Diagnósticos

Durante la exploración física, el médico te examinará la piel quemada y determinará qué porcentaje del área de la superficie corporal total está afectado. En general, un área de piel aproximadamente igual al tamaño de la palma de la mano equivale al 1 por ciento del área de la superficie corporal total. En el caso de las personas de entre 10 y 40 años de edad, la American Burn Association (Asociación Estadounidense de Quemaduras) define como «quemadura grave» la que abarca más del 25 por ciento del área de la superficie corporal total o cualquier quemadura que afecte los ojos, las orejas, la cara, las manos, los pies o la ingle.

También te examinarán para detectar otras lesiones y para determinar si la quemadura afectó el resto del cuerpo. Quizás necesites análisis de laboratorio, radiografías u otros procedimientos de diagnóstico.

Tratamientos

El tratamiento de las quemaduras depende del tipo y la extensión de las lesiones. La mayoría de las quemaduras menores se pueden tratar en el hogar con productos que se venden sin receta o con aloe. Por lo general, se curan en el transcurso de unas pocas semanas.

En el caso de las quemaduras graves, después de la administración de los primeros auxilios correspondientes y de la evaluación de la lesión, el tratamiento puede consistir en medicamentos, apósitos, terapia y cirugía. Los objetivos del tratamiento son controlar el dolor, extraer el tejido muerto, impedir la infección, reducir la formación de cicatrices, recuperar la función y abordar las necesidades emocionales.

Quizás necesites meses de tratamientos adicionales y terapia. Estos se pueden hacer durante una estancia hospitalaria, de manera ambulatoria o en el hogar. Algunos factores que influyen en esta elección son tus deseos, otras afecciones y tus capacidades, por ejemplo si tú puedes cambiarte las vendas.

Medicamentos y productos para curar las heridas

En el caso de las quemaduras mayores, se usan varios medicamentos y productos para estimular la curación.

  • Tratamientos basados en agua. El equipo de atención puede aplicar técnicas como la terapia de MIST Therapy® con ultrasonido para limpiar y estimular el tejido de la herida.
  • Líquidos para impedir la deshidratación. Quizás necesites líquidos intravenosos para impedir la deshidratación y la insuficiencia orgánica.
  • Medicamentos para el dolor y la ansiedad. La curación de las quemaduras puede ser sumamente dolorosa. Es posible que necesites morfina y medicamentos contra la ansiedad, en particular para cuando te cambias los apósitos.
  • Ungüentos y cremas para quemaduras. El equipo de atención puede escoger entre varios productos tópicos para la curación de heridas. Estos ayudan a mantener la herida húmeda, reducir el dolor, prevenir infecciones y acelerar la curación.
  • Apósitos. Es posible que el equipo de atención utilice varios apósitos especiales para las heridas. Estos crean un entorno húmedo que combate la infección y ayuda a que la quemadura se cure.
  • Medicamentos que combaten la infección. Si contraes una infección, es posible que necesites antibióticos intravenosos.
  • Vacuna contra el tétanos. El médico podría recomendarte que te apliques una vacuna contra el tétanos después de una lesión por quemadura.

Fisioterapia y terapia ocupacional

Si la zona quemada es grande, especialmente si afecta alguna de las articulaciones, quizás necesites ejercicios de fisioterapia. Estos pueden ayudar a estirar la piel para que las articulaciones se mantengan flexibles. Otros tipos de ejercicios pueden mejorar la fortaleza muscular y la coordinación. Además, es posible que la terapia ocupacional ayude si tienes dificultad para realizar las actividades cotidianas normales.

