Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento en el hogar puede comprender lo siguiente:

  • Proteger el ojo que no puedes cerrar. Utilizar gotas lubricantes para los ojos durante el día y un ungüento a la noche te ayudará a mantener el ojo humectado. Utilizar lentes o gafas durante el día y un parche en el ojo a la noche puede ayudarte a evitar que te toques o rasques el ojo.
  • Tomar analgésicos de venta libre. La aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) o paracetamol (Tylenol u otros) pueden aliviar el dolor.
  • Aplicar calor húmedo. Colocar un paño humedecido con agua tibia en la cara varias veces al día puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Realizar los ejercicios de fisioterapia. Masajear y ejercitar la cara de acuerdo con las recomendaciones de tu terapeuta puede ayudarte a relajar los músculos faciales.
Dec. 16, 2014