Diagnóstico

El diagnóstico de la esquizofrenia infantil implica descartar otros trastornos de salud mental y determinar que los síntomas no se deben al abuso de sustancias, medicamentos u otra enfermedad. El proceso de diagnóstico puede incluir lo siguiente:

  • Examen físico. Puede ayudar a descartar otros problemas que pueden estar provocando los síntomas y a determinar si existen otras complicaciones relacionadas.
  • Pruebas y exámenes de detección. Entre ellos pueden incluirse pruebas que ayuden a descartar enfermedades con síntomas similares y exámenes para detección de alcohol y drogas. El médico también puede solicitar estudios de diagnóstico por imágenes, como una exploración de imágenes por resonancia magnética (IRM) o por tomografía computarizada (TC).
  • Evaluación psicológica. Esto implica observar el aspecto y la conducta, preguntar sobre los pensamientos, los sentimientos y los patrones de comportamiento, entre ellos pensamientos sobre lastimarse o lastimar a otros; evaluar la capacidad para pensar y comportarse según el nivel de edad correspondiente, y evaluar el ánimo, la ansiedad y posibles síntomas psicóticos. Esto también incluye un análisis de la familia y los antecedentes personales.
  • Criterios de diagnóstico para la esquizofrenia. Tu médico o profesional de la salud mental puede utilizar los criterios de Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, DSM-5), publicado por American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría). Los criterios de diagnóstico para la esquizofrenia infantil son generalmente los mismos que para la esquizofrenia en adultos.

Proceso desafiante

El camino para diagnosticar la esquizofrenia infantil a veces puede ser largo y desafiante. En parte, esto se debe a que otras enfermedades, como la depresión o el trastorno bipolar, pueden presentar síntomas similares.

Un psiquiatra pediátrico podría desear monitorear el comportamiento, las percepciones y los patrones de pensamiento de tu hijo o hija durante seis meses o más. A medida que los patrones de pensamiento y comportamiento, y los signos y síntomas, se aclaran con el tiempo, se puede realizar un diagnóstico de esquizofrenia.

En algunos casos, un psiquiatra puede recomendar comenzar con los medicamentos antes de que se realice un diagnóstico oficial. Esto es especialmente importante para tratar los síntomas que indiquen comportamiento agresivo o posibilidad de que el niño se lastime a sí mismo. Algunos medicamentos pueden ayudar a restringir estos tipos de comportamiento y a recuperar el sentido de la normalidad.

Tratamiento

La esquizofrenia infantil requiere tratamiento de por vida, incluso en períodos en los que los síntomas parecen haber desaparecido. El tratamiento es un desafío excepcional para los niños con esquizofrenia.

Equipo de tratamiento

Por lo general, un psiquiatra pediátrico experimentado en el tratamiento de la esquizofrenia guía el tratamiento para la esquizofrenia infantil. El enfoque de equipo puede estar disponible en las clínicas con experiencia en el tratamiento de esquizofrenia. El equipo puede incluir, por ejemplo, las siguientes personas:

  • psiquiatra, psicólogo u otro terapeuta;
  • enfermera psiquiátrica;
  • trabajador social;
  • familiares;
  • farmacéutico;
  • coordinador de casos para coordinar los cuidados.

Opciones de tratamiento principales

Los tratamientos principales para la esquizofrenia infantil son los siguientes:

  • medicamentos;
  • psicoterapia;
  • capacitación para desarrollar habilidades importantes para la vida;
  • hospitalización.

Medicamentos

La mayoría de los antipsicóticos que se administran a los niños o niñas son los mismos que se administran a los adultos que padecen esquizofrenia. Los antipsicóticos suelen ser eficaces para controlar síntomas como delirios, alucinaciones, pérdida de motivación y falta de emoción.

En general, el objetivo del tratamiento con antipsicóticos es controlar de manera efectiva los síntomas con la menor dosis posible. Con el tiempo, el médico de tu hijo o hija podría intentar combinaciones, medicamentos diferentes o dosis diferentes. Según los síntomas, es posible que otros medicamentos también sean útiles, como los antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad. Es posible que la mejoría en los síntomas se note recién después de varias semanas de haber iniciado el tratamiento con medicamentos.

