Cremas antiarrugas: guía para tener una piel de apariencia más joven

¿Realmente las cremas antiarrugas de venta libre reducen la aparición de líneas finas y arrugas? Depende.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Las personas compran cremas y lociones para las arrugas sin receta con la esperanza de que estos productos puedan reducir las arrugas y prevenir o revertir el daño causado por el sol.

¿Funcionan? Eso depende a menudo de los ingredientes de los productos y del tiempo que se usen. Debido a que estas cremas antiarrugas de venta libre no están clasificadas como medicamentos, no se requiere que se sometan a investigación científica para probar su efectividad.

Si quieres un estiramiento facial en un frasco, probablemente no lo encontrarás en las cremas antiarrugas de venta libre. Los beneficios de estos productos suelen ser escasos.

Ingredientes frecuentes en las cremas antiarrugas

La hidratación por sí sola puede mejorar la apariencia de tu piel. Da volumen a la piel temporalmente, haciendo que las líneas y arrugas sean menos visibles. Los hidratantes son lociones, cremas, geles y sueros hechos de agua, aceites y otros ingredientes, tales como proteínas, ceras, glicerina, lactato y urea.

Las cremas antiarrugas generalmente son hidratantes con ingredientes activos que ofrecen beneficios adicionales. Estos ingredientes añadidos están destinados a mejorar el tono, la textura, las líneas finas y las arrugas de la piel. La eficacia de estos productos depende en parte de tu tipo de piel y del ingrediente o ingredientes activos.

Los siguientes son ingredientes comunes que pueden ayudar a mejorar la apariencia de tu piel.

  • Retinoides. Este término se utiliza para los compuestos de vitamina A, como el retinol y el ácido retinoico. Estos ingredientes se han utilizado durante mucho tiempo para ayudar a reparar la piel dañada por el sol, y reducir las líneas finas y las arrugas.
  • Vitamina C (ácido ascórbico). La vitamina C es un potente antioxidante, lo que significa que protege la piel de los radicales libres, moléculas de oxígeno inestables que descomponen las células de la piel y causan arrugas. La vitamina C puede ayudar a proteger la piel del daño solar, y reducir las líneas finas y las arrugas. Antes de usarse, y entre cada uso, las cremas antiarrugas que contienen vitamina C deben guardarse en lugares donde no estén expuestas al aire y la luz solar.
  • Hidroxiácidos. Los alfahidroxiácidos incluyen el ácido glicólico, cítrico y láctico. Se utilizan para eliminar las células muertas de la piel (exfoliación). El uso regular de un producto elaborado con alfahidroxiácidos prepara la piel para absorber mejor otros productos, y estimula el crecimiento de una nueva piel lisa y con un tono uniforme.

    Los alfahidroxiácidos, los betahidroxiácidos y una nueva forma llamada polihidroxiácidos también han demostrado ser eficaces para reducir las líneas finas y las arrugas.

  • Coenzima Q10. Este ingrediente puede ayudar a reducir las arrugas finas alrededor de los ojos y proteger la piel del daño causado por el sol.
  • Péptidos. Estas moléculas se encuentran de forma natural en los organismos vivos. Ciertos péptidos son capaces de estimular la producción de colágeno, y se ha demostrado que mejoran la textura y las arrugas de la piel.
  • Extractos de té. El té verde, negro y oolong contienen compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. En las cremas antiarrugas, por lo general se usan extractos de té verde.
  • Extracto de semillas de uva. Además de sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el extracto de semillas de uva favorece la producción de colágeno.
  • Niacinamida. Un potente antioxidante, esta sustancia está relacionada con la vitamina B-3 (niacina). Ayuda a reducir la pérdida de agua en la piel y puede mejorar su elasticidad.

No hay garantías: evaluar la seguridad y la eficacia

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) clasifica las cremas y lociones como cosméticos, que se definen por no tener valor médico. Por lo tanto, la Administración de Alimentos y Medicamentos los regula de manera menos estricta que a los medicamentos. Esto significa que los cosméticos no se someten a las mismas pruebas rigurosas de seguridad y eficacia que los medicamentos de aplicación tópica.

