El olor vaginal puede ser diferente durante el ciclo menstrual y particularmente fuerte después de tener relaciones sexuales. La sudoración normal también puede producir olor vaginal. Aunque una recurra al uso de un lavado vaginal o de un desodorante íntimo para reducir el olor, estos productos suelen, en verdad, causar irritación y otros síntomas vaginales.

La vaginosis bacteriana, que se produce por un aumento excesivo de la cantidad de bacterias que normalmente se encuentran en la vagina, es el tipo de infección vaginal más frecuente que produce olor en la zona íntima. La tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual, también puede producir olor vaginal. Las infecciones por Chlamydia y gonorrea no suelen producir olor vaginal; tampoco la candidosis vaginal.

En términos generales, si una tiene olor vaginal sin ningún otro síntoma, es poco probable que sea anormal.

Las causas frecuentes del olor vaginal anormal comprenden las siguientes:

  1. Vaginitis (vaginosis bacteriana)
  2. Higiene deficiente
  3. Un tampón retenido u olvidado en su lugar por varios días
  4. Tricomoniasis

Con menor frecuencia, el olor vaginal anormal puede deberse a lo siguiente:

  1. Fístula rectovaginal (una abertura anormal entre el recto y la vagina que permite que las heces se filtren hacia la vagina)
  2. Cáncer de cuello uterino
  3. Cáncer de vagina

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

Jan. 26, 2018