Descripción general

La diabetes tipo 1 en los niños es una enfermedad en la que el cuerpo deja de producir una hormona importante (insulina). Tu hijo necesita insulina para sobrevivir; por lo tanto, tendrás que reemplazar la falta de esta hormona. La diabetes tipo 1 en niños solía llamarse «diabetes juvenil» o «diabetes insulinodependiente».

El diagnóstico de la diabetes tipo 1 en niños puede ser abrumador al comienzo. De repente, tú y tu hijo —según su edad— deben aprender a aplicar inyecciones, contar los hidratos de carbono y controlar el nivel de azúcar en sangre.

La diabetes tipo 1 en los niños requiere atención constante. Sin embargo, los avances en el control del nivel de azúcar en sangre y la administración de insulina han mejorado el tratamiento diario de la enfermedad.

Síntomas

Los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 en niños generalmente aparecen rápidamente, durante un período de semanas. Algunos de estos signos y síntomas son:

  • Aumento de la sed y necesidad de orinar con frecuencia. El exceso de azúcar que se acumula en el torrente sanguíneo de tu hijo extrae líquido de los tejidos. Como resultado, probablemente tu hijo tenga sed, y beba y orine más de lo habitual. Un niño pequeño que ya sabe ir al baño, de pronto, podría comenzar a mojar la cama.
  • Hambre extrema. Sin la insulina suficiente para trasladar el azúcar a las células, los músculos y los órganos de tu hijo se quedan sin energía. Esto desencadena hambre intensa.
  • Adelgazamiento. A pesar de comer más de lo habitual para aliviar el hambre, tu hijo podría bajar de peso, algunas veces rápidamente. Sin la energía que proporciona el azúcar, los tejidos musculares y las reservas de grasa simplemente se reducen. El adelgazamiento sin causa aparente en general es el primer signo de diabetes tipo 1 que se observa en los niños.
  • Fatiga. La falta de azúcar en las células de tu hijo puede hacer que se sienta cansado y aletargado.
  • Irritabilidad o cambios en el comportamiento. Además de problemas del estado de ánimo, tu hijo podría tener de repente una disminución del desempeño escolar.
  • Aliento con olor a fruta. Al quemar grasas en lugar de azúcar, se producen ciertas sustancias (cuerpos cetónicos) que pueden provocar olor a fruta en el aliento.
  • Visión borrosa. Si el nivel de azúcar en sangre de tu hijo es demasiado alto, el líquido del cristalino de los ojos de tu hijo podría ser extraído. Es posible que tu hijo no sea capaz de enfocar con claridad.
  • Candidosis. Las niñas con diabetes tipo 1 pueden tener candidosis genital. Los bebés pueden contraer dermatitis del pañal provocada por la candidosis.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico de tu hijo si notas algún signo o síntoma de diabetes tipo 1.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la diabetes tipo 1. Sin embargo, en la mayoría de las personas con diabetes tipo 1, el sistema inmunitario del cuerpo, que normalmente combate los virus y las bacterias dañinos, destruye las células del páncreas que producen insulina (islotes) por error. La genética y los factores ambientales parecen intervenir en este proceso.

La insulina realiza la tarea fundamental de trasladar azúcar (glucosa) del torrente sanguíneo a las células del organismo. El azúcar ingresa al torrente sanguíneo al digerir los alimentos.

Cuando los islotes del páncreas se destruyen, tu hijo produce poca insulina o no la produce. Como resultado, se acumula glucosa en el torrente sanguíneo, en donde puede provocar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 1 en niños comprenden:

  • Antecedentes familiares. Cualquiera que tenga un padre o un hermano con diabetes tipo 1 afronta un riesgo levemente mayor de tener la enfermedad.
  • Predisposición genética. La presencia de ciertos genes indica un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 1.
  • Raza. En los Estados Unidos, la diabetes tipo 1 es más frecuente en los niños blancos no hispanos que en los de otras razas.

Los factores de riesgo medioambientales pueden comprender:

  • Ciertos virus. La exposición a diversos virus puede desencadenar la destrucción autoinmunitaria de las células de los islotes.
  • Dieta. Ningún nutriente o factor dietario específico en la infancia ha demostrado influir en la aparición de la diabetes tipo 1. Sin embargo, el consumo temprano de leche de vaca se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 1, mientras que amamantar podría reducir el riesgo. El momento en el que se introducen los cereales en la dieta de un bebé también puede afectar el riesgo de un niño de padecer diabetes tipo 1.

Complicaciones

Las complicaciones de la diabetes tipo 1 se manifiestan de forma gradual. Si los niveles de azúcar en sangre no se controlan de forma correcta durante un período prolongado, a la larga, las complicaciones de la diabetes pueden ser incapacitantes y hasta poner en riesgo la vida.