Debido a que la Administración de Alimentos y Medicamentos no evalúa la eficacia de los productos cosméticos, no hay garantía de que ningún producto de venta libre reduzca las arrugas.

Considera estos puntos para evaluar los méritos de usar una crema antiarrugas:

  • Costo. El costo no tiene relación con la eficacia. Una crema antiarrugas que sea más costosa puede no ser más efectiva que un producto menos costoso.
  • Dosis más bajas. Las cremas antiarrugas de venta libre contienen concentraciones más bajas de ingredientes activos que las cremas recetadas. Por lo tanto, los resultados, si los hay, son limitados y generalmente de corta duración.
  • Ingredientes múltiples. Un producto con dos o tres ingredientes activos no es necesariamente más efectivo que un producto con solo uno de ellos. Del mismo modo, el uso de varios productos antiarrugas al mismo tiempo puede irritar tu piel en lugar de beneficiarla.
  • Uso diario. Es probable que debas usar la crema antiarrugas una o dos veces al día durante varias semanas para notar una mejoría. Y una vez que dejes de usar el producto, es probable que tu piel vuelva a su apariencia original.
  • Efectos secundarios. Algunos productos pueden causar irritación de la piel, erupciones cutáneas, ardor o enrojecimiento. Asegúrate de leer y seguir las instrucciones del producto para reducir los efectos secundarios. Puede ser útil seleccionar productos que no causen reacciones alérgicas (hipoalergénicos) o acné (no comedogénicos). Elige productos que ofrezcan una línea directa para el consumidor en caso de que tengas preguntas.
  • Diferencias individuales. Que tu amigo ame un producto no significa que funcionará para ti. Las personas tienen diferentes tipos de piel. Ningún producto funciona igual para todos.

Tu tratamiento antiarrugas

Una crema antiarrugas puede disminuir el aspecto de tus arrugas, según la frecuencia con la que la uses, el tipo y la cantidad de ingrediente activo en la crema antiarrugas y el tipo de arrugas que desees tratar.

Pero si deseas eliminar las conjeturas de tu régimen de cuidado de la piel, prueba estas formas más confiables de mejorar y mantener la apariencia de tu piel:

  • Protege tu piel del sol. La exposición a la luz UV acelera el proceso natural de envejecimiento de la piel, que causa arrugas y piel áspera y enrojecida. De hecho, la exposición al sol es la razón número uno de los signos de envejecimiento en la piel, incluso la pigmentación desigual. Protege tu piel —y evita futuras arrugas— limitando el tiempo que pasas bajo el sol y siempre utiliza ropa de protección y un sombrero. Además, usa protector solar en la piel expuesta todo el año cuando estés al aire libre.
  • Elige productos con protector solar incorporado. Cuando selecciones productos para el cuidado de la piel, elige aquellos con un FPS de al menos 15 ya incorporado. La American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología) recomienda un FPS de 30 o más. Además, utiliza productos de amplio espectro, lo que significa que bloquean los rayos UVA y UVB, y que son resistentes al agua. Colócate abundante cantidad de protector solar y vuelve a aplicarlo cada dos horas o con más frecuencia si estás nadando o transpirando.
  • Usa cremas humectantes. Las cremas humectantes no pueden evitar las arrugas, pero pueden atrapar agua en la piel, lo que enmascara temporalmente las líneas y las arrugas delgadas.
  • No fumes. Fumar causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos en las capas más externas de tu piel. También daña el colágeno y la elastina, fibras que dan a la piel su fuerza y elasticidad. Como resultado, la piel empieza a debilitarse y a arrugarse de forma prematura. Incluso si has fumado durante años o has fumado mucho, aún puedes mejorar el tono y la textura de la piel y evitar futuras arrugas si dejas de fumar.

Un dermatólogo podrá ayudarte a elaborar un plan personalizado para el tratamiento de la piel al evaluar el estado y el tipo de piel que tienes y al recomendar los productos que tal vez sean efectivos. Si estás buscando resultados más drásticos, un dermatólogo puede recomendar tratamientos médicos para las arrugas, incluso cremas recetadas, inyecciones de toxina botulínica (Botox) o técnicas de rejuvenecimiento de la piel.

Dec. 14, 2019 See more In-depth