Diagnóstico

Después de analizar tus síntomas y antecedentes médicos, el médico realizará un examen mamario y puede solicitar una mamografía de diagnóstico o una ecografía de mama. Según los resultados del examen clínico mamario y las pruebas de diagnóstico por imágenes, es posible que necesites aspiración con aguja fina o una biopsia de mama.

Examen mamario

El médico examinará físicamente la tumoración mamaria y observará si hay alguna otra anomalía en la mama. Debido a que el médico no puede determinar a partir de un examen clínico mamario solamente si una tumoración mamaria es un quiste, necesitarás otros exámenes. Por lo general, te harán estudios de diagnóstico por imágenes o una aspiración con aguja fina.

Ecografía de mama

La ecografía de mama puede ayudar al médico a determinar si una tumoración mamaria es sólida o contiene líquido. Una zona llena de líquido generalmente indica que se trata de un quiste mamario. Una masa tumoral de apariencia sólida probablemente sea un tumor no canceroso, como un fibroadenoma, pero las tumoraciones sólidas también podrían ser cáncer de mama.

El médico puede recomendar una biopsia para hacer más evaluaciones de una masa tumoral de apariencia sólida. Si el médico puede sentir una tumoración mamaria con facilidad, puede omitir la ecografía de mama y realizar una aspiración con aguja final.

Aspiración con aguja fina

Durante una aspiración con aguja fina, el médico introduce una aguja delgada en la tumoración mamaria e intenta extraer (aspirar) líquido. Muchas veces, la aspiración con aguja final se realiza junto con una ecografía para orientar la aguja hacia la ubicación exacta. Si sale líquido y la tumoración mamaria desaparece, el médico puede diagnosticar un quiste mamario de inmediato.

  • Si el líquido no es sanguinolento y la tumoración mamaria desaparece, no necesitas más análisis ni tratamiento.
  • Si el líquido es sanguinolento o la tumoración mamaria no desaparece, es posible que el médico envíe una muestra del líquido para analizarla en un laboratorio y te derive a un cirujano especialista en mama o a un radiólogo, un médico capacitado para realizar exámenes y procedimientos de diagnóstico, con fines de seguimiento.
  • Si no se extrae líquido, el médico probablemente recomendará pruebas de diagnóstico por imágenes, como una ecografía o una mamografía de diagnóstico. La inexistencia de líquido o el hecho de que una tumoración mamaria no desaparezca después de la aspiración sugiere que la tumoración mamaria, o al menos una parte de esta, es sólida, y es posible que se extraiga una muestra de células para determinar si hay cáncer (biopsia por aspiración con aguja fina).

Tratamiento

No se necesita tratamiento para los quistes mamarios simples, que están llenos de líquido y no provocan síntomas, y que se confirman mediante una ecografía mamaria o después de una aspiración con aguja fina. Si el bulto persiste y cambia a lo largo del tiempo, haz un seguimiento con el médico.

Aspiración con aguja fina

La aspiración con aguja fina puede diagnosticar y tratar un quiste mamario si el médico extrae todo el líquido del quiste en el momento del diagnóstico, desaparece el bulto en el pecho y tus síntomas desaparecen.

Sin embargo, en el caso de algunos quistes mamarios podría ser necesario aspirar el líquido más de una vez. Son frecuentes los quistes nuevos o recurrentes. Si un quiste mamario persiste durante dos o tres ciclos menstruales y se agranda, consulta con el médico para que realice una evaluación adicional.

Uso de hormonas

Usar píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales) para regular tus ciclos menstruales puede ayudar a reducir la recurrencia de los quistes mamarios. Pero debido a posibles efectos secundarios significativos, las píldoras anticonceptivas u otra terapia hormonal, como el tamoxifeno, por lo general, solo se recomiendan en casos en los que los síntomas son graves. Discontinuar la terapia hormonal después de la menopausia también puede ayudar a prevenir los quistes mamarios.

