Descripción general

La vitamina B-12 (cobalamina) es una vitamina soluble en agua que juega papeles esenciales en la formación de glóbulos rojos, el metabolismo de las células, la función nerviosa y la producción de ADN.

Algunas fuentes alimentarias de la vitamina B-12 son la carne de ave, la carne de res, el pescado y los productos lácteos. Esta vitamina también se agrega a algunos alimentos y se vende como suplemento oral. Las inyecciones o el aerosol nasal de vitamina B-12 se pueden recetar para tratar la deficiencia de esta.

Debido a que el cuerpo es capaz de almacenar una cantidad equivalente a muchos años de vitamina B-12, es poco frecuente que ocurra esta deficiencia. Sin embargo, si sigues una dieta vegetariana o vegana, podrías ser propenso a esta, ya que los alimentos de origen vegetal no contienen dicha vitamina. Los adultos mayores y las personas con enfermedades del tracto digestivo que afectan la absorción de nutrientes también son propensos a la deficiencia de vitamina B-12.

Si no se trata, esta puede provocar anemia, fatiga, debilidad muscular, problemas intestinales, lesión a los nervios y alteraciones del estado de ánimo.

La cantidad diaria recomendada de vitamina B-12 para los adultos es de 2,4 microgramos.

Evidencia

Las investigaciones sobre el uso de la vitamina B-12 para actividades y afecciones específicas demuestran lo siguiente:

  • Enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos. Se ha demostrado que la vitamina B-12, en combinación con la vitamina B-6 y con el folato (vitamina B-9), es eficaz para controlar los niveles altos de homocisteína en la sangre. Los niveles elevados de homocisteína podrían aumentar el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular). A pesar de este beneficio, no existe evidencia que demuestre que los suplementos de vitamina B-12 previenen las enfermedades cardíacas.
  • Demencia. La deficiencia de vitamina B-12 se asocia a la demencia y a la disminución de la función cognitiva, pero no está claro si los suplementos de esta vitamina podrían ayudar a prevenir o a tratar la demencia.
  • Desempeño atlético. Salvo que tengas una deficiencia de vitamina B-12, no existe evidencia de que los suplementos de esta vitamina aumenten la energía o el desempeño deportivo.

Nuestra recomendación

Green light: Generally safe

Generalmente seguro

La mayoría de las personas obtienen suficiente vitamina B-12 de una dieta balanceada. Sin embargo, los adultos mayores, los vegetarianos y las personas con trastornos que afectan su capacidad para absorber la vitamina B-12 de los alimentos podrían beneficiarse del uso de suplementos orales.

Los suplementos de vitamina B-12 también se recomiendan para las mujeres embarazadas o que amamanten de manera exclusiva y que sigan una dieta vegetariana o vegana.

Seguridad y efectos secundarios

Cuando se toman en dosis adecuadas, los suplementos de vitamina B-12 suelen considerarse seguros. Si bien la cantidad diaria recomendada de vitamina B-12 para los adultos es de 2,4 microgramos, puedes tomar dosis más altas sin riesgo. El cuerpo solo absorbe lo que necesita, y cualquier exceso se elimina a través de la orina.

Las dosis altas de vitamina B-12, como las que se usan para tratar una deficiencia, podrían causar lo siguiente:

  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Ansiedad
  • Náuseas
  • Vómitos

Interacciones

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Ácido aminosalicílico. Tomar este medicamento usado para tratar problemas digestivos podría disminuir la absorción del organismo de la vitamina B-12.
  • Colquicina (Colcrys, Mitigare). Tomar este medicamento antiinflamatorio usado para prevenir y para tratar los ataques de gota podría disminuir la absorción del organismo de la vitamina B-12.
  • Metformina (Glumetza, Glucophage, Fortamet). Tomar este medicamento para la diabetes podría disminuir la absorción de la vitamina B-12.
  • Inhibidores de la bomba de protones. Tomar omeprazol (Prilosec), lansoprazol (Prevacid) u otros medicamentos que reducen el ácido estomacal podría disminuir tu absorción de la vitamina B-12.
  • Suplementos de vitamina C (ácido ascórbico). Tomar vitamina B-12 con vitamina C podría reducir la cantidad disponible de vitamina B-12 en el organismo. Para evitar esta interacción, toma vitamina C dos horas o más después de tomar un suplemento de vitamina B-12.

El médico podría recomendarte cambiar los medicamentos o coordinar las dosis para compensar las posibles interacciones.

June 13, 2018