Cirugías y otros procedimientos

Es posible que necesites uno o más de los procedimientos siguientes:

  • Asistencia respiratoria. Si tuviste quemaduras en la cara o en el cuello, es posible que se te inflame la garganta y se cierre. Si, al parecer, esto es probable, quizás el médico te inserte un tubo y lo haga descender por la tráquea a fin de mantener la entrada de oxígeno en los pulmones.
  • Alimentación por sonda. Cuando el cuerpo comienza a tratar de curar las quemaduras, el metabolismo entra en un estado de actividad intensa. Por ello, a fin de procurarte una nutrición adecuada, es posible que el médico te introduzca una sonda de alimentación por la nariz hasta el estómago.
  • Facilitar la circulación sanguínea alrededor de la herida. Si la costra (escara) de una quemadura se extiende completamente alrededor de una de las extremidades, puede adherirse y endurecerse y cortar la circulación sanguínea. Una costra (escara) que se extiende completamente alrededor del pecho puede dificultar la respiración. Quizás el médico corte la escara en varias partes a fin de liberar esta presión. Este procedimiento se denomina «descompresión».
  • Injertos de piel. Un injerto de piel consiste en una intervención quirúrgica por la que partes sanas de la propia piel de la persona quemada se usan para reemplazar el tejido cicatricial causado por las quemaduras profundas. Como solución temporal, se puede usar piel de donante de cadáveres o de cerdos.
  • Cirugía plástica. La cirugía plástica (reconstrucción) puede mejorar el aspecto de las cicatrices por quemaduras y aumentar la flexibilidad de las articulaciones afectadas por la formación de cicatrices.

Modo de vida y remedios caseros

Para tratar las quemaduras menores, toma estas medidas:

  • Enfría la quemadura. Dejar correr agua fresca (no fría) del grifo sobre la quemadura durante 10 a 15 minutos o hasta que se alivie el dolor. O bien, coloca una toalla limpia humedecida con agua fría del grifo. No uses hielo. Poner hielo directamente sobre la quemadura puede provocar más daño al tejido.
  • Quítate los anillos u otros artículos ajustados de la zona afectada por la quemadura. Intenta hacerlo en forma rápida y suave, antes de que se hinche esa zona.
  • No revientes las ampollas pequeñas (no más grandes que la uña del dedo meñique). Si se revientan las ampollas, limpia con cuidado la zona con jabón suave y agua, aplica un ungüento antibiótico y cubre con un vendaje de gasa antiadherente.
  • Aplica una crema hidratante o una loción o gel de aloe vera. Es posible que esto suavice la zona y evite la sequedad a medida que se cure la herida.
  • De ser necesario, toma analgésicos de venta libre. Entre los productos sin receta se encuentran el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno (Aleve) y el paracetamol (Tylenol, otros).
  • Considera la vacuna contra el tétanos. Asegúrate de que tu refuerzo contra el tétanos esté actualizado. Los médicos recomiendan vacunarse contra el tétanos al menos cada 10 años.

Ya sea que la quemadura haya sido menor o grave, usa protector solar y crema humectante con regularidad una vez que se haya curado la herida.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Afrontar una lesión por quemaduras graves puede ser todo un desafío, en especial si afecta zonas extensas del cuerpo o se produce en lugares que los demás ven fácilmente, como el rostro o las manos. Esta carga se hace más pesada aun si sumamos la posibilidad de tener cicatrices, movilidad reducida y cirugías.

Considera la posibilidad de unirte a un grupo de apoyo con otras personas que tengan quemaduras graves y sepan lo que estás atravesando. Puede ser reconfortante compartir tu experiencia y tu lucha, y conocer a personas que se enfrentan a desafíos similares. Pídele información al médico sobre grupos de apoyo de tu zona o virtuales.

Preparación para la consulta

Busca atención médica de urgencia para tratar quemaduras profundas o que afecten las manos, los pies, el rostro, la ingle, los glúteos, una articulación principal o una zona grande del cuerpo. El médico de la sala de urgencias puede recomendarte un examen por parte de un especialista en la piel (dermatólogo), un especialista en quemaduras u otro especialista.

Para otro tipo de quemaduras, deberás realizar una consulta con tu médico de cabecera. La siguiente información puede ayudarte a estar preparado.