Antipsicóticos de segunda generación

Por lo general, se prefieren los medicamentos de segunda generación más nuevos porque tienen menos efectos secundarios que los antipsicóticos de primera generación. Sin embargo, pueden provocar aumento de peso, alto nivel de azúcar en sangre, colesterol alto y enfermedades cardíacas.

Entre los ejemplos de antipsicóticos de segunda generación aprobados por Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos para tratar la esquizofrenia en adolescentes a partir de los 13 años, se encuentran los siguientes:

  • aripiprazol (Abilify);
  • olanzapina (Zyprexa);
  • quetiapina (Seroquel);
  • risperidonea(Risperdal).

Paliperidona (Invega) está aprobada por FDA para jóvenes a partir de los 12 años.

Antipsicóticos de primera generación

Los medicamentos de primera generación generalmente son tan efectivos como los antipsicóticos de segunda generación en lo que respecta al control de los delirios y las alucinaciones. Además de tener efectos secundarios similares a los de los antipsicóticos de segunda generación, los antipsicóticos de primera generación también pueden tener efectos secundarios neurológicos frecuentes y potencialmente importantes. Entre estos puede incluirse la posibilidad de desarrollar un trastorno de movimiento (discinesia tardía) que puede o no ser reversible.

Debido al alto riesgo de los efectos secundarios graves con los antipsicóticos de primera generación, no suelen recomendarse para niños sino hasta haber probado otras opciones y que estas no hayan tenido éxito.

Entre los ejemplos de antipsicóticos de primera generación aprobados por FDA para tratar la esquizofrenia en niños y adolescentes, se encuentran los siguientes:

  • clorpromazina para niños a partir de los 13 años;
  • haloperidol para niños a partir de los 3 años;
  • perfenazina para niños a partir de los 12 años.

Los antipsicóticos de primera generación suelen ser más baratos que los antipsicóticos de segunda generación, especialmente las versiones genéricas. Esto puede ser una consideración importante cuando se requiere de un tratamiento a largo plazo.

Efectos secundarios y riesgos de los medicamentos

Todos los antipsicóticos implican efectos secundarios y posibles riesgos de salud; algunos presentan un riesgo para la vida. Los efectos secundarios en niños y adolescentes pueden no ser los mismos que aquellos en los adultos, y a veces pueden ser más graves. Los niños, especialmente los más pequeños, pueden no contar con la capacidad para entender y comunicar los problemas relacionados con los medicamentos.

Habla con el médico de tu hijo o hija sobre los posibles efectos secundarios y cómo controlarlos. Mantente alerta sobre los problemas de tu hijo e informa los efectos secundarios al médico lo más rápido posible. El médico puede modificar la dosis o cambiar los medicamentos y reducir los efectos secundarios.

Además, los medicamentos antipsicóticos pueden tener interacciones peligrosas con otras sustancias. Infórmale al médico de tu hijo o hija sobre todos los medicamentos y productos de venta libre que consuma tu hijo o hija, incluyendo las vitaminas, los minerales y los suplementos a base de hierbas.

Psicoterapia

Además de los medicamentos, la psicoterapia, a veces denominada terapia de habla, puede ayudar a controlar los síntomas y a que tú y tu hijo o hija enfrenten el trastorno. La psicoterapia puede incluir lo siguiente:

  • Terapia individual. La psicoterapia, por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual, con un profesional de la salud mental capacitado puede ayudar a que tu hijo o hija aprenda formas de manejar el estrés y los desafíos de la vida diaria que conlleva la esquizofrenia. La terapia puede ayudar a reducir los síntomas y puede ayudar a que tu hijo o hija haga amigos y tenga un buen desempeño escolar. Aprender sobre la esquizofrenia puede ayudar a tu hijo o hija a que entienda la enfermedad, enfrente los síntomas y siga un plan de tratamiento.
  • Terapia familiar. Tu hijo y tu familia pueden beneficiarse de la terapia que brinda apoyo y educación para las familias. Los familiares involucrados y afectuosos que entienden sobre la esquizofrenia infantil pueden ser de gran ayuda para los niños que viven con esta enfermedad. La terapia familiar también puede ayudar a tu familia y a ti a mejorar la comunicación, resolver conflictos y enfrentar el estrés relacionado con la enfermedad de tu hijo.

