Lesiones oculares: consejos para proteger la visión

Las lesiones en los ojos pueden dañar la visión e, incluso, causar ceguera, pero la mayoría pueden evitarse. Protege tu visión con estos consejos.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Aunque es cierto que muchas lesiones oculares se producen en el trabajo, se produce casi la misma cantidad en el hogar. Solo basta con un corcho de champagne o una banda elástica que salgan disparados.

Afortunadamente, la mayoría de las lesiones oculares son evitables. Adopta algunos pasos simples para reducir el riesgo de sufrir una lesión ocular y saber cuándo consultar al médico.

¿Qué puedes hacer para prevenir una lesión ocular?

Sigue estos consejos de seguridad para prevenir las lesiones oculares en el hogar.

Al hacer trabajos en la casa

  • Usa protección ocular cuando hagas actividades riesgosas. Usa protección ocular envolvente cuando estés expuesto a partículas o polvo que puedan flotar en el ambiente, o a objetos que salgan despedidos.
  • Usa gafas protectores si trabajas con sustancias químicas. Toma precauciones incluso si solo estás observando la tarea.
  • Supervisa el uso de herramientas por parte de tu hijo. Los lápices, tijeras, tenedores y cuchillos pueden provocar lesiones graves en los ojos. Ten en cuenta que otros artículos de uso común en el hogar, como los ganchitos de papel, las cuerdas elásticas, las perchas de alambre, las bandas de goma y los anzuelos, también pueden ser peligrosos.

En el jardín

  • Usa protección ocular cuando trabajes en el jardín. Usa protección ocular siempre que uses una cortadora de césped, una desbrozadora o una sopladora de hojas.
  • Mantén a los niños lejos de cualquier objeto que pueda salir despedido. Asegúrate de que no haya niños pequeños en el jardín cuando se esté usando la cortadora de césped.
  • Guarda en un lugar seguro las sustancias peligrosas. Mantén los fertilizantes, los pesticidas y los productos químicos para la piscina lejos del alcance de los niños en todo momento.

Al cocinar y limpiar

  • Ten cuidado con los productos químicos y de limpieza. Lee con atención las etiquetas de los productos químicos y de limpieza del hogar, como la lejía, antes de usarlos. No mezcles productos. Mantén todos los productos químicos y aerosoles fuera del alcance de los niños.
  • Ten cuidado al cocinar o manipular objetos calientes. Usa un protector antigrasa para evitar las salpicaduras de grasa o aceite caliente. Evita usar un rizador cerca de los ojos.
  • Mantén los implementos y utensilios de cocina filosos fuera del alcance de los niños pequeños. Guárdalos en un lugar seguro y evita apoyarlos al alcance de los niños pequeños.

Al desplazarte

  • Quita todos los obstáculos riesgosos que puedan provocar caídas. Sujeta las alfombras y barandillas. Si en tu casa hay niños o ancianos, instala puertas de seguridad arriba y abajo de las escaleras, y considera la opción de cubrir los bordes y esquinas de los muebles filosos con un material acolchado.
  • Usa asientos para automóvil. Asegúrate de que el niño esté sujeto de manera correcta en el asiento para automóvil, y que quede bien ajustado el cinturón de seguridad o el arnés de hombro. No permitas que los niños menores de 12 años vayan en el asiento delantero. Guarda cualquier objeto suelto en el baúl o sujétalo al piso del vehículo.

Al jugar

  • Evita algunos juguetes para niños. No permitas que tu hijo juegue con rifles sin pólvora, como las escopetas de balines o de aire comprimido. Evita los juguetes con proyectiles, como dardos, arcos y flechas, y los que disparan misiles.
  • No permitas que tus hijos usen punteros láser. Los punteros láser, en especial aquellos con longitud de onda corta, como los de luz verde, pueden dañar la retina de manera permanente y provocar pérdida de la visión incluso con algunos segundos de exposición. Los adultos también deben usar los punteros láser con precaución. Evita dirigir el haz de luz directamente a los ojos.
  • Usa protección ocular cuando hagas deportes. Todos los deportes en los que se usan pelotas, discos, bates, raquetas u objetos que se desplazan en el aire implican un posible riesgo de lesión ocular. Elige protección ocular deportiva que indique que cumple con la norma ASTM F803. La protección ocular no evaluada para uso deportivo, como las gafas de sol, puede ser más perjudicial que no usar ninguna protección.
  • Toma precauciones con los niños pequeños si hay perros cerca. Cuando un perro muerde a un niño pequeño, son frecuentes las lesiones oculares.

En una celebración

  • Evita usar fuegos artificiales de uso doméstico. Deja que los manejen profesionales.
  • Ten cuidado al abrir una botella de champán. No agites la botella. Inclina la botella en un ángulo de 45 grados, apuntando en dirección opuesta a tu cuerpo y a otras personas. Sostiene el corcho con firmeza con la palma de la mano al quitar el morrión de alambre. Coloca una toalla que cubra toda la parte superior de la botella, sujeta el corcho y, lentamente, gira la botella hasta que el corcho salga casi por completo del cuello de la botella. Para evitar que salga disparado como un misil, mantén una ligera presión sobre el corcho al sacarlo de la botella.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una lesión en el ojo?

No siempre es fácil identificar una lesión en el ojo, especialmente en los niños. Busca atención médica de inmediato si observas alguno de los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor evidente, dificultad para abrir el ojo o para ver
  • Corte o desgarro en el párpado
  • Un ojo no se mueve tan bien como el otro
  • Un ojo sobresale más o parece más prominente que el otro
  • Forma o tamaño inusuales de la pupila
  • Presencia de sangre en la parte blanca del ojo
  • Presencia de un objeto en el ojo o debajo del párpado que no se puede sacar fácilmente

¿Qué puedes hacer si tienes una lesión en el ojo?

Si tienes una lesión en el ojo, consulta con un oftalmólogo o con otro médico lo antes posible —aunque la lesión parezca menor—. Retrasar la atención puede provocar pérdida permanente de la visión o ceguera. Además, toma estas medidas simples para prevenir un daño mayor. Por ejemplo:

  • No te toques el ojo, no lo frotes ni apliques presión sobre él
  • No trates de quitar un objeto que parezca estar atorado en la superficie del ojo ni un objeto que parezca haber penetrado el ojo
  • No coloques ungüentos ni medicamentos en el ojo
  • Enjuaga cualquier sustancia química a la que se haya expuesto el ojo con abundante agua limpia
  • Coloca suavemente sobre el ojo una capa protectora o un parche de gasa hasta que recibas atención médica

Los accidentes pueden suceder en un abrir y cerrar de ojos. Estar preparado —ya sea a través de la prevención o de una acción rápida en caso de emergencia— puede ayudarte a ti y a tus seres queridos a ver las cosas con claridad.

Nov. 20, 2018 See more In-depth