Diagnóstico

Tu médico u otro profesional de salud mental puede realizar una evaluación psicológica que puede consistir en responder preguntas sobre:

  • Salud física y mental, así como el bienestar emocional general
  • Pensamientos, conductas y compulsiones sexuales que son difíciles de controlar
  • Consumo de drogas recreativas y alcohol
  • Familia, relaciones y situación social
  • Problemas que tu conducta sexual ocasiona

Es posible que el profesional de salud mental también les pida a tu familia y a tus amigos que aporten información con tu permiso.

Determinación de un diagnóstico

Actualmente, en la comunidad psiquiátrica, se debate acerca de cómo se define exactamente la conducta sexual compulsiva porque no siempre resulta sencillo determinar cuándo una conducta sexual se vuelve problemática.

Muchos profesionales de la salud mental utilizan el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (American Psychiatric Association), como una guía para el diagnóstico de los trastornos de la salud mental. Debido a que la conducta sexual compulsiva no tiene su propia categoría diagnóstica en el DSM-5, el diagnóstico utilizado es el de una subcategoría de otro trastorno de la salud mental, como un trastorno del control de los impulsos o una adicción conductual.

Algunos profesionales de la salud mental consideran que las conductas sexuales compulsivas son actividades sexuales llevadas a un extremo con consecuencias importantes y negativas. Si bien se necesita más investigación para aclarar y clasificar todos los criterios, es probable que los mejores resultados se obtengan con el diagnóstico y el tratamiento por parte de un profesional de la salud mental con pericia en adicciones y en conductas sexuales compulsivas.

Tratamiento

El tratamiento de la conducta sexual compulsiva generalmente comprende psicoterapia, medicamentos y grupos de autoayuda. Un objetivo principal del tratamiento es ayudarte a controlar los impulsos y a reducir los excesos en la conducta mientras mantienes actividades sexuales saludables.

Si tienes una conducta sexual compulsiva, es posible que también necesites tratamiento para otro trastorno de la salud mental. Las personas con conductas sexuales compulsivas suelen tener problemas de alcoholismo o abuso de drogas u otros problemas de salud mental, como ansiedad o depresión, que requieren tratamiento.

Las personas con otras adicciones o problemas graves de salud mental o que representan una amenaza para los demás pueden beneficiarse al principio con un tratamiento hospitalario. Ya sea hospitalario o ambulatorio, el tratamiento puede ser intenso al comienzo. Y es posible que sientas que un tratamiento periódico y continuo a lo largo de los años es útil para prevenir recaídas.

Psicoterapia

La psicoterapia, también llamada «terapia del habla», puede ayudarte a aprender a controlar tu conducta sexual compulsiva. Los tipos de psicoterapia comprenden:

  • La terapia cognitiva conductual, que te ayuda a identificar comportamientos o creencias negativos y poco saludables, y a reemplazarlos por formas de afrontamiento más adaptativas. Aprendes estrategias para hacer que estas conductas sean menos privadas y para que no te resulte tan sencillo acceder a contenidos sexuales.
  • La terapia de aceptación y compromiso, que es una forma de terapia cognitiva conductual, se centra en la aceptación de los pensamientos y los impulsos, así como en el compromiso de adoptar estrategias para elegir acciones que se ajusten a los valores importantes.
  • La psicoterapia psicodinámica, que se centra en ayudarte a reconocer los pensamientos y los comportamientos inconscientes, a desarrollar nuevas perspectivas de tus motivaciones y a resolver conflictos.

Estas terapias se pueden realizar de manera individual, grupal, familiar o en pareja.

Medicamentos

Además de la psicoterapia, ciertos medicamentos pueden ser útiles porque actúan sobre las sustancias químicas del cerebro relacionadas con los pensamientos y comportamientos obsesivos, reducen las «recompensas» químicas que estos comportamientos proporcionan cuando actúas en respuesta a ellos o reducen los impulsos sexuales. Los medicamentos adecuados para ti dependen de tu situación y de otros trastornos de salud mental que puedas tener.

