Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el médico reconoce el pie equino varo poco tiempo después del nacimiento, simplemente observando la forma y el posicionamiento del pie del recién nacido. En algunas ocasiones, es posible que el médico pida una radiografía para saber con exactitud cuán grave es el pie equino varo, pero generalmente la radiografía no es necesaria.

Es posible observar con claridad la mayoría de los casos de pie equino varo antes del nacimiento durante una ecografía de rutina en la semana 20 del embarazo. A pesar de que no se pueden tomar medidas para solucionar el problema antes del nacimiento, tener conocimiento de la enfermedad puede darte tiempo para obtener más información sobre el pie equino varo y consultar a los expertos de salud adecuados, como un cirujano ortopédico pediátrico y un asesor en genética.

Tratamiento

Debido a que los huesos, las articulaciones y los tendones de tu bebé recién nacido son muy flexibles, el tratamiento para el pie equino varo generalmente comienza una o dos semanas después del nacimiento. El objetivo del tratamiento es mejorar la apariencia del pie del niño y su funcionamiento antes de que el niño aprenda a caminar, con la esperanza de prevenir discapacidades a largo plazo.

Algunas opciones de tratamiento son:

  • Estiramientos y un yeso (método Ponseti)
  • Cirugía

Estiramientos y yeso (método Ponseti)

Este es el tratamiento más frecuente para el pie equino varo. Tu médico hará lo siguiente:

  • Moverá el pie del bebé a una posición correcta y luego lo colocará en un yeso para mantenerlo en su lugar
  • Reposicionará y volverá a colocar un yeso en el pie de tu bebé una vez a la semana durante varios meses
  • Realizará un procedimiento quirúrgico menor para alargar el tendón de Aquiles (tenotomía percutánea del tendón de Aquiles) hacia el final de este proceso

Después de haber realineado la forma del pie del bebé, tendrás que mantenerla mediante uno o más de los siguientes métodos:

  • Hacer ejercicios de elongación con el bebé
  • Colocarle zapatos especiales y dispositivos de inmovilización
  • Asegurarte de que tu hijo use los zapatos y los dispositivos de inmovilización todo el tiempo que sea necesario, por lo general todo el tiempo durante tres meses y luego por la noche y al momento de la siesta hasta por tres años

Para que este método sea exitoso, tendrás que aplicar los dispositivos de inmovilización siguiendo las indicaciones del médico para que el pie no regrese a la posición original. El principal motivo por el que a veces este procedimiento no funciona es que los dispositivos de inmovilización no se usan según las indicaciones.

Cirugía

Si el pie zambo de tu bebé es grave o no responde a los tratamientos no quirúrgicos, puede requerirse cirugía más invasiva. Un traumatólogo puede alargar o reposicionar tendones y ligamentos para ayudar a colocar el pie en una mejor posición. Después de la cirugía, tu hijo tendrá un yeso por hasta dos meses, y luego tendrá que usar un dispositivo de inmovilización aproximadamente por un año, para evitar que regrese el pie equino varo.

Incluso con tratamiento, el pie equino varo puede no ser totalmente corregible. Pero en la mayoría de los casos, los bebés tratados a edad temprana pueden usar zapatos comunes cuando crecen y tener vidas plenas y activas.

Preparación para la consulta

Si tu bebé nace con pie equino varo, probablemente se lo diagnosticará poco tiempo después del nacimiento. En algunos casos, el médico de tu bebé puede remitirlo a un ortopedista pediátrico.

Si tienes tiempo antes de la consulta con el médico de tu hijo, haz una lista de las preguntas que desees hacerle. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • ¿Tratas con frecuencia a bebés recién nacidos con pie equino?
  • ¿A mi hijo deberían remitirlo a un especialista?
  • ¿Qué tipos de tratamiento correctivo hay disponibles?
  • ¿Mi hijo necesitará cirugía?
  • ¿Qué clase de atención de seguimiento necesitará mi hijo?
  • ¿Debería pedir una segunda opinión antes de comenzar el tratamiento de mi hijo? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • Luego del tratamiento, ¿mi hijo podrá caminar con normalidad?
  • ¿Hay materiales impresos que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomienda?

Además, dile a tu médico:

  • Si tienes familiares (incluso en la familia extendida) que hayan tenido pie equino varo
  • Si tuviste algún problema o alguna enfermedad durante el embarazo

Preparar y anticipar las preguntas te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo con el médico.

Sept. 13, 2019
  1. Clubfoot. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/clubfoot/. Accessed Feb. 18, 2019.
  2. VanPraag VM, et al. Casting is effective for recurrence following Ponseti treatment of clubfoot. Journal of Bone and Joint Surgery. American Volume. 2018;100:1001.
  3. Ganesan B, et al. Ponseti method in the management of clubfoot under 2 years of age: A systematic review. PLOS One. 2019;12:e0178299. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0178299. Accessed Feb. 18, 2019.
  4. AskMayoExpert. Congenital clubfoot (child). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  5. Clubfoot. American Orthopaedic Foot & Ankle Society. http://legacy.aofas.org/footcaremd/conditions/ailments-of-the-smaller-toes/Pages/Clubfoot.aspx. Accessed Feb. 18, 2019.
  6. Pavone V, et al. The etiology of idiopathic congenital talipes equinovarus: A systematic review. Journal of Orthopaedic Surgery and Research. 2018;13:206.
  7. Chand S, et al. Relapse following use of Ponseti method in idiopathic clubfoot. Journal of Children's Orthopaedics. 2018;12:566.
  8. Giesberts RB, et al. Influence of cast change interval in the Ponseti method: A systematic review. PLOS One. 2018;13:e0199540. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0199540. Accessed Feb. 18, 2019.
  9. Chen C, et al. Clubfoot etiology: A meta-analysis and systematic review of observational and randomized trials. Journal of Pediatric Orthopaedics. 2018;38:e462.
  10. Commit to healthy choices to help prevent birth defects. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/ncbddd/birthdefects/prevention.html. Accessed Feb. 21, 2019.
  11. Milbrandt TA (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. June 5, 2019.