Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los objetivos del tratamiento son controlar el dolor, restaurar la amplitud de movimiento normal en el cuello y regresar a las actividades habituales. El tratamiento variará según la gravedad de la lesión por hiperextensión cervical. Para algunas personas, los medicamentos de venta libre y los cuidados en el hogar pueden ser suficientes. Otras personas pueden necesitar medicamentos recetados, tratamiento especializado del dolor o fisioterapia.

Tratamiento del dolor

Para disminuir el dolor, el médico puede recomendar uno de los siguientes tratamientos o más:

  • Descanso. El descanso puede ser útil durante las primeras 24 horas después de la lesión, pero el descanso prolongado en la cama puede retrasar la recuperación.
  • Hielo o calor. Aplica hielo o calor en el cuello durante 15 minutos hasta seis veces al día.
  • Analgésicos de venta libre. Con frecuencia, los analgésicos de venta libre, como paracetamol (Tylenol u otros) e ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) pueden controlar el dolor leve a moderado de la hiperextensión cervical.
  • Analgésicos recetados. Las personas con dolor más intenso pueden beneficiarse del tratamiento a corto plazo con analgésicos recetados.
  • Relajantes musculares. Si el dolor te impide dormir bien por la noche, estos medicamentos pueden controlar el dolor y ayudar a restaurar el sueño normal.
  • Inyecciones. A fin de disminuir el dolor para que puedas hacer fisioterapia, puede usarse una inyección del medicamento anestésico lidocaína (xilocaína) en las zonas doloridas del músculo.

Ejercicio

Es probable que el médico te recete una serie de ejercicios de estiramiento y movimiento para ayudar a restaurar la amplitud de movimiento en el cuello y permitirte reanudar tus actividades habituales. Pueden aconsejarte aplicar calor húmedo o tomar una ducha caliente antes del ejercicio. Los ejercicios pueden consistir en:

  • Girar el cuello en ambas direcciones
  • Inclinar la cabeza de un lado a otro
  • Doblar el cuello hacia el pecho
  • Rotar los hombros

Fisioterapia

Si necesitas ayuda para aprender ejercicios de amplitud de movimiento o si experimentas dolor crónico por hiperextensión cervical, el médico puede derivarte a un fisioterapeuta. El terapeuta puede incorporar otros ejercicios para fortalecer los músculos, mejorar la postura y restaurar el movimiento normal. El objetivo es crear una rutina personalizada que finalmente puedas hacer de manera independiente en tu hogar.

Collarines de gomaespuma

En una época se usaban con frecuencia collarines cervicales blandos de gomaespuma para inmovilizar el cuello y la cabeza tras lesiones por hiperextensión cervical. Sin embargo, los estudios han demostrado que la inmovilización del cuello durante períodos prolongados puede disminuir la fuerza muscular y afectar la recuperación.

Las recomendaciones para usar un collarín varían, pero el uso está generalmente restringido a no más de tres horas por vez durante la primera semana después de la lesión, cuando experimentas un dolor más intenso. Si te ayuda a dormir por la noche, el médico también puede recomendarte el uso de un collarín.

Jan. 20, 2015