Cuidado del cordón umbilical: lo que los padres deben hacer y lo que no deben hacer

El muñón del cordón umbilical del recién nacido generalmente se cae en unas dos semanas después de nacer. Mientras tanto, trata el muñón con cuidado.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

¿Te preguntas cómo cuidar el muñón del cordón umbilical de tu recién nacido? Sigue estos consejos para favorecer la cicatrización.

Por qué tu bebé tiene un muñón en el cordón umbilical

Durante el embarazo, el cordón umbilical suministra nutrientes y oxígeno al bebé en desarrollo. Después del nacimiento, el cordón umbilical ya no es necesario; por ello, se cierra con unas pinzas y se corta. Esto deja un pequeño muñón.

Cómo cuidar el muñón

El muñón del cordón umbilical del bebé se seca y, finalmente, se cae, por lo general, en el plazo de una a tres semanas después del nacimiento. Mientras tanto, trata la zona con suavidad:

  • Mantén el muñón seco. Antes, se les indicaba a los padres que limpien el muñón con alcohol para fricciones después de cambiar el pañal. En la actualidad, los investigadores afirman que esto podría destruir las bacterias que ayudan a que el cordón se seque y se caiga. En cambio, debes exponer el muñón al aire para que se seque la base. Dobla la parte delantera del pañal para que no cubra el muñón.
  • Dale preferencia a los baños con esponja. Si bien mojar el muñón no causa problemas, los baños con esponja pueden facilitar la tarea de mantenerlo seco.
  • Deja que el muñón se caiga solo. Resiste a la tentación de quitar el muñón.

Signos de un problema

Durante el proceso de recuperación, es normal ver algo de sangre cerca del muñón. Al igual que una costra, es posible que el muñón del cordón umbilical sangre un poco cuando se caiga.

Sin embargo, comunícate con el médico de tu bebé si la zona umbilical supura pus, si la piel circundante se enrojece y se hincha, o si la zona presenta un bulto húmedo y rosado. Estos podrían ser signos de una infección en el cordón umbilical. Es importante proporcionar tratamiento inmediato para detener el avance de la infección.

Además, habla con el médico de tu bebé si el muñón no se ha separado después de tres semanas. Esto podría ser una señal de un problema subyacente, como una infección o un trastorno del sistema inmunitario.

June 13, 2018 See more In-depth