Capacitación para desarrollar habilidades importantes para la vida

Los planes de tratamiento que incluyen el desarrollo de habilidades importantes para la vida pueden ayudar a tu hijo o hija a comportarse según su nivel de edad correspondiente, cuando sea posible. La capacitación para el desarrollo de dichas habilidades puede incluir lo siguiente:

  • Capacitación para desarrollar las habilidades sociales y académicas. La capacitación para desarrollar las habilidades sociales y académicas es una parte importante del tratamiento de la esquizofrenia infantil. Los niños con esquizofrenia generalmente tienen problemas en las relaciones y en la escuela. Pueden tener dificultades para llevar a cabo tareas diarias normales, como bañarse o vestirse.
  • Rehabilitación vocacional y apoyo para conseguir trabajo. Esto se enfoca en ayudar a que las personas con esquizofrenia se preparen para tener un trabajo, lo encuentren y lo conserven.

Hospitalización

En los períodos de crisis o de síntomas graves, es posible que sea necesaria una hospitalización. Esto puede ayudar a garantizar la seguridad de tu hijo y asegurarse que su alimentación, descanso e higiene sean adecuados. A veces, las instalaciones del hospital son la mejor manera y la más segura de controlar los síntomas de inmediato.

La hospitalización parcial y el cuidado residencial pueden ser una opción; sin embargo, los síntomas graves suelen estabilizarse en el hospital antes de pasar a dichos niveles de cuidado.

Estilo de vida y remedios caseros

A pesar de que la esquizofrenia infantil requiere tratamiento profesional, es importante que participes de manera activa en el cuidado de tu hijo o hija. A continuación te presentamos maneras de aprovechar al máximo tu plan de tratamiento.

  • Sigue las indicaciones de los medicamentos. Intenta asegurarte de que tu hijo o hija tome los medicamentos según se indicó, incluso si se siente bien y no presenta síntomas en el momento. Si se interrumpe la administración de los medicamentos o estos se toman de manera irregular, es posible que los síntomas vuelvan a presentarse y a tu médico le será difícil saber cuál es la mejor dosis y la más segura.
  • Consulta antes de administrar otros medicamentos. Comunícate con el médico que está tratando la esquizofrenia de tu hijo o hija antes de que tome medicamentos recetados por otro médico o antes de que tome cualquier medicamento de venta libre, vitamina, mineral, hierba u otro suplemento. Estos pueden interactuar con los medicamentos para la esquizofrenia.
  • Presta atención a los signos de advertencia. Tú y tu hijo o hija pueden haber identificado cosas que provoquen los síntomas, las recaídas o que eviten que tu hijo o hija lleve a cabo sus actividades diarias. Haz un plan para saber qué hacer cuando los síntomas reaparezcan. Comunícate con el médico o terapeuta de tu hijo o hija si notas algún cambio en los síntomas, para evitar que la situación empeore.
  • Haz que la actividad física y la alimentación saludable sean una prioridad. Algunos medicamentos para la esquizofrenia se asocian con un alto riesgo de aumento de peso y colesterol en niños. Trabaja con el médico de tu hijo o hija en la elaboración un plan nutricional y de actividad física para tu hijo o hija, que ayudarán a controlar su peso y beneficiar su salud cardíaca.
  • Evita el consumo de alcohol, drogas y tabaco. El alcohol, las drogas y el tabaco pueden empeorar los síntomas de la esquizofrenia o interferir con los medicamentos antipsicóticos. Habla con tu hijo o hija sobre evitar las drogas y el alcohol, y sobre no fumar. Si es necesario, obtén un tratamiento adecuado para el consumo de sustancias.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Hacer frente la esquizofrenia infantil puede ser desafiante. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios indeseados, y tú, tu hijo o hija y toda tu familia pueden sentirse furiosos o resentidos con el hecho de tener que vivir con una enfermedad que implica un tratamiento permanente. Para ayudar a enfrentar la esquizofrenia infantil, puedes hacer lo siguiente:

  • Aprender sobre la enfermedad. Educarte con respecto a la esquizofrenia te puede fortalecer a ti y a tu hijo o hija, y motivarlo o motivarla a seguir con el plan de tratamiento. La educación puede ayudar a que los amigos y familiares entiendan la enfermedad y sean más compasivos con tu hijo o hija.
  • Unirse a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo para personas con esquizofrenia pueden ayudarte a contactarte con otras familias que están enfrentando desafíos similares. Puedes buscar grupos por separado para ti y para tu hijo o hija, y de esta forma cada uno podrá expresarse de manera segura.
  • Buscar ayuda profesional. Si como padre o tutor te sientes abrumado y agotado por la enfermedad de tu hijo o hija, considera buscar la ayuda de un profesional de la salud mental.
  • Permanecer enfocado en los objetivos. Vivir con esquizofrenia infantil es un proceso constante. Permanezcan motivados como familia al mantener los objetivos del tratamiento en mente.
  • Encontrar distracciones saludables. Explora maneras saludables en las que tu familia entera pueda canalizar la energía y la frustración, como pasatiempos, ejercicios y actividades recreativas.
  • Tomarse su tiempo como individuos. Aunque tratar la esquizofrenia infantil es un asunto familiar, niños y padres necesitan su propio tiempo para enfrentarla y despejarse. Crea oportunidades para tener un tiempo saludable a solas.
  • Comenzar una planificación futura. Pregunta sobre la asistencia de servicios sociales. La mayoría de los individuos con esquizofrenia necesitan alguna forma de apoyo para la vida diaria. Muchas comunidades cuentan con programas para ayudar a las personas con esquizofrenia en cuestiones relacionadas con el trabajo, viviendas accesibles, transporte, grupos de autoayuda, otras actividades diarias y situaciones de crisis. Un coordinador de casos o alguien del equipo de tratamiento de tu hijo o hija puede ayudar a encontrar recursos.

Cómo prepararte para la consulta

Probablemente tu primer paso sea llevar a tu hijo o hija a una consulta con su pediatra o médico de cabecera. En algunos casos, te pueden derivar de inmediato con un especialista, como un psiquiatra pediátrico u otro profesional de la salud mental que sea un experto en esquizofrenia.

En casos excepcionales, cuando exista un riesgo de seguridad, tu hijo o hija puede necesitar una evaluación de emergencia en la sala de emergencias y quizás en un hospital especializado en psiquiatría infantil y adolescente.

Lo que puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • cualquier síntoma que hayas notado, incluyendo cuándo aparecieron estos síntomas y cómo cambiaron con el tiempo (proporciona ejemplos específicos);
  • información personal clave, incluyendo episodios de estrés importantes o cambios recientes que puedan estar afectando la vida de tu hijo o hija;
  • cualquier otra enfermedad, incluyendo problemas de la salud mental, que tu hijo o hija tenga;
  • todos los medicamentos, vitaminas, hierbas u otros suplementos que tu hijo o hija tome, incluyendo las dosis.

Preguntas que puedes hacer

Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico, como las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa probable de los síntomas o la enfermedad de mi hijo o hija?
  • ¿Qué otras causas posibles hay?
  • ¿Qué clases de estudios debe hacerse mi hijo o hija?
  • ¿La enfermedad de mi hijo o hija probablemente sea temporal o duradera?
  • ¿Cómo se verá afectada la vida de mi hijo o hija por el diagnóstico de esquizofrenia infantil?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi hijo o hija?
  • ¿Qué especialistas necesita consultar mi hijo o hija?
  • ¿Quién más estará involucrado en el cuidado de mi hijo o hija?
  • ¿Hay folletos o materiales impresos que pueda llevarme?
  • ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta durante la consulta.