Cirugía

La cirugía para extirpar un quiste mamario es necesaria solo en circunstancias atípicas. Se puede considerar la cirugía si un quiste mamario molesto reaparece mes tras mes, o si un quiste mamario contiene líquido con sangre o exhibe otros signos preocupantes.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Para minimizar las molestias asociadas con los quistes mamarios, puedes probar las siguientes medidas:

  • Usar un sujetador ajustado con refuerzo. Si los quistes mamarios son dolorosos, contenerlos puede ayudar a aliviar algunas molestias.
  • Aplicar una compresa. Si los quistes son dolorosos, una compresa tibia o fría puede brindar alivio. La aplicación de una bolsa de hielo también puede aliviar el dolor.
  • Evitar la cafeína. No hay evidencia que vincule la cafeína y los quistes mamarios. Sin embargo, algunas mujeres encuentran alivio para los síntomas luego de eliminar la cafeína de sus dietas. Considera reducir o eliminar la cafeína, en las bebidas, así como en alimentos como el chocolate, para ver si tus síntomas mejoran.
  • Considera probar analgésicos de venta libre si el médico te los recomienda. Algunos tipos de dolor en los senos pueden aliviarse con el uso de paracetamol (Tylenol, y otros) o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros) o naproxeno (Aleve, Naprosyn, y otros).

Medicina alternativa

El aceite de onagra es un suplemento de ácido graso (ácido linoleico) de venta libre. Algunos estudios sugieren que el aceite de onagra puede aliviar el dolor en las mamas durante el ciclo menstrual, a veces asociado con quistes mamarios. Pero se necesita ampliar la investigación, pues los estudios han sido limitados y sin control, y la evidencia no es concluyente. Aunque el mecanismo exacto no está claro, algunos expertos creen que las mujeres con deficiencias de ácido linoleico son más sensibles a las fluctuaciones hormonales durante el ciclo menstrual, lo que da como resultado dolor en las mamas.

Infórmale al médico si tomas vitaminas, remedios a base de hierbas u otros suplementos dietéticos.

Preparación para la consulta

Es probable que veas al profesional de atención médica primaria para evaluar los nuevos bultos en la mama o los cambios en las mamas. Es posible que te deriven a un especialista en mamas según el examen de mama clínico o los hallazgos en la prueba de diagnóstico por imágenes.

Qué puedes hacer

La primera evaluación se centra en tu historia clínica. Analizarán tus síntomas, su relación con el ciclo menstrual y cualquier otra información relevante. Para prepararte para esta conversación, haz una lista con lo siguiente:

  • Todos tus síntomas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo de la consulta
  • La información personal más importante, incluso lo que te causa más estrés o cualquier cambio reciente en tu vida
  • Todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomas regularmente
  • Preguntas para hacerle el médico, de mayor a menor importancia para asegurarte de que abarques los temas que son más importantes para ti

Algunas preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa de mis síntomas?
  • ¿Los quistes aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama?
  • ¿Qué tipos de pruebas tendré que hacerme?
  • ¿Cuál es el tratamiento que probablemente tenga mejor resultado?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Tendré que respetar alguna restricción?
  • ¿Hay materiales impresos que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en preguntar cuando no entiendas algo.

Qué esperar del médico

Prepárate para responder las preguntas que el médico puede hacerte, entre ellas las siguientes:

  • ¿Cuándo notaste el quiste o el bulto en la mama por primera vez?
  • ¿Has notado algún cambio en el tamaño del quiste o del bulto en la mama?
  • ¿Qué síntomas tienes y desde cuándo?
  • ¿Tienes los síntomas en una mama o en ambas?
  • ¿Alguno de los síntomas cambió con el tiempo?
  • ¿Tienes dolor en las mamas? Si es así, ¿qué tan intenso es?
  • ¿Tienes secreción por el pezón? Si es así, ¿se presenta en una mama o en ambas?
  • ¿Tu ciclo menstrual afecta el quiste o el bulto en la mama?
  • ¿Cuándo te realizaste la última mamografía?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de quistes o de bultos en la mama?
  • ¿Has tenido un quiste o un bulto en la mama o cáncer de mama, o te han realizado una biopsia de mama con anterioridad?
Feb. 05, 2019
  1. Fibrosis and simple cysts in the breast. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/breast-cancer/non-cancerous-breast-conditions/fibrosis-and-simple-cysts-in-the-breast.html. Accessed Oct. 31, 2018.
  2. Golshan M, et al. Breast pain. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 31, 2018.
  3. Salzman B, et al. Common breast problems. American Family Physician. 2012;86:343.
  4. Evening primrose. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed Oct. 31, 2018.
  5. Breast changes and conditions. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/breast/breast-changes. Accessed Oct. 31, 2018.
  6. Laronga C, et al. Breast cysts: Clinical manifestations, diagnosis and management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 31, 2018.
  7. Pruthi S (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Nov. 1, 2018.
  8. Ferrara A. Benign breast disease. Radiologic Technology. 2011;82:447M.
  9. Evening primrose oil. National Center for Complementary and Integrative Health. https://nccih.nih.gov/health/eveningprimrose. Accessed Oct. 31, 2018.