Descripción general

Los gemelos unidos son dos bebés que nacen conectados físicamente.

Los gemelos unidos se desarrollan cuando un embrión temprano se separa parcialmente para formar dos individuos. Si bien dos fetos se desarrollarán a partir de este embrión, permanecerán conectados físicamente, generalmente por el pecho, el abdomen o la pelvis. Los gemelos unidos también pueden compartir uno o más órganos internos.

Si bien muchos gemelos unidos no están vivos al nacer (mortinatos) o mueren poco después del nacimiento, los avances en cirugía y tecnología han mejorado las tasas de supervivencia. Algunos gemelos unidos que sobreviven pueden ser separados quirúrgicamente. El éxito de la cirugía depende del lugar donde están unidos los gemelos y de cuántos y qué órganos se comparten, así como de la experiencia y habilidad del equipo quirúrgico.

Síntomas

No hay signos o síntomas específicos que indiquen un embarazo de siameses. Al igual que con otros embarazos de gemelos, el útero puede crecer más rápido que con un solo feto, y puede haber más fatiga, náuseas y vómitos al principio del embarazo. Los siameses pueden ser diagnosticados al principio del embarazo por medio de una ecografía estándar.

Cómo se unen los gemelos

Los siameses suelen clasificarse según el lugar donde se unen, generalmente en sitios que coinciden y, a veces, en más de un sitio. A veces comparten órganos u otras partes de sus cuerpos. La anatomía específica de cada par de siameses es única.

Los siameses pueden estar unidos en cualquiera de estos sitios:

  • Tórax. Los gemelos toracópagos se unen cara a cara por el pecho. A menudo tienen un corazón compartido y también pueden compartir un hígado y la parte superior del intestino. Este es uno de los sitios más comunes de unión de los siameses.
  • Abdomen. Los gemelos onfalópagos se unen cerca del ombligo. Muchos gemelos onfalópagos comparten el hígado, y algunos comparten la parte inferior del intestino delgado (íleon) y el colon. Generalmente no comparten un corazón.
  • Base de la columna vertebral. Los gemelos pigópagos suelen unirse espalda con espalda, en la base de la columna vertebral y las nalgas. Algunos gemelos pigópagos comparten el tracto gastrointestinal inferior, y unos pocos comparten los órganos genitales y urinarios.
  • Longitud de la columna vertebral. Los gemelos raquípagos, también llamados raquiópagos, se unen espalda con espalda a lo largo de la columna vertebral. Este es un tipo muy raro.
  • Pelvis. Los gemelos isquiópagos se unen en la pelvis, ya sea de cara a cara o de extremo a extremo. Muchos gemelos isquiópagos comparten el tracto gastrointestinal inferior, así como el hígado y los órganos genitales y urinarios. Cada gemelo puede tener dos piernas o, menos comúnmente, comparten dos o tres piernas.
  • Tronco. Los gemelos parápagos se unen de lado a lado en la pelvis y en parte o todo el abdomen y el pecho, pero con cabezas separadas. Los gemelos pueden tener dos, tres o cuatro brazos, y dos o tres piernas.
  • Cabeza. Los gemelos craneópagos se unen en la parte posterior, superior o lateral de la cabeza, pero no en la cara. Los gemelos craneópagos comparten una parte del cráneo. Pero sus cerebros suelen estar separados, aunque pueden compartir algo de tejido cerebral.
  • Cabeza y pecho. Los gemelos cefalópagos se unen en la cara y la parte superior del cuerpo. Las caras están en lados opuestos de una sola cabeza compartida, y comparten un cerebro. Estos gemelos raramente sobreviven.

En casos raros, los gemelos pueden estar unidos con un gemelo más pequeño y menos formado que el otro (siameses unidos asimétricamente). En casos extremadamente raros, un gemelo puede encontrarse parcialmente desarrollado dentro del otro gemelo (feto en feto).

Causas

Los gemelos idénticos (gemelos monocigóticos) se originan a partir un único óvulo fecundado que se divide (escinde) y produce dos individuos. Entre 8 y 12 días después de la concepción, las capas embrionarias que se han de escindir para generar los gemelos monocigóticos comienzan a formar las estructuras y órganos específicos.

Se cree que cuando el embrión se escinde después de este plazo —habitualmente entre 13 y 15 días luego de la concepción—, la separación se interrumpe antes de que el proceso se complete y tendrá como resultado el desarrollo de gemelos siameses.

Una teoría alternativa sugiere que los dos embriones separados pueden fundirse de alguna manera en el desarrollo temprano.

Se desconoce qué podría hacer que se produzca una de las dos situaciones posibles.

Factores de riesgo

Los gemelos siameses son poco frecuentes y la causa no es clara, se desconoce por qué algunas parejas tienen más probabilidades de tenerlos.

Complicaciones

El embarazo de siameses es complejo y aumenta enormemente el riesgo de complicaciones graves. Los siameses requieren parto quirúrgico por cesárea debido a su anatomía.

Al igual que con los gemelos, es probable que los siameses nazcan prematuramente, y que uno o ambos nazcan muertos o mueran poco después del nacimiento. Los gemelos pueden tener problemas de salud graves que pueden ocurrir inmediatamente, como problemas respiratorios o cardíacos, y también más adelante, como escoliosis, parálisis cerebral o problemas de aprendizaje.

Las complicaciones potenciales dependen del lugar donde se unen los siameses, de los órganos u otras partes del cuerpo que comparten y de los conocimientos y la experiencia del equipo de atención de la salud. Cuando se esperan siameses, la familia y el equipo de atención de la salud deben analizar en detalle las posibles complicaciones y cómo prepararse para ellas.

July 31, 2019
  1. Mian A, et al. Conjoined twins: From conception to separation, a review. Clinical Anatomy. 2017;30:385.
  2. Arnold J, et al. Introduction: Unique challenges in the care of conjoined twins. Seminars in Perinatology. 2018;42:319.
  3. Sager EC, et al. Conjoined twins: Pre-birth management, changes to NRP, and transport. Seminars in Perinatology. 2018;42:321.
  4. Mehollin-Ray AR. Prenatal and postnatal radiologic evaluation of conjoined twins. Seminars in Perinatology. 2018;42:369.
  5. Thomas A, et al. An ethically-justifiable, practical approach to decision-making surrounding conjoined-twin separation. Seminars in Perinatology. 2018;42:381.
  6. Matthew RP, et al. Conjoined twins ― Role of imaging and recent advances. Journal of Ultrasonography. 2017;17:259.
  7. Frequently asked questions. Pregnancy FAQ188. Multiple pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/-/media/For-Patients/faq188.pdf?dmc=1&ts=20160311T1419075111. Accessed March 4, 2019.
  8. O'Brien P, et al. Prenatal diagnosis and obstetric management. Seminars in Pediatric Surgery. 2015;24:203.
  9. Klinkner DB (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 27, 2019.
  10. Anca FA, et al. Special forms in twin pregnancy ― Asymmetric conjoined twins. Journal of Medicine and Life. 2015;8:115.
  11. Yaacob R, et al. The entrapped twin: A case of fetus-in-fetu. BMJ Case Report. 2017;2017:bcr-2017-220801.