La dermatitis atópica (eccema) es un trastorno que provoca enrojecimiento de la piel y picazón. Es frecuente en niños, pero puede manifestarse a cualquier edad. La dermatitis atópica es duradera (crónica) y suele exacerbarse periódicamente y luego disminuir. Puede manifestarse junto con asma o con rinitis alérgica (fiebre del heno).

No se ha encontrado una cura para la dermatitis atópica. Sin embargo, los tratamientos y las medidas de cuidado personal pueden aliviar la picazón y prevenir nuevos brotes. Por ejemplo, es útil evitar jabones ásperos y otros irritantes, aplicar cremas o ungüentos medicinales y humectar la piel.

Consulta con el médico si los síntomas de la dermatitis atópica te distraen de tus rutinas diarias o si no te dejan dormir.

July 26, 2014