Descripción general

El síndrome de Reye es una enfermedad poco frecuente, pero grave, que provoca hinchazón en el hígado y en el cerebro. El síndrome de Reye afecta más a menudo a niños y adolescentes que se recuperan de una infección viral, por lo general, la influenza o la varicela.

Los signos y síntomas, tales como la desorientación, convulsiones y la pérdida del conocimiento, requieren tratamiento de urgencia. El diagnóstico y tratamiento tempranos del síndrome de Reye pueden salvar la vida del niño.

Se ha relacionado la aspirina con el síndrome de Reye, así que ten cuidado si les das aspirina a niños o adolescentes. Si bien la aspirina está aprobada para administrarse en niños mayores de 2 años, los niños y adolescentes que se estén recuperando de síntomas parecidos a los de la varicela o la influenza nunca deben tomar aspirina. Si tienes alguna inquietud, consulta con el médico.

Síntomas

En el síndrome de Reye, el nivel de azúcar en sangre del niño generalmente disminuye mientras los niveles de amoníaco y acidez en sangre aumentan. Al mismo tiempo, es posible que el hígado se hinche y genere depósitos grasos. La hinchazón también se puede producir en el cerebro, lo que puede provocar ataques, convulsiones o pérdida del conocimiento.

Por lo general, los signos y síntomas del síndrome de Reye aparecen aproximadamente de tres a cinco días después del comienzo de una infección viral, como gripe (influenza) o varicela, o de una infección de las vías respiratoria altas, como un resfrío.

Primeros signos y síntomas

En niños menores de 2 años, los primeros signos del síndrome de Reye pueden comprender lo siguiente:

  • Diarrea
  • Respiración rápida

En niños más grandes y adolescentes, los primeros signos y síntomas pueden comprender lo siguiente:

  • Vómitos persistentes o continuos
  • Somnolencia o letargo inusuales

Signos y síntomas adicionales

Mientras la enfermedad avanza, los signos y síntomas se pueden agravar y pueden provocar lo siguiente:

  • Conducta irritable, agresiva o irracional
  • Confusión, desorientación o alucinaciones
  • Debilidad o parálisis en brazos y piernas
  • Convulsiones
  • Letargo excesivo
  • Disminución del nivel de conocimiento

Estos signos y síntomas requieren tratamiento de urgencia.

Cuándo consultar al médico

El diagnóstico y tratamiento tempranos del síndrome de Reye pueden salvar la vida del niño. Si sospechas que tu hijo tiene síndrome de Reye, es importante que actúes rápido.

Busca ayuda médica de urgencia si tu hijo:

  • Tiene ataques o convulsiones
  • Pierde el conocimiento

Comunícate con el médico de tu hijo si a tu hijo le ocurre lo siguiente después de haber tenido un episodio de influenza o varicela:

  • Vomita reiteradamente
  • Tiene sueño o letargo de un modo inusual
  • Su comportamiento cambia repentinamente

Causas

La causa exacta del síndrome de Reye se desconoce, aunque varios factores podrían tener una función importante en su desarrollo. El síndrome de Reye parece desencadenarse por el uso de aspirina para tratar las enfermedades o infecciones virales, en especial, influenza y varicela, en niños y adolescentes que tienen un trastorno oculto en la oxidación de ácidos grasos.

Los trastornos en la oxidación de ácidos grasos son un grupo de trastornos metabólicos hereditarios por los que el organismo no puede descomponer los ácidos grasos debido a la falta o el funcionamiento inadecuado de una enzima. Es necesario realizar un examen para su detección con el fin de determinar si tu hijo tiene un trastorno en la oxidación de ácidos grasos.

En algunos casos, el síndrome de Reye puede ser una enfermedad metabólica oculta que es desenmascarada por una enfermedad viral. La exposición a determinadas toxinas, tales como insecticidas, herbicidas y disolventes, también podría contribuir al síndrome de Reye.

