otros tres tipos de virus de la fiebre del dengue. Esto significa que puedes volver a infectarte en el futuro por uno de los otros tres tipos de virus. El riesgo de desarrollar fiebre del dengue grave aumenta si tienes fiebre del dengue por segunda, tercera o cuarta vez.

Factores de riesgo

Corres mayor riesgo de contraer el dengue o una forma más grave de la enfermedad si:

  • Vives en regiones tropicales o viajas a ellas. Estar en regiones tropicales y subtropicales aumenta el riesgo de exposición al virus que causa el dengue. Entre las zonas de mayor riesgo se encuentran el sudeste asiático, las islas del Pacífico occidental, América Latina y África.
  • Ya tuviste dengue. Una infección anterior por el virus del dengue aumenta el riesgo de padecer síntomas graves si vuelves a contraer la enfermedad.

Complicaciones

El dengue grave puede causar hemorragias internas y daños en los órganos. La presión arterial puede descender a niveles peligrosos y causar choque. En algunos casos, el dengue grave puede provocar la muerte.

Las mujeres que contraen dengue durante el embarazo pueden contagiar el virus al bebé durante el trabajo de parto. Además, los bebés de las mujeres que contraen dengue durante el embarazo tienen un mayor riesgo de parto prematuro, de bajo peso al nacer o de sufrimiento fetal.

Prevención

Vacuna

En las zonas del mundo donde el dengue es frecuente, se aprueba una vacuna contra el dengue (Dengvaxia) para las personas de entre 9 y 45 años que ya lo tuvieron al menos una vez. La vacuna se administra en tres dosis en el curso de 12 meses.

La vacuna está aprobada solo para las personas que tienen antecedentes documentados de dengue o que se hicieron un análisis de sangre que muestra una infección previa (seropositividad) por uno de los virus del dengue. En las personas que no tuvieron dengue en el pasado (seronegativas), el hecho de recibir la vacuna parece aumentar el riesgo de que padezcan dengue grave y de que se los hospitalice en el futuro.

La dengvaxia no está disponible para los viajeros ni para las personas que viven en el territorio continental de los Estados Unidos. No obstante, en el 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó la vacuna para las personas de 9 a 16 años que tuvieron dengue en el pasado y que viven en los territorios de EE. UU. de Samoa Estadounidense, Guam, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE. UU., donde el dengue es común.

Evita las picaduras de mosquitos

La Organización Mundial de la Salud insiste en que la vacuna no es una medida eficaz por sí sola para reducir el dengue en áreas en las que la enfermedad es común. La prevención de las picaduras y el control de la población de mosquitos siguen siendo los principales métodos para prevenir la propagación de esta enfermedad.

Si viajas a zonas donde el dengue es común o vives allí, los siguientes consejos te ayudarán a reducir el riesgo de picaduras de mosquitos:

  • Permanece en ambientes con aire acondicionado y bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue son más activos del amanecer al atardecer, pero también pican a la noche.
  • Usa ropa de protección. Cuando ingreses a una zona infestada de mosquitos, usa camisas de manga larga, pantalones largos, calcetines y zapatos.
  • Usa repelente para mosquitos. Puedes aplicar permetrina sobre la ropa, los zapatos, el equipo de campamento y los mosquiteros de cama. También puedes comprar ropa que ya contenga permetrina. Para la piel, usa un repelente que contenga al menos una concentración del 10 % de dietiltoluamida.
  • Reduce el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue normalmente viven dentro de los hogares y alrededor de estos y se reproducen en aguas estancadas que se pueden acumular en objetos como neumáticos de automóviles. Puedes ayudar a reducir las poblaciones de mosquitos si eliminas los hábitats donde ponen huevos. Al menos una vez a la semana, vacía y limpia los contenedores con agua estancada, como macetas, comederos de animales y floreros. Mantén cubiertos los contenedores de agua estancada entre una limpieza y la siguiente.

Nov. 18, 2020
  1. AskMayoExpert. Viral hemorrhagic fever. Mayo Clinic; 2019.
  2. Dengue. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/dengue/index.html. Accessed Oct. 26, 2020.
  3. Dengue and severe dengue. World Health Organization. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/dengue-and-severe-dengue. Accessed Oct. 26, 2020.
  4. Ferri FF. Dengue fever. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 26, 2020.
  5. Wilder-Smith A, et al. Dengue. The Lancet. 2019; doi:10.1016/S0140-6736(18)32560-1.
  6. Thomas SJ, et al. Dengue virus infection: Prevention and treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 30, 2020.