La gastroenteritis es una inflamación de estómago e intestinos. Las causas comunes son las siguientes:

  • Virus
  • Alimentos o agua contaminados con bacterias o parásitos.
  • Efectos secundarios de medicamentos.

Las características y los síntomas son los siguientes:

  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Calambres abdominales
  • Fiebre baja (a veces)

Según la causa de la inflamación, los síntomas pueden durar desde un día hasta más de una semana.

Si crees que tienes gastroenteritis haz lo siguiente:

  • Bebe líquidos, como una bebida deportiva o agua, para prevenir la deshidratación. Beber líquidos demasiado rápido puede empeorar las náuseas y los vómitos, así que trata de tomar pequeños sorbos frecuentes durante un par de horas, en lugar de beber una gran cantidad a la vez.
  • Toma nota de tu orina. Debes orinar en intervalos regulares y tu orina debe ser clara y transparente. La orina poco frecuente y oscura es un signo de deshidratación. Mareos y aturdimiento son también signos de deshidratación. Si presentas alguno de estos signos y síntomas y no puedes tomar suficientes líquidos, busca atención médica.
  • Vuelve a comer de a poco. Trata de comer pequeñas cantidades de alimentos con frecuencia si experimentas náuseas. También puedes comenzar de a poco a comer alimentos livianos y fáciles de digerir, como galletas de soda, tostadas, gelatina, bananas, puré de manzana, arroz y pollo. Deja de comer si las náuseas vuelven. Evita los productos lácteos y derivados de la leche, la cafeína, el alcohol, la nicotina y los alimentos grasos o muy condimentados por un par de días.
  • Descansa mucho. La enfermedad y la deshidratación te pueden cansar y debilitar.

Busca atención médica si pasa algo de lo siguiente:

  • Los vómitos persisten más de dos días.
  • La diarrea persiste más de varios días.
  • La diarrea contiene sangre.
  • La fiebre es de 102 ºF (39 ºC) o superior.
  • Experimentas aturdimiento o desmayos estando parado.
  • Estás desorientado.
  • Comienzas a sentir dolores abdominales preocupantes.

Si crees que tu hijo tiene gastroenteritis, haz lo siguiente:

  • Deja que tu hijo descanse.
  • Cuando tu hijo deje de vomitar, ofrécele pequeñas cantidades de una solución oral rehidratante (CeraLyte, Enfalyte, Pedialyte). No uses solo agua o jugo de manzana. Beber líquidos demasiado rápido puede empeorar las náuseas y los vómitos, así que intenta con pequeños sorbos frecuentes durante un par de horas en lugar de beber una gran cantidad a la vez. Trata de usar un gotero de agua con solución rehidratante en lugar de una botella o taza.
  • Paulatinamente, introduce alimentos blandos y fáciles de digerir, como tostadas, arroz, bananas y papas. Evita darle a tu hijo productos lácteos enteros, como leche entera o helado, y comidas con azúcar, como gaseosas o golosinas. Estos pueden empeorar la diarrea.
  • Si estás amamantando, continúa haciéndolo. Si tu bebé toma biberón, ofrécele pequeñas cantidades de una solución de rehidratación oral o de fórmula para lactantes.

Busca atención médica si tu hijo tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Se adormece más de lo normal.
  • Vomita con frecuencia o vomita sangre.
  • Tiene diarrea con sangre.
  • Muestra signos de deshidratación, como boca y piel secas, mucha sed, ojos hundidos o llanto sin lágrimas. En un bebé, presta atención a que la parte blanda en la parte superior de la cabeza no se hunda y que los pañales no se mantengan secos por más de tres horas.
  • Es un bebé y tiene fiebre.
  • Tiene más de tres meses de edad y tiene una fiebre de 102 ºF (39 ºC) o más.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Sept. 18, 2021