Factores de riesgo

Los siguientes factores, generalmente, cuando se presentan juntos, podrían aumentar el riesgo de que tu hijo desarrolle el síndrome de Reye:

  • El uso de aspirina para tratar una infección viral, como la influenza, varicela o una infección de las vías respiratorias altas
  • La existencia de un trastorno oculto de la oxidación de ácidos grasos

Complicaciones

La mayoría de los niños y adolescentes que tienen síndrome de Reye sobrevive, aunque existe la posibilidad de sufrir diversos grados de daño cerebral permanente. Sin diagnóstico y tratamiento precisos, el síndrome de Reye puede ser mortal en pocos días.

Prevención

Ten cuidado cuando les des aspirinas a los niños o a los adolescentes. Si bien la aspirina está aprobada para administrarse en niños mayores de 2 años, los niños y adolescentes que se estén recuperando de síntomas parecidos a los de la varicela o la influenza nunca deben tomar aspirina. Esto comprende la aspirina sola y los medicamentos que contengan aspirina.

Algunos hospitales y centros médicos realizan exámenes para la detección de trastornos en la oxidación de ácidos grasos, a fin de determinar qué niños tienen mayor riesgo de desarrollar el síndrome de Reye. Los niños diagnosticados con trastornos en la oxidación de ácidos grasos no deberían tomar aspirina o productos que contengan aspirina.

Siempre verifica la etiqueta antes de dar medicamentos a tu hijo, incluso los productos de venta libre y remedios alternativos o a base de hierbas. La aspirina puede aparecer en algunos lugares inesperados, tales como el Alka-Seltzer.

A veces la aspirina viene con otro nombre, también, por ejemplo:

  • Ácido acetilsalicílico
  • Acetilsalicilato
  • Ácido salicílico
  • Salicilato

Si tu hijo tiene influenza, varicela u otra enfermedad viral, utiliza otros medicamentos, tales como paracetamol (Tylenol u otros), ibuprofeno (Advil, Children’s Motrin, Motrin IB u otros) o naproxeno (Aleve), para reducir la fiebre alta o aliviar el dolor.

No obstante, hay una salvedad para la regla de la aspirina. Los niños y adolescentes que tengan determinadas enfermedades, como la enfermedad de Kawasaki, podrían necesitar un tratamiento a largo plazo con medicamentos que contengan aspirina.

Si tu hijo necesita terapia con aspirina, asegúrate de que sus vacunas estén actualizadas, entre ellas, dos dosis de la vacuna contra la varicela y una vacuna anual contra la influenza. Evitar estas dos enfermedades virales puede ayudar a prevenir el síndrome de Reye.

Aug. 12, 2014
References
  1. Ferri FF. Ferri’s Clinical Advisor 2014: 5 Books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2014: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 25 de mayo de 2014.
  2. Cherry JD, et al. Feigin and Cherry’s Textbook of Pediatric Infectious Diseases. (Manual de enfermedades infecciosas pediátricas de Feigin y Cherry). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 25 de mayo de 2014.
  3. NINDS Reye’s syndrome information page (Página informativa sobre el síndrome de Reye del NINDS). National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). http://www.ninds.nih.gov/disorders/reyes_syndrome/reyes_syndrome.htm. Último acceso: 25 de mayo de 2014.
  4. What is Reye’s syndrome? (¿Qué es el síndrome de Reye?). National Reye’s Syndrome Foundation (Fundación Nacional para el Síndrome de Reye). http://www.reyessyndrome.org/what.html. Último acceso: 25 de mayo de 2014.
  5. Chiriboga CA. Acute toxic-metabolic encephalopathy in children (Encefalopatía tóxica metabólica grave en niños). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 25 de mayo de 2014.
  6. Reye’s syndrome (Síndrome de Reye). The Merck Manual for Health Care Professionals (Manual Merck para profesionales del cuidado de la salud). http://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/miscellaneous_disorders_in_infants_and_children/reyes_syndrome.html. Último acceso: 26 de mayo de 2014.
  7. Medications containing aspirin (acetylsalicylate) and aspirin-like products (Medicamentos que contienen aspirina [acetilsalicilato] y productos similares a la aspirina). National Reye’s Syndrome Foundation (Fundación Nacional para el Síndrome de Reye). http://www.reyessyndrome.org/. Último acceso: 28 de mayo de 2014.
  8. Renaud DL (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 2 de junio de 2014.