Descripción general

«Nutrición parenteral» es el término médico para la infusión de una forma especializada de alimentos mediante una vena (por vía intravenosa), que también se suele denominar «nutrición parenteral total». El objetivo del tratamiento es corregir o prevenir la desnutrición.

La nutrición parenteral proporciona nutrientes líquidos, como hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y electrolitos. Algunas personas usan la nutrición parenteral para complementar la alimentación a través de un tubo colocado en el estómago o el intestino delgado (nutrición enteral), y otros la usan por sí sola.

La nutrición parenteral se usa para las personas cuyos aparatos digestivos no pueden absorber o no pueden tolerar los alimentos adecuados ingeridos por vía oral. Cuando se utiliza fuera del hospital, la alimentación intravenosa se denomina «nutrición parenteral en el hogar». La nutrición parenteral en el hogar puede ser necesaria durante meses o semanas o, en algunos casos, de por vida.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Es posible que necesites nutrición parenteral por uno de los siguientes motivos:

  • Cáncer. El cáncer del tubo digestivo puede causar una obstrucción en los intestinos, lo que evita un consumo adecuado de alimentos. El tratamiento oncológico, como la quimioterapia, puede ocasionar que tu cuerpo absorba los nutrientes de forma deficiente.
  • Enfermedad de Crohn. La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria del intestino que puede causar dolor, estrechamiento del intestino y otros síntomas que afectan la capacidad de ingerir, digerir y absorber alimentos.
  • Síndrome del intestino corto. Esta afección, que puede presentarse desde el nacimiento o ser el resultado de una cirugía en la que se extrajo una cantidad importante del intestino delgado, significa que no tienes suficiente intestino para absorber la cantidad suficiente de los nutrientes que ingieres.
  • Enfermedad intestinal isquémica. Esto puede causar dificultades causadas por un flujo de sangre reducido hacia el intestino.
  • Funcionamiento anormal del intestino. Esto dificulta el movimiento a través de los intestinos de los alimentos que ingieres, lo que ocasiona diversos síntomas que te impiden una buena ingesta de alimentos. El funcionamiento anormal del intestino puede deberse a adherencias quirúrgicas o anomalías en la motilidad intestinal. Estas pueden ser causadas por enteritis por radiación, trastornos neurológicos y muchas otras enfermedades.

Riesgos

La infección del catéter es una complicación grave y frecuente de la nutrición parenteral. Otras posibles complicaciones a corto plazo de la nutrición parenteral son coágulos sanguíneos, desequilibrios de líquidos y minerales, y problemas con el metabolismo del azúcar en sangre.

Las complicaciones a largo plazo pueden ser una cantidad excesiva o muy pequeña de oligoelementos, como el hierro o el cinc, y la aparición de una enfermedad hepática. Un control minucioso de la solución de nutrición parenteral puede ayudar a prevenir estas complicaciones o a tratarlas.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

La nutrición parenteral se suministra a través de un tubo delgado y flexible (catéter) que se inserta en una vena. Los médicos con capacitación especializada en nutrición trabajan contigo para determinar cuál es el tipo de catéter más adecuado para ti. Estas son las dos opciones principales de catéter para suministrar la nutrición parenteral:

  • Un catéter tunelizado, como el catéter Hickman, tiene un segmento del tubo fuera de la piel y otra parte tunelizada por debajo de la piel antes de ingresar a la vena.
  • Un catéter implantable se inserta completamente por debajo de la piel y se debe acceder con una aguja para infundir la nutrición parenteral.

Durante el procedimiento

Por lo general, el procedimiento de colocación del catéter se realiza después de recibir sedación o anestesia potentes. El catéter se insertará en una vena grande que conduce al corazón. La nutrición parenteral a través de esta vena grande puede suministrar nutrientes rápidamente y reducir el riesgo de sufrir una infección por el catéter.

Después del procedimiento

Tu equipo utilizará el análisis de laboratorio para verificar tus respuestas a la nutrición parenteral. También evaluarán periódicamente tu equilibrio hídrico, el lugar en donde se insertó el catéter y tu capacidad de cambiar de una alimentación por sonda a una alimentación oral normal.

Tendrás exámenes de seguimiento para evaluar tu plan de nutrición parenteral. Dependiendo de la razón por la que utilizas la nutrición parenteral, en algún momento, tu equipo de atención puede ayudarte a disminuir la cantidad que necesitas. En algunos casos, tu equipo te ayudará a ponerle fin por completo.

Resultados

Los proveedores de atención médica especialmente capacitados te mostrarán a ti y a las personas responsables del cuidado cómo preparar, administrar y supervisar la nutrición parenteral en el hogar. Por lo general, tu ciclo de alimentación se ajusta de tal manera que la nutrición parenteral se infunda durante la noche, liberándote de la bomba durante el día.

Algunas personas con nutrición parenteral informan una calidad de vida similar a aquellas que reciben diálisis. La fatiga es frecuente en personas que reciben nutrición parenteral en el hogar.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Nutrición parenteral total - atención en Mayo Clinic

Dec. 23, 2017
References
  1. Longo DL, et al., eds. Enteral and parenteral nutrition therapy. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Accessed Dec. 23, 2016.
  2. FAQs. Oley Foundation. https://oley.site-ym.com/?FAQ_LandingPage#HPN. Accessed Dec. 23, 2016.
  3. Wyllie R, et al., eds. Parenteral nutrition. In: Pediatric Gastrointestinal and Liver Disease. 5th ed. Philadelphia, Pa.; Elsevier: 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 23, 2016.
  4. AskMayoExpert. Parenteral nutrition. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2016.
  5. Baker RD, et al. Parenteral nutrition in infants and children. http://www.uptodate.com/home. Accessed Dec. 23, 2016.
  6. Geert JA, et al. Parenteral approaches in malabsorption: Home parenteral nutrition. Best Practice & Research Clinical Gastroenterology. 2016;30:309.
  7. Brown AW.Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 18, 2017.