Diagnóstico

Durante el examen físico el médico quizás te aplique presión alrededor de las articulaciones para buscar áreas de sensibilidad. Es posible que el médico también mueva las articulaciones en varias posiciones para comprobar si se ha reducido el rango de movimiento.

Estudios de diagnóstico por imágenes

Existen muchos trastornos que pueden ocasionar dolor en las articulaciones. Los estudios de diagnóstico por imágenes pueden ayudar a localizar la fuente del dolor. Entre algunas opciones se incluyen las siguientes:

  • Radiografías. Pueden revelar cambios en los huesos que ocurren en las etapas tardías de la necrosis avascular. En las primeras etapas de la enfermedad, las radiografías se suelen ver normales.
  • Exploración por tomografía computarizada y resonancia magnética. Estos análisis proporcionan imágenes detalladas que pueden mostrar cambios tempranos en el hueso que son indicativos de la necrosis avascular.
  • Exploración ósea. Se inyecta una pequeña cantidad de material radiactivo en las venas. Este trazador viaja hacia las partes lesionadas o en cicatrización de los huesos y las muestra como puntos brillantes en la placa de la imagen.

Tratamiento

El propósito es prevenir una mayor pérdida ósea.

Medicamentos y terapia

En las primeras etapas de necrosis avascular, los síntomas se pueden aliviar con medicamentos y terapia. El médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Los medicamentos, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) o el naproxeno sódico (Aleve) pueden aliviar el dolor por necrosis avascular.
  • Medicamentos para la osteoporosis. Los medicamentos, como el alendronato (Fosamax, Binosto), podrían disminuir el avance de la necrosis avascular, pero las pruebas son ambiguas.
  • Medicamentos para bajar el colesterol. Reducir la cantidad de colesterol y grasa en la sangre podría ayudar a prevenir los bloqueos de los vasos que pueden causar la necrosis avascular.
  • Anticoagulantes. Si tienes un trastorno de coagulación, los anticoagulantes, como la warfarina (Coumadin, Jantoven), podrían recomendarse para prevenir coágulos en los vasos que alimentan los huesos.
  • Descanso. Reducir el peso y la presión en el hueso afectado puede disminuir el daño. Tal vez necesites restringir la actividad física o usa muletas para mantener el peso fuera de la articulación durante varios meses.
  • Ejercicios. Un fisioterapeuta puede enseñarte ejercicios para mantener o mejorar la amplitud del movimiento de la articulación.
  • Estimulación eléctrica. Las corrientes eléctricas podrían estimular al cuerpo para que forme hueso nuevo y así reemplace el hueso dañado. La estimulación eléctrica se puede utilizar durante la cirugía y aplicarse directamente en la zona dañada. O bien, se puede administrar mediante electrodos sobre la piel.

Cirugía y otros procedimientos

Debido a que la mayoría de las personas no manifiestan síntomas hasta que la necrosis avascular está bastante avanzada, tal vez el médico te recomiende una cirugía. Entre las opciones se incluyen las siguientes:

  • Descompresión del núcleo. El cirujano elimina parte de la capa interna del hueso. Además de reducir el dolor, el espacio adicional dentro del hueso estimula la producción de tejido óseo sano y nuevos vasos sanguíneos.
  • Trasplante óseo (injerto). Este procedimiento puede ayudar a fortalecer la zona del hueso afectado por la necrosis avascular. El injerto es una sección de hueso sano tomado de otra parte del cuerpo.
  • Reestructuración de hueso (osteotomía). Se extrae una porción de hueso de encima o debajo de una articulación de soporte de peso, para cambiar el peso del hueso dañado. La reestructuración de hueso podría darte la posibilidad de posponer el reemplazo de la articulación.
  • Reemplazo de articulaciones. Si el hueso enfermo colapsó u otros tratamientos no están funcionando, es posible que necesites una cirugía para reemplazar las partes dañadas de la articulación con partes de plástico o metal.
  • Tratamiento de medicina regenerativa. El aspirado y la concentración de médula ósea es un procedimiento nuevo que puede ser adecuado para las primeras etapas de necrosis avascular de la cadera. Las células madre se recolectan de la médula ósea. Durante la cirugía, se extrae un núcleo de cadera muerta y se colocan células madre en ese lugar, los que permite potencialmente el crecimiento de hueso nuevo. Es necesario realizar estudios adicionales.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Preparación para la consulta

Tu médico de cabecera puede derivarte a un médico especializado en trastornos de las articulaciones (reumatólogo) o a un cirujano ortopédico.

Lo que puedes hacer

Haz una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluidos los que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta, y cuándo comenzaron
  • Tu información médica esencial, incluso otras enfermedades y cualquier antecedente de lesión en la articulación adolorida
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, de ser posible, para ayudarte a recordar la información que recibas.

Para la necrosis avascular, estas son algunas preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Dónde sientes dolor?
  • ¿Hay una posición particular de la articulación que mejore o empeore el dolor?
  • ¿Alguna vez has tomado esteroides, como la prednisona?
  • ¿Qué cantidad de alcohol consumes?
Nov. 20, 2018
  1. Jones LC, et al. Osteonecrosis (avascular necrosis of bone). https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 23, 2018.
  2. AskMayoExpert. Avascular necrosis of the hip. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  3. Patient fact sheet: Osteonecrosis. American College of Rheumatology. https://www.rheumatology.org/I-Am-A/Patient-Caregiver/Diseases-Conditions/Osteonecrosis. Accessed Feb. 23, 2018.
  4. Osteonecrosis (ON). Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/musculoskeletal-and-connective-tissue-disorders/osteonecrosis/osteonecrosis-on. Accessed Feb. 23, 2018.