La autocompasión significa aceptarte como la persona imperfecta que eres. Significa ser más bondadoso contigo mismo, y, como resultado, ser más bondadoso y compasivo con los otros.

By Charlene M. Martin Lillie

La autocompasión significa aceptarte como la persona imperfecta que eres. Cuando aceptas la idea de que nunca serás perfecto, puedes también aceptar que los errores son una importante parte de tu vida que contribuyen a ser quién eres. Al ser más bondadoso contigo mismo, también se estimula tu resiliencia y como resultado, serás más bondadoso y compasivo con los otros.

El cerebro adulto promedio crea aproximadamente 70000 pensamientos por día. Si pudieras prestarle atención a cada uno de ellos, ¿qué te dirían? Lo más posible es que tu cerebro no te dice que te ves fantástico en esos pantalones de jean, qué presentación tan brillante diste, o que eres un padre increíble — así no es como se diseñó tu cerebro. En cambio, está diseñado para identificar amenazas, hacer que estés seguro de los peligros, y protegerte. Como resultado, tu cerebro se enfoca en lo negativo:

  • Identifica lo que está mal y no lo que está bien.
  • Recuerda eventos y pensamientos negativos más que los positivos
  • Te dice que si fueras así o asá, que si pudieras hacer un poquito más de esfuerzo, entonces todo sería mejor.

¿Cómo puedes contrarrestar esta tendencia natural a lo negativo? Una respuesta es la autocompasión, pero requiere de intención y esfuerzo. Prueba usar estos tres conceptos clave, identificados por Kristin D. Neff, Ph.D., investigadora de la autocompasión:

  • Sé bondadoso frente a tu propio sufrimiento. Ser amable contigo mismo es especialmente importante cuando estés sufriendo, sintiéndote poco adecuado, o estás desilusionado contigo mismo. Alguna gente cree que hablarte de manera negativa — como decirte a ti mismo que eres un fracaso — va a motivarte de alguna manera a hacer las cosas mejor la próxima vez. De hecho, el efecto es lo opuesto. Si te hablas de una manera positiva durante los tiempos difíciles, esto te puede hacer más resiliente y más capaz de enfrentar nuevos objetivos en lugar de centrarte en tus pérdidas.
  • Acepta tu humanidad. Reconoce y acepta que todo el mundo sufre — es parte de la experiencia compartida de la vida y de ser humano. Cuando entiendas esto, tendrás menos tendencia a pensar que eres el único que se enfrenta a momentos difíciles. Adoptar este punto de vista te ayudará a reconocer que no estás solo cuando sufres, lo que te hará capaz de mostrar compasión hacia los otros.
  • Practica conciencia plena. Reconoce tu sufrimiento. En el mundo de hoy, es fácil convertirte en un maestro en la distracción al usar la televisión, la música, los teléfonos celulares, el alcohol o las drogas para acallar cualquier sufrimiento interno. Pero el sufrimiento no desaparece cuando tú le pones una máscara o lo escondes más allá de tu conciencia. Estar consciente y reconocer tus desafíos — sin juzgar — te permite encontrar la autocompasión.

Meditación sobre el amor compasivo

Si no estás seguro de cómo practicar la autocompasión, intenta una meditación sobre el amor compasivo. La siguiente es una que puedes practicar solo o con un compañero. Todos los días, reserva cinco a diez minutos para practicar. Comienza por elegir una afirmación verbal que tenga significado para ti. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Deseo ser feliz.
  • Deseo estar sano.
  • Deseo ser bueno conmigo mismo.
  • Deseo experimentar amor y alegría.
  • Deseo vivir la vida al máximo.
  • Deseo aceptarme tal como soy.
  • Deseo sentir paz y satisfacción.

Luego siéntate cómodamente en un asiento con los pies firmes en el suelo. Permite que tu espina dorsal se alargue hacia el techo, y relaja los hombros. Pon las manos en una posición cómoda, que te dé apoyo. Respira profundamente un par de veces, y con intención, repite la afirmación que elegiste.

Al continuar practicando, si quieres, puedes extender estos buenos deseos a otras personas. Al comienzo puedes sentirte incómodo o como que es una tontería, pero date permiso para explorar la idea.

Esta semana, pasa algo de tiempo reflexionando sobre el concepto de la autocompasión. Sea un nuevo concepto para ti, o algo que practicas activamente, siempre se puede mejorar. ¿Qué desafíos se te presentan? ¿A qué punto en tu vida te ha sido particularmente difícil ser bueno contigo mismo? ¿Cómo puedes prepararte para tener más auto compasión en el futuro?

Dec. 29, 2016 See more In-depth