Descripción general

La endoscopia capsular es un procedimiento que utiliza una cámara inalámbrica pequeña para tomar imágenes del tubo digestivo. La cámara de la endoscopia capsular se encuentra en una cápsula del tamaño de una vitamina que se traga. A medida que la cápsula pasa por el tubo digestivo, toma miles de imágenes que se transmiten a un grabador que se lleva en un cinturón.

La endoscopia capsular ayuda a los médicos a ver dentro del intestino delgado, un área a la que no se llega con facilidad con los procedimientos endoscópicos más tradicionales. La endoscopia tradicional consiste en el paso de un tubo largo y flexible equipado con una cámara de video por la garganta o a través del recto.

Por qué se realiza

El médico te puede recomendar un procedimiento de endoscopia capsular para lo siguiente:

  • Descubrir la causa de la hemorragia gastrointestinal. La razón más común para realizar una endoscopia capsular es explorar el sangrado inexplicable en el intestino delgado.
  • Diagnosticar enfermedades intestinales inflamatorias, como la enfermedad de Crohn. La endoscopia capsular puede revelar áreas de inflamación en el intestino delgado.
  • Diagnosticar cáncer. La endoscopia capsular puede mostrar tumores en el intestino delgado u otras partes del tubo digestivo.
  • Diagnosticar celiaquía. La endoscopia capsular se utiliza a veces para diagnosticar y supervisar esta reacción inmunitaria al consumo de gluten.
  • Examinar el esófago. La endoscopia capsular también se ha aprobado para evaluar el tubo muscular que conecta la boca con el estómago (esófago) y observar si existen venas anormales o agrandadas (várices).
  • Detectar pólipos. Las personas que tienen síndromes hereditarios que pueden ocasionar pólipos en el intestino delgado podrían ocasionalmente someterse a endoscopia capsular.
  • Hacer análisis de seguimiento después de las radiografías u otras pruebas por imágenes. Si los resultados de un examen por imágenes no son claros o no son concluyentes, tu médico podría recomendar una endoscopia capsular para obtener más información.

Riesgos

La endoscopia capsular es un procedimiento seguro que presenta pocos riesgos. Sin embargo, es posible que una cápsula se aloje en el tracto digestivo en lugar de abandonar el cuerpo a través de una evacuación intestinal en varios días.

El riesgo, que es pequeño, puede ser mayor en pacientes que tienen una afección, como un tumor, la enfermedad de Crohn o una cirugía anterior en esa área, que causan un estrechamiento (constricción) del tubo digestivo. Si tienes dolor abdominal o estás en riesgo de tener un estrechamiento de intestino, tu médico probablemente te hará una tomografía computarizada para determinar la constricción antes de usar la cápsula endoscópica. Aunque la tomografía computarizada no muestre ningún estrechamiento, igualmente hay una pequeña posibilidad de que la cápsula se atasque.

Si la cápsula no salió con una evacuación intestinal, pero no causa signos ni síntomas, tu médico podrá darle más tiempo para que el cuerpo la expulse. Sin embargo, una cápsula que causa signos y síntomas propios de una obstrucción intestinal debe ser extraída, ya sea mediante una cirugía o un procedimiento endoscópico tradicional, según el lugar donde se haya atascado.

Cómo prepararse

Antes de la endoscopia capsular, es probable que tu médico te pida que tomes ciertas medidas para prepararte. Asegúrate de seguir las instrucciones de tu médico sobre la preparación para la endoscopia capsular. Si no sigues las instrucciones, tal vez se deba reprogramar la endoscopia capsular.

Alimentos y medicamentos

Para ayudar a la cámara a capturar imágenes claras del tracto digestivo, se te pedirá que dejes de comer y beber al menos 12 horas antes del procedimiento. En algunos casos, tu médico te pedirá que tomes un laxante antes de la endoscopia capsular, para vaciar el intestino delgado. Esto demostró que mejora la calidad de las imágenes tomadas por la cámara que está dentro de la cápsula.

Para impedir que los medicamentos interfieran en la cámara, tu médico podría pedirte que no tomes ciertos medicamentos antes del procedimiento.

Otras precauciones

En la mayoría de los casos, podrás ocuparte de las cosas cotidianas después de haber tragado la cápsula que contiene la cámara. Pero es probable que te pidan que no hagas ejercicios extenuantes ni levantes objetos pesados. Si tienes un trabajo activo, pregúntale a tu médico si puedes volver a trabajar el día de la endoscopia capsular.

Lo que puedes esperar

Antes de la intervención

El día de la endoscopia capsular, el equipo de atención médica repasará el procedimiento. Es posible que te pidan que te quites la camiseta para poder pegarte unos parches adhesivos en el abdomen. Cada parche contiene una antena con cables que se conectan a un grabador. Algunos dispositivos no requieren los parches.

Llevas el grabador en un cinturón especial. La cámara envía imágenes a los parches de antena fijados a tu abdomen, que transmiten datos al grabador. El grabador recopila y almacena las imágenes.

Durante el procedimiento

Una vez que el grabador está conectado y preparado, tragas con agua la cápsula que contiene la cámara. La cápsula tiene un recubrimiento resbaladizo para que sea más fácil tragarla. Una vez que la tragues, no tendrías que sentirla.

Luego podrás ocuparte de tus tareas cotidianas. Puedes conducir y tal vez también puedas ir a trabajar, de acuerdo con el empleo que tengas. El médico hablará contigo sobre las restricciones, por ejemplo, evitar actividades extenuantes, como correr y saltar.

Después del procedimiento

Espera dos horas después de tragar la cápsula para reanudar el consumo de líquidos claros. Después de cuatro horas, puedes comer un almuerzo liviano o tentempié, a menos que el médico te indique lo contrario.

El procedimiento de endoscopia capsular está completo después de ocho horas o cuando veas la cápsula que contiene la cámara en el inodoro después de evacuar los intestinos, lo que ocurra primero. Quítate los parches y el grabador, guárdalos en una bolsa y sigue las instrucciones del médico para devolver el equipo. Puedes tirar la cápsula que contiene la cámara por el inodoro.

Una vez finalizado el procedimiento, tu cuerpo puede expulsar la cápsula de la cámara en cuestión de horas o después de varios días. El sistema digestivo de cada persona es diferente. Si no ves la cápsula en el inodoro en un plazo de dos semanas, comunícate con el médico. El médico podría pedir una radiografía para ver si todavía tienes la cápsula en el cuerpo.

Resultados

La cámara utilizada en la cápsula endoscópica toma miles de imágenes a color a medida que pasa por el tracto digestivo. Las imágenes que se guardan en el grabador se transfieren a una computadora con un software especial que une las imágenes para crear un video. El médico mirará el video para detectar anomalías dentro del tracto digestivo.

Podría llevar entre algunos días y una semana o más recibir los resultados del procedimiento con cápsula endoscópica. Luego, el médico compartirá contigo los resultados.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Dec. 14, 2019
  1. Cave D. Wireless video capsule endoscopy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 23, 2019.
  2. Understanding capsule endoscopy. American Society for Gastrointestinal Endoscopy. https://www.asge.org/home/for-patients/patient-information/understanding-capsule-endoscopy. Accessed May 16, 2019.