Remedios para el resfriado: cuáles funcionan, cuáles no y cuáles son inofensivos

No existe una cura para el resfriado común. ¿Pero qué hay de los remedios para el resfriado que prometen hacerte sentir mejor más rápido? Descubre qué remedios son eficaces y cuáles no.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los remedios para el resfriado son casi tan comunes como el resfriado común, ¿pero son eficaces? No existe una cura para el resfriado, pero hay algunos remedios que podrían ayudar a aliviar los síntomas y evitar que te sientas tan mal. A continuación, te presentamos algunos remedios para el resfriado común y lo que se sabe sobre ellos.

Remedios para el resfriado que dan resultado

Si te resfrías, es de esperar que estés enfermo por una o dos semanas. Pero eso no significa que debes sentirte mal. Además de descansar bien, estos remedios pueden ayudar a que te sientas mejor:

  • Mantente hidratado. El agua, el jugo, un caldo transparente o la limonada tibia con miel ayudan a aliviar la congestión y previenen la deshidratación. Evita el alcohol, el café y las gaseosas con cafeína, ya que pueden empeorar la deshidratación.
  • Reposo. El cuerpo necesita recuperarse.
  • Aliviar el dolor de garganta. Las gárgaras con agua salada (de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso de 8 onzas [235 ml] de agua tibia) pueden aliviar temporalmente la irritación o el dolor de garganta. Es probable que los niños menores de 6 años no puedan hacer gárgaras correctamente.

    También puedes probar con trozos de hielo, aerosoles para el dolor de garganta, pastillas para chupar o caramelos duros. No les des pastillas para chupar ni caramelos duros a niños menores de 3 o 4 años, ya que se pueden ahogar con ellos.

  • Combatir la congestión. Los aerosoles y las gotas nasales de solución salina de venta libre pueden ayudar a aliviar la congestión. En el caso de los bebés, los expertos recomiendan que se coloquen varias gotas de solución salina en un orificio nasal y que luego se succione ese orificio con una pera de succión. Para hacer esto, aprieta la pera, coloca con cuidado la punta de esta aproximadamente 1/4 a 1/2 pulgada (alrededor de 6 a 12 milímetros) en el interior del orificio nasal y suelta lentamente la pera. En niños más grandes, se pueden usar aerosoles nasales de solución salina.
  • Alivia el dolor. En el caso de niños de 6 meses o menos, adminístrales solo paracetamol (acetaminofeno). En el caso de niños mayores de 6 meses, adminístrales paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno. Pregúntale al médico de tu hijo cuál es la dosis adecuada para la edad y el peso de tu hijo. Los adultos pueden tomar paracetamol/acetaminofeno (Tylenol y otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) o aspirina.

    Ten cuidado cuando les des aspirinas a los niños o a los adolescentes. Si bien la aspirina está aprobada para su uso en niños mayores de 3 años de edad, los niños y adolescentes que se recuperan de la varicela o de síntomas parecidos a la influenza nunca deben tomar aspirina. Esto es porque la aspirina ha sido asociada al síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente, que puede poner en riesgo la vida de esos niños.

  • Ingiere líquidos calientes de a sorbos. Un remedio para el resfriado que se usa en muchas culturas, que consiste en beber líquidos calientes, como sopa de pollo, té o jugo de manzana caliente, puede calmarte y aliviar la congestión aumentando el flujo de mucosidad.
  • Humedece el aire. Un vaporizador o un humidificador de vapor frío puede humedecer el aire de tu casa, lo que podría ayudar a aliviar la congestión. Cambia el agua a diario y limpia la unidad siguiendo las instrucciones del fabricante. No uses vapor, ya que no se ha demostrado que dé resultado y, además, puede causar quemaduras.
  • Prueba con medicamentos de venta libre contra el resfriado y la tos. En el caso de los adultos y los niños mayores de 5 años, los descongestionantes, los antihistamínicos y los analgésicos de venta libre pueden aliviar un poco los síntomas. Sin embargo, no previenen el resfriado ni acortan su duración, y la mayoría tiene algunos efectos secundarios.

