Panorama general

El procedimiento de maniobra de reposicionamiento canalicular puede ayudarte a aliviar el vértigo posicional paroxístico benigno, una enfermedad en la que tienes episodios breves, pero intensos, de mareos que ocurren cuando mueves la cabeza. El vértigo generalmente proviene de un problema en la parte del oído interno responsable del equilibrio (laberinto vestibular). El vértigo posicional paroxístico benigno ocurre cuando unas partículas pequeñas denominadas otoconias de una parte del oído interno se sueltan y caen en los canales del oído interno.

El procedimiento de maniobra de reposicionamiento canalicular puede mover las otoconias a una parte del oído donde no causarán mareos. Este procedimiento, que se realiza en el consultorio del médico, consta de varias maniobras simples realizadas con la cabeza. El procedimiento es bastante eficaz y logra aliviar el vértigo en aproximadamente el 80 por ciento de las personas después de uno o dos tratamientos. Sin embargo, el problema puede reaparecer.

Por qué se hace

El procedimiento de maniobra de reposicionamiento canalicular se realiza para mover las otoconias que causan los síntomas desde los canales semicirculares llenos de líquido del oído interno hacia una pequeña área abierta parecida a una bolsa (vestíbulo) que aloja uno de los órganos de los otolitos (utrículo) del oído. Una vez que están allí, esas partículas no causarán vértigo y muy posiblemente se disuelvan o sean reabsorbidas por los líquidos corporales del oído.

Riesgos

La maniobra de reposicionamiento canalicular siempre debe hacerse bajo la supervisión de un profesional médico, ya que implica algunos riesgos, por ejemplo:

  • Lesiones en el cuello o la espalda
  • Movimiento de las otoconias a un canal diferente al utrículo, lo cual podría continuar provocando vértigo
  • Efectos secundarios, como sensación de náuseas, mareos y vértigo, que podrían requerir medicación para ser aliviados

Asegúrate de avisarle al médico acerca de cualquier trastorno que tengas, por ejemplo, problemas de cuello o espalda, desprendimiento de retina o problemas vasculares, antes de comenzar con la maniobra de reposicionamiento canalicular. Tal vez sea necesario posponer la maniobra de reposicionamiento canalicular.

Cómo prepararte

No existe ninguna preparación especial para la maniobra de reposicionamiento canalicular. Usa ropa que te permita moverte con libertad en cada maniobra.

Qué esperar

Durante el procedimiento

La maniobra de reposicionamiento canalicular consiste en mantener cuatro posiciones durante unos 30 a 45 segundos, cada una, o cuanto duren los síntomas mientras mantienes dicha posición. Normalmente, permanecerás en cada posición unos 20 segundos adicionales después de que los síntomas desaparezcan. El procedimiento podrá repetirse tres o más veces en una sesión de tratamiento.

Según las preferencias del profesional de salud, tal vez debas colocarte sobre los ojos un dispositivo para técnicas por imágenes infrarrojas. Este dispositivo le permite al profesional de salud examinarte los ojos durante cada una de las maniobras. El dispositivo puede ayudar con el tratamiento, pero no es necesario para que este sea exitoso.

A continuación se enumeran los pasos que incluye la maniobra de reposicionamiento canalicular.

Paso 1. Primero debes pasar de una posición de sentado a reclinado, con la cabeza entornada hacia el lado afectado en un ángulo de 45 grados. El profesional de salud te ayudará a extender la cabeza sobre el borde de la mesa formando un leve ángulo.

Paso 2. Con la cabeza todavía extendida sobre el borde de la mesa, te pedirán que lentamente hagas un giro de unos 90 grados en sentido contrario al lado afectado.

Paso 3. Gira el cuerpo hacia tu lado. La cabeza debería quedar formando un ligero ángulo mientras miras al piso.

Paso 4. Finalmente, retomas con cuidado la posición de sentado con la cabeza inclinada hacia abajo y vuelta a colocar en la posición central.

Después del procedimiento

Después de esta maniobra, deberás mantener el oído tratado por sobre el nivel de los hombros durante el resto del día, así que no debes descansar en posición horizontal durante el resto del día del tratamiento. Por la noche, utiliza algunas almohadas para dormir sobre una superficie ligeramente inclinada, con la cabeza por encima del hombro. Esto permitirá que las partículas que se encuentran flotando en el laberinto vestibular se asienten en el utrículo y sean absorbidas por los líquidos corporales.

La mañana siguiente, según las instrucciones de tu médico, tal vez debas realizar ejercicios similares –pero esta vez sin tener que apoyar tú mismo la cabeza sobre el borde de la cama–, para verificar si la maniobra realizada en el consultorio fue efectiva. Si el vértigo continúa, comunícaselo a tu médico. Tal vez debas realizar estos ejercicios durante varios días antes de que los síntomas desaparezcan.

Resultados

Casi el 80 por ciento de las personas que se someten al procedimiento experimentan alivio. Sin embargo, si los síntomas vuelven, se puede repetir la maniobra de reposicionamiento canalicular. Puede que sea necesario repetir el procedimiento varias veces para aliviar los síntomas. Habla con tu médico si los síntomas no mejoran.

June 30, 2015
References
  1. Hilton, MP et al. The Epley (canalith repositioning) manoeuvre for benign paroxysmal positional vertigo (La maniobra de Epley [reposicionamiento canalicular] para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno). Cochrane Database System Review (Revisión del Sistema de Base de Datos Cochrane). 2014;12:CD003162. Review (Revisión).
  2. Gold, DR et al. Repositioning maneuvers for benign paroxysmal positional vertigo (Maniobras de reposicionamiento para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno). Current Treatment Options Neurology (Opciones de Tratamiento Actuales en Neurología). 2014;16(8):307.
  3. Helminski, JO. Effectiveness of the canalith repositioning procedure in the treatment of benign paroxysmal positional vertigo (Efectividad de la maniobra de reposicionamiento canalicular en el tratamiento del vértigo posicional paroxístico benigno). Physical Therapy (fisioterapia). 2014;94(10):1373. Review (Revisión).
  4. Canalith repositioning procedure — for treatment of BPPV (Maniobra de reposicionamiento canalicular para el tratamiento del vértigo posicional paroxístico benigno). Vestibular Disorders Association (Asociación de Trastornos Vestibulares). http://vestibular.org/understanding-vestibular-disorders/treatment/canalith-repositioning-procedure-bppv. Último acceso: 21 de abril de 2015.
  5. Clinical practice guideline (Guía de práctica clínica): Benign paroxysmal positional vertigo (Vértigo posicional paroxístico benigno). American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery Foundation (Academia Estadounidense de Otorrinolaringología: Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello). http://www.entnet.org/Practice/loader.cfm?csModule=security%2fgetfile&pageid=33697. Último acceso: 21 de abril de 2015.

Maniobra de reposicionamiento canalicular