Los medicamentos que se usan para tratar la conducta sexual compulsiva se recetan principalmente para tratar otros trastornos. Por ejemplo:

  • Antidepresivos. Ciertos tipos de antidepresivos utilizados para tratar la depresión, la ansiedad y el trastorno obsesivo compulsivo pueden ser útiles para tratar la conducta sexual compulsiva.
  • Naltrexona. La naltrexona (Vivitrol) se suele utilizar para tratar el alcoholismo y la dependencia de los opioides, ya que bloquea la parte del cerebro que siente placer con determinadas conductas adictivas. Puede ser útil para tratar las adicciones conductuales, como la conducta sexual compulsiva y la ludopatía.
  • Estabilizadores del estado de ánimo. Estos medicamentos se utilizan generalmente para tratar el trastorno bipolar, pero pueden reducir los impulsos sexuales compulsivos.
  • Antiandrógenos. Estos medicamentos reducen los efectos biológicos de las hormonas sexuales (andrógenos) en los hombres. Debido a que reducen los impulsos sexuales, los antiandrógenos se suelen usar en hombres cuyas conductas sexuales compulsivas son peligrosas para los demás.

Grupos de autoayuda

Los grupos de autoayuda y de apoyo pueden ser útiles para las personas con conducta sexual compulsiva y para afrontar algunos de los problemas que provoca. Muchos grupos siguen el modelo del programa de 12 pasos de Alcohólicos Anónimos (AA).

Estos grupos te pueden ayudar a lo siguiente:

  • Aprender acerca del trastorno
  • Encontrar apoyo y comprensión de tu afección
  • Identificar opciones de tratamiento adicionales, así como conductas y recursos para afrontar el trastorno
  • Ayudar a prevenir las recaídas

Los encuentros de estos grupos pueden hacerse por Internet o en persona, o de ambas maneras. Si te interesa participar en un grupo de autoayuda, busca uno que tenga buena reputación y que te haga sentir cómodo. Dichos grupos no son para todos los gustos. Pídele a tu profesional de salud mental que te sugiera grupos o consulta con él sobre alternativas a los grupos de apoyo.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Puedes tomar medidas para cuidarte mientras recibes tratamiento profesional:

  • Cumple con tu plan de tratamiento. Asiste a las sesiones de terapia programadas y toma los medicamentos como te indicaron. Recuerda que es un trabajo duro y que a veces tendrás contratiempos ocasionales.
  • Infórmate. Infórmate sobre la conducta sexual compulsiva para que puedas comprender mejor las causas y tu tratamiento.
  • Descubre qué es lo que te impulsa. Identifica las situaciones, los pensamientos y los sentimientos que desencadenan compulsión sexual para que puedas tomar medidas para controlarlos.
  • Evita comportamientos riesgosos. Establece límites para evitar situaciones especiales de riesgo. Por ejemplo, aléjate de clubes de estriptis, bares u otras áreas en donde te pueda tentar encontrar una nueva pareja sexual o tener conductas sexuales de riesgo. También puedes alejarte de la computadora o instalar software que bloquee sitios web de pornografía. Hacer que estas conductas sean menos privadas y más difíciles de mantener puede ser útil para romper el ciclo adictivo.
  • Busca tratamiento para el abuso de sustancias y otros problemas de salud mental. Tus adicciones, la depresión, la ansiedad y el estrés pueden alimentarse entre sí, lo que provoca un ciclo de conductas no saludables.
  • Encuentra medios saludables. Si utilizas la conducta sexual como un modo para afrontar las emociones negativas, explora modos más saludables para hacerlo, como realizar ejercicio y actividades recreativas.
  • Practica técnicas de relajación y de control del estrés. Intenta con técnicas de reducción del estrés, como meditación, yoga o taichí.
  • Concéntrate en tu objetivo. Recuperarse de la conducta sexual compulsiva puede tardar un tiempo. Mantén la motivación teniendo presentes tus objetivos de recuperación y recordándote que puedes reparar las relaciones dañadas, las amistades y los problemas económicos.

