Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para tratar las quemaduras menores, toma estas medidas:

  • Enfría la quemadura. Dejar correr agua fresca (no fría) del grifo sobre la quemadura durante 10 a 15 minutos o hasta que se alivie el dolor. O bien, coloca una toalla limpia humedecida con agua fría del grifo. No uses hielo. Poner hielo directamente sobre la quemadura puede provocar más daño al tejido.
  • Quítate los anillos u otros artículos ajustados de la zona afectada por la quemadura. Intenta hacerlo en forma rápida y suave, antes de que se hinche esa zona.
  • No revientes las ampollas pequeñas (no más grandes que la uña del dedo meñique). Si se revientan las ampollas, limpia con cuidado la zona con jabón suave y agua, aplica un ungüento antibiótico y cubre con un vendaje de gasa antiadherente.
  • Aplica una crema hidratante o una loción o gel de aloe vera. Es posible que esto suavice la zona y evite la sequedad a medida que se cure la herida.
  • De ser necesario, toma analgésicos de venta libre. Entre los productos sin receta se encuentran el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno (Aleve) y el paracetamol (Tylenol, otros).
  • Considera la vacuna contra el tétanos. Asegúrate de que tu refuerzo contra el tétanos esté actualizado. Los médicos recomiendan vacunarse contra el tétanos al menos cada 10 años.

Ya sea que la quemadura haya sido menor o grave, usa protector solar y crema humectante con regularidad una vez que se haya curado la herida.

Aug. 01, 2015