Descripción general

La enfermedad de las arterias carótidas ocurre cuando depósitos de grasa (placas) bloquean los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro y a la cabeza (arterias carótidas). El bloqueo aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, una emergencia médica que ocurre cuando se interrumpe o se reduce drásticamente el suministro de sangre al cerebro.

El accidente cerebrovascular deja al cerebro sin oxígeno. En cuestión de minutos, las neuronas cerebrales empiezan a morir. Los accidentes cerebrovasculares son la causa más frecuente de muerte y la causa principal de discapacidad permanente en los Estados Unidos.

La enfermedad de las arterias carótidas se manifiesta lentamente. El primer signo de que tienes la enfermedad puede ser un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio. Un accidente isquémico transitorio es la disminución temporal del flujo sanguíneo al cerebro.

El tratamiento de la enfermedad de las arterias carótidas generalmente comprende una combinación de cambios en el estilo de vida, medicamentos y, a veces, cirugía.

Síntomas

En los estadios iniciales, a menudo, la enfermedad de la arteria carótida no produce signos ni síntomas. Es probable que la enfermedad sea imperceptible hasta que sea lo suficientemente grave para privar al cerebro de sangre y causar un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio.

Los signos y síntomas de un accidente cerebrovascular o de un accidente isquémico transitorio son los siguientes:

  • Entumecimiento o debilidad repentinos en el rostro o en las extremidades, por lo general, en un solo lado del cuerpo
  • Dificultades repentinas para hablar y para comprender
  • Dificultades repentinas para ver con un ojo o con ambos
  • Mareos repentinos o pérdida del equilibrio
  • Dolor de cabeza intenso y repentino sin causa conocida

Cuándo consultar al médico

Busca atención de urgencia si experimentas algún signo o síntoma de accidente cerebrovascular. Incluso si duran poco tiempo y después te sientes bien, consulta al médico de inmediato. Es probable que hayas sufrido un accidente isquémico transitorio, signo importante que indica que estás en riesgo de tener un accidente cerebrovascular total.

Si tienes factores de riesgo de tener la enfermedad de las arterias carótidas, consulta a tu médico. Incluso si no manifiestas signos ni síntomas, tu médico puede recomendarte un tratamiento agresivo de los factores de riesgo para protegerte de un accidente cerebrovascular. Ir a una consulta médica con antelación aumenta tus probabilidades de detectar la enfermedad de la arteria carótida y de tratarla antes de que se produzca un accidente cerebrovascular incapacitante.

Causas

La enfermedad de las arterias carótidas es causada por una acumulación de plaquetas en las arterias que envían sangre al cerebro. Las plaquetas son aglomeraciones de colesterol, calcio, tejido fibroso y otros residuos celulares que se acumulan en las lesiones microscópicas dentro de la arteria. Este proceso se denomina «ateroesclerosis».

Las arterias carótidas que están obstruidas con plaquetas son rígidas y estrechas. Las arterias carótidas obstruidas tienen dificultad para enviar oxígeno y nutrientes a las estructuras cerebrales vitales que son las responsables del funcionamiento diario.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de enfermedad de la arteria carótida comprenden:

  • Presión arterial alta. El exceso de presión en las paredes de las arterias puede debilitarlas y hacerlas más vulnerables a las lesiones.
  • Consumo de tabaco. La nicotina también puede irritar la membrana interior de las arterias. Fumar también aumenta de la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Diabetes. La diabetes disminuye la capacidad de procesar las grasas de manera eficiente, lo que supone un mayor riesgo de presión arterial alta y de ateroesclerosis.
  • Niveles altos de lípidos en la sangre. Los niveles altos de colesterol de lipoproteínas de baja densidad y de triglicéridos, un tipo de lípido en la sangre, favorecen la acumulación de placas de ateroma.
  • Antecedentes familiares. Tu riesgo de padecer la enfermedad de la arteria carótida es más alto si alguno de tus familiares tiene ateroesclerosis o enfermedad de las arterias coronarias.
  • Edad. Las arterias se hacen menos flexibles y más propensas a las lesiones con el paso de los años.
  • Obesidad. El exceso de peso aumenta tus posibilidades de tener presión arterial alta, ateroesclerosis y diabetes.
  • Apnea del sueño. Los períodos breves sin respirar durante la noche pueden aumentar tu riesgo de tener un accidente cerebrovascular.
  • Falta de ejercicio. Contribuye a afecciones que dañan las arterias, como presión arterial alta, diabetes y obesidad.

Complicaciones

La enfermedad de las arterias carótidas causa entre el 10 y el 20 por ciento de los accidentes cerebrovasculares. Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica que puede ocasionarte daño cerebral permanente y debilidad muscular. En los casos graves, un accidente cerebrovascular puede ser mortal.