Preparación para la consulta

Puedes buscar ayuda para la conducta sexual compulsiva de diversas maneras. Para comenzar, puedes hacer lo siguiente:

  • Hablar con el médico de cabecera. El médico puede realizar una exploración física exhaustiva para detectar problemas de salud que podrían estar relacionados con tu conducta sexual. Es posible que el médico te derive a un psiquiatra, un psicólogo u otro profesional de salud mental para que te realice una evaluación más detallada y recibas tratamiento. El médico también te puede proporcionar información acerca de grupos de apoyo, sitios web u otros recursos.
  • Pedir una consulta con un profesional de salud mental. Si no tienes la recomendación de un médico, consulta los centros médicos o los servicios de salud mental locales para encontrar un psiquiatra, un psicólogo u otro profesional de salud mental con experiencia en problemas de conducta sexual. También puedes realizar búsquedas en sitios web de confianza en Internet o en tu directorio telefónico. Los sitios web del gobierno y organismos locales, como el Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) o el Department of Veterans Affairs (Departamento de Asuntos de los Veteranos) pueden ayudarte a encontrar a un profesional de salud mental.
  • Buscar grupos de apoyo confiables locales o en Internet. Es posible que estos grupos te puedan derivar a un profesional de salud mental adecuado para que recibas un diagnóstico y tratamiento, y también te pueden proporcionar otras recomendaciones y apoyo en persona o por Internet. Algunos grupos son religiosos, otros no.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de tu consulta, prepara la siguiente información:

  • Notas acerca de tu conducta, como cuándo y con qué frecuencia ocurre, qué parece desencadenarla o empeorarla, o qué ha sido útil para resistir los impulsos
  • Problemas legales, en el empleo o en las relaciones ocasionados por tu conducta
  • Otros problemas de salud mental que tengas, estén o no diagnosticados, como depresión o ansiedad, que también puedan necesitar tratamiento
  • Una mirada sincera de tu consumo de sustancias; prepárate para hablarlo con el médico
  • Información personal importante, como episodios traumáticos recientes o del pasado, situaciones que te provoquen estrés en la actualidad y cambios de vida recientes
  • Todos los medicamentos, vitaminas, hierbas u otros suplementos que tomes, y sus dosis
  • Preguntas para hacerle a tu médico o profesional de salud mental a fin de ayudarte a aprovechar al máximo la consulta

Algunas preguntas pueden ser:

  • ¿Por qué hago estas cosas incluso cuando me hacen sentir mal?
  • ¿Cómo puedo controlar mejor mis impulsos sexuales intensos y persistentes?
  • ¿Qué tipo de tratamiento podría ayudar en mi caso?
  • ¿Podría ayudar que me una a un grupo o programa de apoyo de 12 pasos?

Qué esperar del médico

Prepárate para responder las preguntas que el médico pueda hacerte, por ejemplo:

  • ¿Cuándo notaste deseos o conducta sexual dañina por primera vez?
  • ¿Tu conducta ha provocado problemas legales, en tus relaciones o en tu empleo, o una gran angustia en tu vida diaria?
  • ¿Sientes que tu conducta se está volviendo más extrema o que está fuera de control?
  • ¿Existe algo que, al parecer, disminuya tus impulsos sexuales?
  • ¿Qué parece aumentar tus impulsos sexuales?
  • ¿Alguna vez provocaste o fuiste víctima de abuso sexual, emocional o físico?
  • ¿Tu conducta te lastimó a ti o a otros en el pasado? ¿Tienes miedo de que te lastime a ti o a otros en el futuro?
  • ¿Qué otros trastornos de salud mental tienes?
  • ¿Tomas alcohol o consumes drogas ilegales?
Oct. 05, 2017
  1. Substance-related and addictive disorders (Trastornos adictivos y relacionados con las sustancias). En: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://dsm.psychiatryonline.org. Último acceso: 17 de julio de 2017.
  2. Krueger RB. Diagnosis of hypersexual or compulsive sexual behavior can be made using ICD-10 and DSM-5 despite rejection of this diagnosis by the American Psychiatric Association (El diagnóstico de conducta sexual compulsiva o hipersexual se puede realizar con la Clasificación Internacional de Enfermedades, décima versión, y el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, quinta edición, a pesar de que la American Psychiatric Association [Asociación Estadounidense de Psiquiatría] se opone a este diagnóstico). Adicción. 2016;111:2110.
  3. Derbyshire KL, et al. Compulsive sexual behavior: A review of the literature (Conducta sexual compulsiva: revisión de la bibliografía). Journal of Behavioral Addictions (Revista de Adicciones Conductuales). 2015;4:37.
  4. Walton MT, et al. Hypersexuality: A critical review and introduction to the "sexhavior cycle" (Hipersexualidad: revisión crítica e introducción al ciclo de la conducta sexual). Archives of Sexual Behavior (Archivos de la Conducta Sexual). En prensa. Último acceso: 17 de julio de 2017.
  5. Montgomery-Graham S. Conceptualization and assessment of hypersexual disorder: A systematic review of the literature (Conceptualización y evaluación del trastorno hipersexual: revisión sistemática de la bibliografía). Sexual Medicine Reviews (Revisiones de la Medicina Sexual). 2017;5:146.
  6. Krause SW, et al. Neurobiology of compulsive sexual behavior: Emerging science (Neurobiología de la conducta sexual compulsiva: una ciencia emergente). Neuropsychopharmacology Reviews (Revisiones de la Neuropsicofarmacología). 2016;41:385.
  7. von Franque F, et al. Which techniques are used in psychotherapeutic interventions for nonparaphillic hypersexual behavior? (¿Qué técnicas se utilizan en las intervenciones psicoterápicas para el comportamiento hipersexual no parafílico?). Sexual Medicine Reviews (Revisiones de la Medicina Sexual). 2015;3:3.
  8. Turner D, et al. Assessment methods and management of hypersexual and paraphilic disorders. Current Opinion on Psychiatry (Métodos de evaluación y tratamiento de los trastornos hipersexuales y parafílicos. Opinión actual en psiquiatría). 2014;27:413.
  9. Rosenberg KP, et al. Evaluation and treatment of sex addiction (Evaluación y tratamiento de la adicción sexual). Journal of Sex and Marital Therapy (Revista de Terapia Matrimonial y Sexual). 2014;40:77.
  10. Hook JN, et al. Methodological review of treatments for nonparaphilic hypersexual behavior (Revisión metodológica de los tratamientos para la conducta hipersexual no parafílica). Journal of Sex and Marital Therapy (Revista de Terapia Matrimonial y Sexual). 2014;40:294.
  11. Dawson GN, et al. Evaluating and treating sexual addiction (Evaluación y tratamiento de la adicción sexual). American Family Physician (Revista de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia). 2012;86:75.
  12. Crosby JM, et al. Acceptance and commitment therapy for problematic internet pornography use: A randomized trial (Terapia de aceptación y compromiso para el uso problemático de pornografía en internet: un ensayo aleatorizado). Behavior Therapy (Terapia conductual). 2016;47:355.
  13. Cantor JM, et al. A treatment-oriented typology of self-identified hypersexuality referrals (Tipología orientada al tratamiento de derivaciones hipersexuales autodefinidas). Archives of Sexual Behavior (Archivos de la Conducta Sexual). 2013;42:883.
  14. Sawchuk CN (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 22 de agosto de 2017.

See also