    Los expertos coinciden en que no deben darse a los niños más pequeños. El uso excesivo y el mal uso de estos medicamentos pueden causar daños graves.

    Tomas los medicamentos solo según se te indique. Algunos remedios para el resfriado contienen varios componentes, como un descongestionante más un analgésico; por lo tanto, lee las etiquetas de los medicamentos contra el resfriado que tomas para asegurarte de que no estás tomando demasiada cantidad de un medicamento en particular.

Remedios para el resfriado que no dan resultado

La lista de remedios ineficaces para el resfriado es larga. Algunos de los más frecuentes que no dan resultado son:

  • Antibióticos. Atacan a las bacterias, pero no ayudan a eliminar los virus del resfriado. Evita pedir al médico antibióticos para un resfriado o usar los que ya tengas a mano. No te recuperarás más rápido, y el uso inadecuado de antibióticos contribuye al grave problema de que las bacterias sean cada vez más resistentes a estos.
  • Medicamentos de venta libre contra el resfriado y la tos para niños pequeños. Los medicamentos de venta libre contra el resfriado y la tos pueden causar efectos secundarios graves e incluso mortales en los niños. La Administración de Alimentos y Medicamentos advierte sobre su uso en niños menores de 6 años.

Remedios para el resfriado con evidencia contradictoria

A pesar de los estudios continuos, la comunidad científica aún tiene dudas sobre los remedios populares para el resfriado, como la vitamina C y la equinácea. A continuación, se presenta una actualización de algunos remedios alternativos comunes:

  • Vitamina C. Aparentemente, en la mayoría de los casos, tomar vitamina C no ayudará a la persona promedio a prevenir resfriados. Sin embargo, tomar vitamina C antes de la aparición de los síntomas del resfriado puede disminuir la duración de estos. La vitamina C puede brindar beneficios a algunas personas con alto riesgo de contraer resfriados debido a la exposición frecuente, por ejemplo, niños que asisten a un centro de cuidado infantil durante el invierno.
  • Equinácea. Los resultados de los estudios que analizan si la equinácea previene o acorta los resfriados son variados. Algunos estudios no muestran beneficios. Otros indican una leve reducción en la gravedad y la duración de los síntomas del resfriado cuando se toma en los primeros estadios. Es posible que el uso de diferentes tipos de equinácea en distintos estudios haya contribuido a la variedad de resultados.

    La equinácea parece ser más eficaz si la tomas cuando observas los síntomas del resfriado y continúas tomándola durante 7 a 10 días. Aparentemente, es segura para adultos saludables, pero puede interactuar con muchos medicamentos. Consulta con el médico antes de tomar equinácea u otro suplemento.

  • Zinc. Desde que en un estudio en 1984 se demostró que los suplementos de zinc hacían que las personas no se enfermaran, ha habido un gran debate acerca de tomar zinc para el catarro. Desde entonces, en las investigaciones han aparecido resultados variados respecto al zinc y los catarros.

    Algunos estudios demuestran que las pastillas para chupar o el jarabe de zinc reducen la duración de un resfriado un día, en especial, si se toman en las primeras 24 horas de la aparición de los signos y síntomas de un resfriado.

    En algunos estudios, también se demostró que tomar zinc regularmente podría disminuir la cantidad de resfriados por año, la cantidad de días escolares perdidos y la cantidad de antibióticos necesarios en niños sanos.

    El zinc también tiene efectos secundarios potencialmente nocivos. Habla con el médico antes de considerar el uso del zinc para prevenir o reducir la duración de los resfriados.

Cuídate

Aunque sean leves, los resfriados pueden hacer que te sientas mal. Si bien es tentador tomar el último remedio, lo mejor que puedes hacer es cuidarte. Descansa, bebe líquidos y mantén la humedad del aire que te rodea. Recuerda lavarte las manos con frecuencia.

June 13, 2018 See more In-depth