Descripción general

La vaginosis bacteriana es un tipo de inflamación vaginal ocasionada por la proliferación de bacterias localizadas normalmente en la vagina, que altera el equilibrio natural.

Las mujeres en edad fértil tienen más probabilidades de desarrollar vaginosis bacteriana; sin embargo, esta infección puede afectar a mujeres de cualquier edad. Si bien la causa no se comprende completamente, ciertas actividades, como mantener relaciones sexuales sin protección o hacerse lavados vaginales con frecuencia, aumentan el riesgo de contraer la infección.

Síntomas

Los signos y síntomas de la vaginitis bacteriana pueden incluir los siguientes:

  • Flujo vaginal no espeso, de color gris, blanco o verde
  • Mal olor vaginal, como «a pescado»
  • Picazón vaginal
  • Ardor al orinar

Muchas mujeres con vaginitis bacteriana no presentan signos ni síntomas.

Cuándo consultar con el médico

Pide una consulta con el médico si ocurre lo siguiente:

  • Tienes flujo vaginal con un aspecto nuevo que cursa con olor o fiebre. Tu médico puede ayudarte a determinar la causa y a identificar los signos y síntomas.
  • Ya has tenido infecciones vaginales, pero el color y la consistencia del flujo no parecen ser los mismos.
  • Has tenido relaciones sexuales con muchas personas o con alguien nuevo. A veces, los signos y síntomas de una infección de transmisión sexual son similares a los de la vaginitis bacteriana.
  • Intentas automedicarte contra una candidiasis con un tratamiento de venta libre y los síntomas persisten.

Causas

La vaginosis bacteriana se produce por un aumento excesivo de la cantidad de una de las bacterias que naturalmente se encuentran en la vagina. Normalmente, la cantidad de bacterias «buenas» (lactobacilos) es superior a la cantidad de bacterias «malas» (anaerobios). Ahora bien, si hay demasiados anaerobios, estos alteran el equilibrio natural de los microorganismos de la vagina y causan vaginosis bacteriana.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo de vaginosis bacteriana se incluyen los siguientes:

  • Tener varias parejas sexuales o una pareja nueva. Si bien los médicos no comprenden completamente el vínculo entre la actividad sexual y la vaginosis bacteriana, la afección se presenta con mayor frecuencia en mujeres que tienen varias parejas sexuales o una pareja nueva. La vaginosis bacteriana también ocurre con mayor frecuencia en mujeres que mantienen relaciones sexuales con otras mujeres.
  • Lavados vaginales. El lavado de la vagina con agua o con otros productos de limpieza altera el equilibrio natural de la vagina. Esto puede provocar una proliferación de bacterias anaerobias y, en consecuencia, causar vaginosis bacteriana. La vagina se limpia sola, por lo que los lavados vaginales no son necesarios.
  • Falta natural de lactobacilos. Si el entorno vaginal natural no produce suficientes lactobacilos (bacterias «buenas»), tienes más probabilidades de desarrollar vaginosis bacteriana.

Complicaciones

En general, la vaginosis bacteriana no causa complicaciones. A veces, la vaginosis bacteriana puede causar lo siguiente:

  • Parto prematuro. En las embarazadas, la vaginosis bacteriana se relaciona con partos prematuros y con bebés de bajo peso al nacer.
  • Infecciones de transmisión sexual. Tener vaginosis bacteriana hace que las mujeres sean más propensas a las infecciones de transmisión sexual, como VIH, virus del herpes simple, clamidia o gonorrea. Si tienes VIH, la vaginosis bacteriana aumenta las probabilidades de que le transmitas el virus a tu pareja.
  • Riesgo de infección después de la cirugía ginecológica. La vaginosis bacteriana puede aumentar el riesgo de presentar una infección posquirúrgica después de procedimientos como histerectomía o dilatación y legrado.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica. A veces, la vaginosis bacteriana puede causar enfermedad inflamatoria pélvica, una infección del útero y de las trompas de Falopio que puede aumentar el riesgo de esterilidad.

Prevención

Para prevenir la vaginosis bacteriana:

  • Reduce al mínimo la irritación vaginal. Utiliza jabones neutros, no desodorantes, y tampones o toallas higiénicas sin perfume.
  • No uses lavados vaginales. La vagina no necesita más limpieza que el lavado normal. Los lavados vaginales frecuentes perturban el equilibrio de la flora vaginal y pueden aumentar el riesgo de contraer una infección. Estos lavados tampoco curan las infecciones vaginales.
  • Toma medidas para prevenir las infecciones de transmisión sexual. Utiliza un preservativo masculino de látex, reduce al mínimo la cantidad de parejas sexuales o abstente de mantener relaciones sexuales para minimizar el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual.
July 29, 2017
References
  1. CDC fact sheet: Bacterial vaginosis fact sheet: (Hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: vaginosis bacteriana). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/std/bv/STDFact-Bacterial-Vaginosis.htm. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  2. Bacterial vaginosis (Vaginosis bacteriana). Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (National Institute of Allergy and Infectious Diseases). http://www.niaid.nih.gov/topics/bacterialvaginosis/pages/default.aspx. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  3. Pruthi S (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, 13 de enero de 2016.
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) Committee on Practice Bulletins — Gynecology (Comité de Boletines de Práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos: ginecología). ACOG Practice Bulletin No. 72 (Boletín de práctica del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos n.º 72). Vaginitis. Obstetrics and Gynecology (Ginecología y obstetricia). 2006;107:1195. Reafirmado en 2011.
  5. Frequently asked questions (Preguntas frecuentes). Gynecologic problems FAQ028 (Problemas ginecológicos FAQ028). Vaginitis. Colegio Americano de Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq028.pdf?dmc=1&ts=20130319T1944039856. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  6. STD treatment guidelines 2010 (Pautas para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual 2010). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/std/treatment/2010/default.htm. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  7. Sobel JD. Bacterial vaginosis (Vaginosis bacteriana). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  8. Bacterial vaginosis fact sheet (Hoja informativa sobre vaginosis bacteriana). Womenshealth.gov. http://womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/bacterial-vaginosis.cfm. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  9. Flagyl (información de prescripción). Nueva York, N.Y.: Pfizer; 2010. http://labeling.pfizer.com/ShowLabeling.aspx?id=570. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  10. Cleocin (información de prescripción). Nueva York, N.Y.: Pfizer; 2005. http://labeling.pfizer.com/showlabeling.aspx?id=627. Último acceso: 12 de enero de 2016.
  11. Tindamax (información de prescripción). San Antonio, Texas: Mission Pharma; 2004. http://www.missionpharmacal.com/Global_Content/Package_Inserts/Tindamax.pdf. Último acceso: 12 de enero de 2016.