Las vacunas contra la alergia son inyecciones que se aplican con intervalos regulares durante un período aproximado de tres a cinco años, para detener o reducir los ataques de alergia. Las vacunas contra la alergia son una modalidad de tratamiento denominada «inmunoterapia». Cada vacuna contra la alergia contiene una pequeña cantidad de sustancia o de sustancias que te desencadenan las reacciones alérgicas. Estas sustancias se llaman «alérgenos». Las vacunas contra la alergia poseen una cantidad justa de alérgenos para estimular al sistema inmunitario, aunque no la cantidad suficiente para causar una reacción alérgica completa.

Con el paso del tiempo, el médico aumenta la dosis de alérgenos en cada una de las vacunas contra la alergia. Así el cuerpo se acostumbra a los alérgenos (desensibilización). Tu sistema inmunitario desarrolla una tolerancia a los alérgenos, con lo cual los síntomas de alergia disminuirán con el tiempo.

Feb. 10, 2015