Haz una lista de preguntas que desees hacerle al médico, como las siguientes:

  • ¿Necesito tratamiento para la quemadura?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento, y cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Puedo esperar a ver si la quemadura se cura sola?
  • ¿Necesito medicamentos con receta o puedo usar medicamentos de venta libre para tratar la quemadura?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Qué rutinas para el cuidado de la piel me recomiendas mientras se cura la quemadura?
  • ¿Qué clase de seguimiento, si lo hubiera, necesitaré?
  • ¿Qué cambios en la piel debo ver mientras se cura?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cómo se produjo la quemadura?
  • ¿Tienes otros síntomas?
  • ¿Tienes otras enfermedades no diagnosticadas, como diabetes?
  • ¿Qué tratamientos caseros para la quemadura probaste?
  • ¿Notaste algún cambio en el aspecto de la quemadura?
Aug. 01, 2015
References
  1. Goldsmith LA, et al., eds. Thermal injuries (Lesiones térmicas). En: Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine (Dermatología en medicina general de Fitzpatrick). 8.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://accessmedicine.com. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  2. AskMayoExpert. Burn rehabilitation (adult and pediatric) (Rehabilitación por quemaduras [pacientes adultos y pediátricos]). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  3. Burns (Quemaduras). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/burns/burns. Último acceso: 2 de junio de 2015.
  4. Purdue GF, et al. Acute assessment and management of burn injuries (Evaluación y control urgentes de lesiones por quemadura). Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America (Clínicas de Medicina Física y Rehabilitación de Norteamérica). 2011;22:201.
  5. Marx JA, et al. Thermal burns (Quemaduras térmicas). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de emergencia de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  6. Kowalske KJ. Burn wound care (Cuidado de la herida de quemadura). Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America (Clínicas de Medicina Física y Rehabilitación de Norteamérica). 2011;22:213.
  7. Goldman L, et al. Medical aspects of trauma and burn care (Aspectos médicos de la atención de traumatismos y quemaduras). En: Goldman’s Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 24.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  8. Morgan ED, et al. Treatment of minor thermal burns (Tratamiento de quemaduras térmicas menores). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  9. Murphy F, et al. Treatment for burn blisters: Debride or leave intact? (Tratamiento de las ampollas por quemadura: ¿desbridarlas o dejarlas intactas?). Emergency Nurse (Enfermería de emergencia). 2014;22:24.
  10. Mass casualties: Burns (Accidentes masivos: quemaduras). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://emergency.cdc.gov/masscasualties/burns.asp. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  11. Burns (Quemaduras). American College of Emergency Physicians (Colegio Estadounidense de Médicos Especializados en Emergencias). http://www.emergencycareforyou.org/Content.aspx?id=25990. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  12. Avoiding household burns (Cómo evitar quemaduras en el hogar). American College of Emergency Physicians (Colegio Estadounidense de Médicos Especializados en Emergencias). http://www.emergencycareforyou.org/Content.aspx?id=25990. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  13. Leon-Villapalos J, et al. Principles of burn reconstruction: Overview of surgical procedures (Principios de reconstrucción por quemaduras: descripción general de procedimientos quirúrgicos). www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  14. Protect yourself against fire and treat burns (Protégete contra el fuego y trátate las quemaduras). National Safety Council (Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos). http://www.nsc.org/learn/safety-knowledge/Pages/safety-at-home-fires-burns.aspx. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  15. Torpy JM. Burn injuries (Lesiones por quemadura). JAMA. 2009;302:1828.
  16. Peck MD. Prevention of fire and burn injuries (Prevención de incendios y de las lesiones por quemadura). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  17. MedlinePlus http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/burns.html. Último acceso: 9 de junio de 2015.
  18. Shelov SP, et al. Day to day (Día a día). En: Cuidando a tu bebé e hijo pequeño: Birth to Age 5 (Cuidados para bebés y niños pequeños: desde el nacimiento hasta los 5 años). 5.ª ed. Nueva York, N.Y.: Bantam Books; 2009:65.
  19. Gauglitz GG, et al. Overview of the management of the severely burned patient (Descripción general del control del paciente con quemaduras graves). www.uptodate.com/home. Último acceso: 9 de junio de 2015.