No tengo planes de circuncidar a mi bebé recién nacido. ¿Cómo debo cuidarle el pene no circuncidado?

Answers from Erik P. Castle, M.D.

Cuando el pene no está circuncidado, un pliegue de piel (prepucio) recubre el glande. Si tu bebé no está circuncidado, simplemente lávale el pene con agua y jabón no irritante cada vez que lo bañes. No hay necesidad de usar hisopos de algodón ni productos de limpieza especiales.

En el momento del nacimiento, en la mayoría de los bebés varones, todavía no es posible mover el prepucio hacia atrás (retraerlo) por completo. Trata el prepucio con suavidad y ten cuidado de no forzarlo hacia atrás. Forzarlo puede causar dolor, desgarros y sangrado.

Consulta con el médico si tu bebé parece tener molestias al orinar, en especial si el prepucio se llena de orina o se hincha como un globo al orinar, o si la piel está enrojecida, le pica o se inflama.

A medida que tu hijo crezca, el prepucio del pene no circuncidado empezará a separarse de la punta del pene. Esto permite retraer el prepucio. Tan pronto como sea posible retraer el prepucio, es importante limpiar habitualmente el área que este recubre. Enséñale a tu hijo a hacer lo siguiente:

  • Mover el prepucio hacia atrás con suavidad
  • Lavarse el área cubierta por el prepucio con agua y un jabón suave
  • Enjuagar y secar cuidadosamente el área cubierta por el prepucio
  • Reacomodar el prepucio sobre el glande

Alienta a tu hijo a que siga el mismo procedimiento hasta la adultez como parte de su rutina de baño diaria.

June 13, 2018 See more Expert Answers