Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

No hay pruebas específicas para la parálisis facial. El médico te revisará el rostro y te pedirá que muevas los músculos de la cara al cerrar los ojos, levantar las cejas, mostrar los dientes y fruncir el ceño, entre otros movimientos.

Otras enfermedades, como un accidente cerebrovascular, las infecciones, la enfermedad de Lyme y los tumores, también pueden causar debilidad muscular, que se puede confundir con la parálisis facial. Si no queda claro el origen de tus síntomas, es posible que el médico te recomiende hacerte otras pruebas, como las siguientes:

  • Electromiografía. Esta prueba puede confirmar la presencia de lesión a los nervios y determinar su gravedad. La electromiografía mide la actividad eléctrica de un músculo en respuesta a un estímulo y la naturaleza y velocidad de la conducción de los impulsos eléctricos a lo largo del nervio.
  • Exploraciones por imágenes. En ocasiones será necesario realizar una resonancia magnética (RM) o una tomografía computarizada (TC) a fin de descartar otras posibles fuentes de presión sobre los nervios faciales, como son los tumores o las fracturas de cráneo.
Dec. 16, 2014