Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El objetivo es prevenir una mayor disminución de la masa ósea. El tratamiento específico, en general, depende de qué cantidad de hueso dañado tengas.

Medicamentos y tratamiento

En los estadios iniciales de la necrosis avascular, los síntomas se pueden reducir con medicamentos y tratamiento. El médico podría recomendarte:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Los medicamentos como el ibuprofeno (Advil y Motrin IB, y otros) y el naproxeno sódico (Aleve y otros) pueden aliviar el dolor y la inflamación asociados con la necrosis avascular.
  • Medicamentos para la osteoporosis. Los medicamentos como el alendronato (Fosamax, Binosto), pueden disminuir el avance de la necrosis avascular, aunque las pruebas son dispares.
  • Medicamentos para bajar el colesterol. Disminuir la cantidad de colesterol y de lípidos en la sangre puede ayudar a prevenir los bloqueos de los vasos responsables de la necrosis avascular.
  • Anticoagulantes. Si tienes un trastorno de la coagulación, se pueden recetar anticoagulantes como la warfarina (Coumadin, Jantoven), para prevenir los coágulos en los vasos que nutren los huesos.
  • Descanso. Reducir el peso y el estrés sobre el hueso afectado puede retrasar el daño. Es posible que tengas que limitar la actividad física o utilizar muletas para aliviar el peso en la articulación durante varios meses.
  • Ejercicios. Podrían derivarte a un fisioterapeuta para que aprendas ejercicios para mantener o mejorar la amplitud de movimiento de la articulación.
  • Estimulación eléctrica. La corriente eléctrica puede promover el desarrollo de hueso nuevo que reemplace la zona lesionada por la necrosis avascular. La estimulación eléctrica se puede usar durante la cirugía y se aplica directamente sobre la zona lesionada. O se puede administrar a través de electrodos adheridos a la piel.

Cirugías y otros procedimientos

Debido a que la mayoría de las personas no comienza a tener síntomas hasta que la necrosis avascular está bastante avanzada, tu médico puede recomendarte una cirugía. Algunas de las opciones son:

  • Descompresión del núcleo. El cirujano elimina parte de la capa interna del hueso. Además de disminuir el dolor, el espacio adicional en el interior del hueso estimula la producción de tejido óseo sano y nuevos vasos sanguíneos.
  • Trasplante óseo (injerto). Este procedimiento puede fortalecer la zona del hueso afectada por la necrosis avascular. El injerto es una porción de hueso sano tomada de otra parte del cuerpo.
  • Remodelado óseo (osteotomía). En este procedimiento, se saca una porción de hueso de arriba o de abajo de una articulación que soporta peso, para alejar el peso del hueso lesionado. Con el remodelado óseo podrías posponer el reemplazo articular.
  • Reemplazo articular. Si el hueso afectado ya colapsó o si otras opciones de tratamiento no sirven, podrías necesitar una cirugía para reemplazar las partes lesionadas de la articulación con elementos de plástico o de metal. Se estima que el 10 por ciento de los reemplazos de cadera en los Estados Unidos se realizan para tratar la necrosis avascular de la cadera.
  • Tratamiento de medicina regenerativa. El aspirado y concentración de médula ósea es un procedimiento novedoso que, con el tiempo, podría ser adecuado para el estadio temprano de la necrosis avascular de la cadera. Las células madre se obtienen a partir de tu propia médula ósea. Durante la cirugía, se extrae un núcleo de hueso muerto de la cadera y, en su lugar, se colocan células madre; con este procedimiento existe una posibilidad de que crezca hueso nuevo.
March 21, 2015