Planificación familiar: infórmate sobre el tiempo prudente entre embarazos

Espaciar los embarazos es esencial en la planificación familiar. Entiende la importancia de este tiempo y qué factores deben considerarse antes de volver a concebir.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿Estás considerando tener otro hijo? El tiempo entre embarazos puede afectar más que la edad que se lleven tus hijos. Esto es lo que necesitas saber.

¿Por qué es importante la planificación familiar?

Saber si quieres o no quieres tener hijos en los próximos años puede ayudarles a ti y a tu pareja a prepararse para la concepción o a escoger anticonceptivos adecuados.

Si ya tienen hijos, la planificación familiar tiene un nuevo significado. Tener otro hijo cambiará las vidas en tu familia. ¿Tú y tu pareja están preparados para volver a cuidar de un recién nacido? ¿Cómo reaccionarán tus hijos ante compartir la atención con un nuevo bebé?

También es importante tener en cuenta el momento del embarazo. Tu pareja y tú pueden tener preferencias sobre la edad que deberían llevarse sus hijos, pero algunas investigaciones muestran que el tiempo entre embarazos puede afectar a la madre y al bebé.

¿Cuáles son los riesgos de los embarazos muy seguidos?

La investigación sugiere que comenzar un embarazo dentro de seis meses de dar a luz a un bebé vivo se asocia con un aumento de riesgo de:

  • Parto prematuro
  • La placenta que se despega parcial o completamente de la pared interna del útero antes de dar a luz (desprendimiento prematuro de placenta)
  • Bajo peso al nacer
  • Trastornos congénitos
  • Esquizofrenia

Además, investigaciones recientes sugieren que un embarazo dentro de menos de dos años de un parto con un bebé vivo se puede asociar con un aumento del riesgo de autismo en los niños que nacen en segundo lugar. El riesgo es más alto para los embarazos espaciados en menos de 12 meses.

Los embarazos con poco tiempo entre ellos pueden no dar a la madre el tiempo suficiente para recuperarse del primer embarazo antes del siguiente. Por ejemplo, el embarazo y la lactancia pueden mermar al extremo las reservas de nutrientes esenciales como el hierro y el ácido fólico. Quedar embarazada antes de restaurar estas reservas podría afectar tu salud y la de tu bebé. También podría darse una inflamación del tracto genital que se desarrolla durante el embarazo y no se cura completamente antes del siguiente embarazo.

Feb. 25, 2017 See more In-depth