Descripción general

La laminectomía es una cirugía que crea espacio mediante la extracción de la lámina (la parte posterior de la vértebra que cubre el conducto vertebral). También conocida como cirugía de descompresión, la laminectomía agranda el conducto vertebral para aliviar la presión sobre la médula espinal o los nervios.

Por lo general, a esta presión la causa el crecimiento excesivo del hueso dentro del conducto vertebral, lo que puede suceder en pacientes con artritis en la columna vertebral. Estos crecimientos excesivos a veces se denominan espolones óseos, pero son un efecto secundario normal del proceso de envejecimiento en algunas personas.

Se suele recurrir a la laminectomía solo cuando los tratamientos más conservadores (como medicamentos, fisioterapia o inyecciones) no lograron aliviar los síntomas. La laminectomía también puede recomendarse si los síntomas son graves o si empeoran drásticamente.

Por qué se realiza

El crecimiento óseo excesivo dentro del conducto vertebral puede estrechar el espacio disponible para la médula espinal y los nervios. Esta presión puede provocar dolor, debilidad o entumecimiento que puede extenderse hacia los brazos o las piernas.

Debido a que la laminectomía restablece el espacio del conducto vertebral pero no cura la artritis, es más eficaz para aliviar los síntomas provocados por los nervios comprimidos que para aliviar el dolor de espalda provocado por las articulaciones de la columna.

El médico puede recomendarte una laminectomía si:

  • El tratamiento conservador, como los medicamentos o la fisioterapia, no mejora tus síntomas.
  • Tienes debilidad muscular o entumecimiento que provocan dificultad para caminar o permanecer de pie.
  • Pierdes el control intestinal o de la vejiga.

En algunos casos, la laminectomía puede ser necesaria como parte de la cirugía para tratar una hernia de disco inervertebral. Es posible que el cirujano necesite extirpar parte de la lámina para acceder al disco dañado.

Riesgos

La laminectomía generalmente es un procedimiento seguro. Sin embargo, como sucede con cualquier cirugía, se pueden presentar complicaciones. Las posibles complicaciones incluyen las siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Coágulos sanguíneos
  • Lesión nerviosa
  • Derrame del líquido cefalorraquídeo

Cómo prepararse

Deberás evitar comer o beber durante cierta cantidad de tiempo antes de la cirugía. Tu médico puede darte instrucciones específicas sobre los tipos de medicamentos que debes tomar y cuáles debes evitar antes de la cirugía.

Lo que puedes esperar

Durante la laminectomía

Generalmente, los cirujanos realizan la laminectomía con anestesia general, por lo que estarás inconsciente durante el procedimiento.

El equipo quirúrgico controla tu frecuencia cardíaca, presión arterial y nivel de oxígeno en sangre durante el procedimiento. Una vez que estás inconsciente y no puedes sentir dolor:

  • El cirujano hace una incisión en tu espalda sobre las vértebras afectadas y hace a un lado los músculos de la columna vertebral, según sea necesario. Se utilizan pequeños instrumentos para eliminar la lámina correspondiente. El tamaño de la incisión puede variar según tu enfermedad y las dimensiones del cuerpo. Por lo general, en las cirugías mínimamente invasivas se realizan incisiones más pequeñas que aquellas realizadas en procedimientos abiertos.
  • Si se realiza una laminectomía como parte del tratamiento quirúrgico para una hernia de disco, el cirujano también elimina la parte herniada del disco y cualquier parte que se haya desprendido (discectomía).
  • Si una de tus vértebras se desplazó sobre otra o si tienes una desviación de la columna vertebral, es posible que sea necesaria una fusión espinal para estabilizarla. Durante la fusión espinal, el cirujano une en forma permanente dos o más vértebras entre sí, utilizando injertos de hueso y, si es necesario, varillas y tornillos de metal.
  • Según tu enfermedad y tus necesidades individuales, el cirujano puede hacer una incisión (mínimamente invasiva) y utilizar un microscopio quirúrgico especial para realizar la operación.

Después de la laminectomía

Tras la cirugía, te trasladan a una sala de recuperación donde el equipo de atención médica examina si hay complicaciones de la cirugía y la anestesia. También se te puede pedir que muevas los brazos y las piernas. El médico puede recetarte medicamentos para aliviar el dolor en el lugar de la incisión.

Puedes irte a tu casa el mismo día de la cirugía, aunque es posible que algunas personas necesiten una estadía corta en el hospital. Es probable que el médico recomiende fisioterapia después de una laminectomía para mejorar la fuerza y flexibilidad.

Según la cantidad de veces que debas levantar cosas, caminar y sentarte en tu trabajo, es posible que puedas volver a trabajar en unas pocas semanas. Si además te realizaron una fusión espinal, el tiempo de recuperación puede ser mayor.

Resultados

La mayoría de las personas indica una mejora considerable de sus síntomas después de la laminectomía, especialmente una disminución del dolor que se extiende hacia las piernas o los brazos. Pero este beneficio puede disminuir a lo largo del tiempo si tienes un tipo de artritis particularmente agresivo. Es menos probable que la laminectomía mejore el dolor en la propia espalda.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Spinal Cord Stimulator Sparks a Pain-Free Journey to Better Health

    After years of chronic back pain, Guy Gottschalk was not optimistic that he would ever find relief. But a visit to Mayo Clinic not only significantly reduced his pain, it gave him the motivation to make important lifestyle changes that dramatically improved his health. When he had his first appointment in Mayo Clinic's Division of [...]

  2. Headaches Gone, Independence Restored

    Michelle Griffis battled debilitating headaches for more than a year. But after several neurosurgeries and care from a multidisciplinary team at Mayo Clinic, she's made a full recovery. Now Michelle and her son are back to exploring their world together.? Michelle Griffis has a lot to celebrate this holiday season. After spending two months in [...]

  3. Back to Pursuing Her Passions After Spine Surgery

    Kathie Hanson went from being an active outdoor enthusiast to being unable to walk without assistance. But the care she received at Mayo Clinic has again allowed her to take part in the many activities that fill her life with joy. Swimming has been a huge part of Kathie Hanson's life. She was a lifeguard [...]

Nov. 20, 2018
  1. Azar FM, et al. Degenerative disorders of the thoracic and lumbar spine. In: Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 25, 2018.
  2. Levin K. Lumbar spinal stenosis: Treatment and prognosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 25, 2018.
  3. Lumbar spinal stenosis. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/lumbar-spinal-stenosis. Accessed April 25, 2018.
  4. AskMayoExpert. Lumbar spinal stenosis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  5. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Spine surgery. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  6. Huddleston PM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. May 15, 2018.