La enfermedad de las arterias carótidas puede provocar un accidente cerebrovascular debido a lo siguiente:

  • Reducción del flujo sanguíneo. Una arteria carótida puede estrecharse tanto por la ateroesclerosis que no permite que llegue una cantidad suficiente de sangre a algunas partes del cerebro.
  • Rotura de placas. Un pedazo de placa puede romperse y circular hacia las arterias más pequeñas del cerebro. El fragmento de placa puede quedar atascado en una de estas arterias más pequeñas y crear una obstrucción que interrumpe el suministro de sangre a una parte del cerebro.
  • Obstrucción con coágulo sanguíneo. Algunas placas pueden agrietarse y formar superficies irregulares en la pared de la arteria. El organismo reacciona como lo haría ante una lesión, por lo que envía las células sanguíneas que contribuyen al proceso de coagulación a la zona. El resultado puede ser un coágulo grande que obstruye o disminuye el flujo sanguíneo al cerebro y causa un accidente cerebrovascular.

Prevención

Para prevenir o disminuir el avance de la enfermedad de las arterias carótidas, considera estas sugerencias:

  • No fumes. Después de unos años de dejar de fumar, el riesgo de que un exfumador tenga un accidente cerebrovascular es similar al de un no fumador.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso contribuye a otros factores de riesgo, como presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, diabetes y apnea del sueño.
  • Limita el consumo de colesterol y grasas. Disminuir las grasas saturadas, en particular, puede reducir la acumulación de placas en las arterias.
  • Come una variedad de frutas y vegetales. Estos contienen nutrientes, como potasio, folato y antioxidantes, que pueden disminuir el riesgo de sufrir un accidente isquémico transitorio o un accidente cerebrovascular.
  • Limita el consumo de sal. El consumo excesivo de sal (sodio) puede aumentar la presión arterial en personas sensibles al sodio. Los expertos recomiendan que los adultos sanos consuman menos de 1500 mg de sodio al día.
  • Haz ejercicio regularmente. El ejercicio puede reducir la presión arterial, aumentar el nivel de colesterol de lipoproteínas de alta densidad, el colesterol «bueno», y mejorar la salud general de los vasos sanguíneos y el corazón. También ayuda a adelgazar, controlar la diabetes y reducir el estrés.
  • Limita el consumo de alcohol.
  • Controla enfermedades crónicas. Controlar otras enfermedades, tales como la diabetes o la presión arterial alta, ayuda a proteger las arterias.

Enfermedad de las arterias carótidas care at Mayo Clinic

Feb. 24, 2018
References
  1. Furie KL. Pathophysiology of symptoms from carotid atherosclerosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 24, 2017.
  2. McCarron MO, et al. Screening for asymptomatic carotid artery stenosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 24, 2017.
  3. Daroff RB, et al. Ischemic cerebrovascular disease. In: Bradley's Neurology in Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 24, 2017.
  4. Ferri FF. Carotid stenosis. In: Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 24, 2017.
  5. Bope ET, et al. The cardiovascular system. In: Conn's Current Therapy 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 24, 2017.
  6. AskMayoExpert. What are the risk factors for carotid artery disease? Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  7. Carotid artery disease. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/catd/. Accessed 24, 2017.
  8. Grotta JC. Carotid stenosis. New England Journal of Medicine. 2013;369:1144.
  9. Furie KL. Evaluation of c arotid artery stenosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 24, 2017.
  10. Mohler ER III, et al. Management of asymptomatic carotid atherosclerotic disease. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 24, 2017.
  11. Barrett KM (expert opinion). Mayo Clinic, Jacksonville, Fla. April 14, 2017.
  12. Morales-Volero SF, et al. Asymptomatic carotid artery stenosis: Time to rethink our therapeutic options? Neurosurgery Focus. 2014;36:E2.
  13. Babu MA, et al. The durability of carotid endarterectomy: Long-term results for restenosis and stroke. Neurosurgery. 2013;72:835.
  14. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 30, 2017.
  15. Barrett KM, et al. Stroke: Advances in medical therapy and acute stroke intervention. Current Cardiology Reports. 2015;17:79.
  16. Huang Y, et al. IP085. Contemporary outcomes after carotid endarterectomy mandate revision of society guidelines to recommend new benchmarks for appropriate treatment of carotid artery disease. Journal of Vascular Surgery. 2016;63(suppl):84S.
  17. Huang JF, et al. Interventions for extracranial carotid artery stenosis: An update. Current Treatment Options in Cardiovascular Medicine. 2016;18:34.
  18. Krishna C (expert opinion). Mayo Clinic, Phoenix/Scottsdale, Ariz. April 14, 2017.
  19. Malas M, et al. Effect of patching on reducing restenosis in the Carotid Revascularization Endarterectomy versus Stenting Trial. Stroke. 2015;46:757.
  20. Barrett KM, et al. Stroke caused by extracranial disease. Circulation Research. 2017;120:496.
  21. Brinkjiki W, et al. Ultrasound characteristics of symptomatic carotid plaques: A systematic review and meta-analysis. Cerebrovascular Diseases. 2015;40:165.