El revestimiento del intestino delgado tiene proyecciones finas como cabellos (vellosidades) que ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes. La enfermedad de Whipple daña las vellosidades y disminuye la absorción de nutrientes. Las deficiencias nutricionales son frecuentes en las personas con la enfermedad de Whipple y pueden conducir a fatiga, debilidad, pérdida de peso y dolor articular.

La enfermedad de Whipple es una enfermedad progresiva y posiblemente mortal. Si bien la infección es excepcional, continúan informándose muertes relacionadas con esta, debido en gran parte a los diagnósticos tardíos y la demora en el tratamiento. La muerte se produce a menudo por la propagación de la infección al sistema nervioso central, que puede causar daño irreversible.

Oct. 24, 2015