Qué puedes esperar de tu médico

El médico de tu hijo o hija probablemente te haga varias preguntas a ti y a tu hijo o hija. Anticipar algunas de estas preguntas ayudará que la conversación sea productiva. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas por primera vez?
  • ¿Los síntomas han sido constantes u ocasionales?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas? ¿Qué?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas? ¿Qué?
  • ¿Cómo afectan los síntomas la vida diaria de tu hijo o hija?
  • ¿A algún familiar se le diagnosticó esquizofrenia u otra enfermedad mental?
  • ¿Tu hijo o hija sufrió algún traumatismo físico u emocional?
  • ¿Los síntomas parecen estar relacionados con cambios o factores estresantes importantes en la familia o el entorno social?
  • ¿Se produjo algún otro síntoma médico, como dolores de cabeza, náuseas, temblores o fiebre casi al mismo tiempo que comenzaron los síntomas?
  • ¿Qué medicamentos, incluyendo hierbas, vitaminas y otros suplementos, toma tu hijo o hija?
Sept. 29, 2016
  1. Schizophrenia spectrum and other psychotic disorders (Espectro esquizofrénico y otros trastornos psicóticos). En: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 2 de agosto de 2016.
  2. Hales RE, et al. Schizophrenia spectrum and other psychotic disorders (Espectro esquizofrénico y otros trastornos psicóticos). The American Psychiatric Publishing Textbook of Psychiatry (Manual de Psiquiatría de la Editorial Estadounidense de Psiquiatría). 6.ª ed. Washington, D.C.: American Psychiatric Publishing (Editorial Estadounidense de Psiquiatría); 2014. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 2 de agosto de 2016.
  3. Facts for families: Schizophrenia in children (Datos para las familias: esquizofrenia en niños). American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Academia Americana de Psiquiatría en Niños y Adolescentes). http://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/Facts_for_Families_Pages/Schizophrenia_In_Children_49.aspx. Último acceso: 2 de agosto de 2016.
  4. Fischer, BA, et al. Schizophrenia: Clinical manifestations, course, assessment, and diagnosis (Esquizofrenia: manifestaciones clínicas, evolución, evaluación y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 22 de julio de 2016.
  5. Fischer, BA, et al. Schizophrenia: Epidemiology and pathogenesis (Esquizofrenia: epidemiología y patogenia). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 22 de julio de 2016.
  6. Stroup TS, et al. Pharmacotherapy for schizophrenia: Acute and maintenance phase treatment (Farmacoterapia para la esquizofrenia: tratamiento de la fase aguda y mantenimiento). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 22 de julio de 2016.
  7. How to cope when a loved one has a serious mental illness (Cómo afrontar la situación cuando un ser querido sufre de una enfermedad mental grave). American Psychological Association (Asociación Estadounidense de Psicología). http://www.apa.org/helpcenter/serious-mental-illness.aspx. Último acceso: 19 de julio de 2016.
  8. Supporting a friend or family member with mental health problems (Cómo apoyar a un amigo o familiar que tiene problemas de salud mental). MentalHealth.gov. https://www.mentalhealth.gov/talk/friends-family-members/. Último acceso: 19 de julio de 2016.
  9. Bustillo J, et al. Psychosocial intervention for schizophrenia (Intervención psicosocial para la esquizofrenia). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 23 de julio de 2016.
  10. Childhood schizophrenia (Esquizofrenia infantil). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/mental-disorders-in-children-and-adolescents/childhood-schizophrenia. Último acceso: 2 de agosto de 2016.
  11. Childhood schizophrenia (Esquizofrenia infantil). Merck Manual Consumer Version (Versión para el público general del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/home/children-s-health-issues/mental-health-disorders-in-children-and-adolescents/childhood-schizophrenia. Último acceso: 2 de agosto de 2016.
  12. McClellan J, et al. Practice parameter for the assessment and treatment of children and adolescents with schizophrenia (Parámetro de práctica para la evaluación y el tratamiento de niños y adolescentes con esquizofrenia). Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Revista de la Academia Americana de Psiquiatría del Niño y el Adolescente). 2013;52:976.
  13. Schizophrenia (Esquizofrenia). Instituto Nacional de la Salud Mental (National Institute of Mental Health). http://www.nimh.nih.gov/health/topics/schizophrenia/index.shtml. Último acceso: 19 de julio de 2016.
  14. Jibson MD. First-generation antipsychotic medication: Pharmacology, administration, and side effects (Medicamentos antipsicóticos de primera generación: farmacología, administración y efectos secundarios comparativos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de agosto de 2016.
  15. Huxsahl JE (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 19 de agosto de 2016.
  16. Atypical antipsychotic medications: Use in pediatric patients (Medicamentos antipsicóticos atípicos: uso en pacientes pediátricos). Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (Centers for Medicare and Medicaid Services). https://www.cms.gov/medicare-medicaid-coordination/fraud-prevention/medicaid-integrity-education/pharmacy-education-materials/downloads/atyp-antipsych-pediatric-factsheet.pdf. Último acceso: 21 de agosto de 2016.