Las complicaciones pueden ser:

  • Enfermedades del corazón y circulatorias. La diabetes aumenta, en gran medida, el riesgo de que tu hijo, en el futuro, padezca afecciones, como enfermedad de las arterias coronarias con dolor de pecho (angina de pecho), ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, estrechamiento de las arterias (ateroesclerosis) y presión arterial alta.
  • Lesión a los nervios. El exceso de azúcar puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos diminutos que abastecen a los nervios, en particular, de las piernas. Esto puede causar hormigueo, entumecimiento, ardor o dolor. La lesión a los nervios generalmente sucede de forma gradual durante un período prolongado.
  • Daño renal. La diabetes puede dañar los numerosos grupos de vasos sanguíneos diminutos que filtran los desechos de la sangre de tu hijo. Un daño grave puede causar insuficiencia renal o una enfermedad renal terminal irreversible, que requiera diálisis o un trasplante de riñón.
  • Daño en los ojos. La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos de la retina, lo que puede derivar en una visión deficiente e incluso en ceguera. Además, puede provocar cataratas y un riesgo elevado de padecer glaucoma.
  • Enfermedades de la piel. La diabetes puede hacer que tu hijo sea más propenso a tener problemas en la piel, como infecciones bacterianas, fúngicas y picazón.
  • Osteoporosis. La diabetes puede provocar una densidad mineral ósea más baja de lo normal, esto incrementa el riego de tu hijo de desarrollar osteoporosis en la adultez.

Prevención

Hasta el momento, no existe una forma conocida de prevenir la diabetes tipo 1.

Los niños que tienen un alto riesgo de padecer diabetes tipo 1 pueden someterse a un análisis para determinar si tienen algunos de los anticuerpos asociados con este trastorno. No obstante, la presencia de estos anticuerpos no hace que la diabetes sea inevitable. Y, hasta el momento, no existe una forma conocida de prevenir la diabetes tipo 1 si se encuentran los anticuerpos.

Los investigadores trabajan para prevenir la diabetes tipo 1 en personas que tienen un alto riesgo de padecer la enfermedad. Otros investigadores se centran en la prevención de la destrucción de las células de islotes en personas recientemente diagnosticadas.

Aunque no hay nada que podrías haber hecho para prevenir la diabetes tipo 1 de tu hijo, puedes ayudarlo a prevenir complicaciones haciendo lo siguiente:

  • Ayudarlo a mantener el mejor control posible de azúcar en sangre
  • Enseñarle la importancia de comer una dieta saludable y practicar actividad física de manera habitual
  • Programar visitas periódicas al médico que trata la diabetes de tu hijo y hacer un examen anual de la vista que comience, al menos, cinco años después del diagnóstico inicial de diabetes
Aug. 16, 2017
References
  1. Levitsky LL, et al. Epidemiology, presentation, and diagnosis of type 1 diabetes mellitus in children and adolescents (Epidemiología, presentación y diagnóstico de la diabetes mellitus tipo 1 en niños y adolescentes). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de noviembre de 2016.
  2. Coustan DR, et al. Diabetes mellitus in children (Diabetes mellitus en niños). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  3. AskMayoExpert. Type 1 diabetes mellitus (Diabetes mellitus tipo 1). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2015.
  4. Levitsky LL, et al. Management of type 1 diabetes mellitus in children and adolescents (Tratamiento de la diabetes mellitus tipo 1 en niños y en adolescentes). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de noviembre de 2016.
  5. Goldman L, et al., eds. Diabetes mellitus. En: Goldman-Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 25.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  6. Cameron FJ, et al. Care of diabetes in children and adolescents: Controversies, changes, and consensus (La atención de la diabetes en niños y adolescentes: controversias, cambios y consenso). The Lancet. 2015;385:2096.
  7. Jameson L, et al., eds. Management of diabetes in children (Tratamiento de la diabetes en niños). En: Endocrinology: Adult and Pediatric (Endocrinología: en adultos y niños). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  8. Rewers M, et al. Environmental risk factors for type 1 diabetes (Factores de riesgo ambientales para la diabetes tipo 1). The Lancet. 2016;387:2340.
  9. Levitsky LL, et al. Complications and screening in children and adolescents with type 1 diabetes mellitus (Complicaciones y análisis para la detección en niños y en adolescentes con diabetes mellitus tipo 1). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de noviembre de 2016.
  10. Chiang JL, et al. Type 1 diabetes through the life span: A position statement of the American Diabetes Association (Diabetes tipo 1 durante toda la vida: declaración de postura de la Asociación Americana de la Diabetes). Diabetes Care (Cuidado para la diabetes). 2014;37:2034.
  11. Levitsky LL, et al. Special situations in children and adolescents with type 1 diabetes mellitus (Situaciones especiales en niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de noviembre de 2016.
  12. Tools for effective diabetes management (Herramientas para el control efectivo de la diabetes). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales). www.niddk.nih.gov/health-information/health-communication-programs/ndep/health-care-professionals/school-guide/Pages/publicationdetail.aspx. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  13. Hyperglycemia (High blood glucose) (Hiperglucemia [nivel elevado de glucosa en la sangre]). Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/treatment-and-care/blood-glucose-control/hyperglycemia.html. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  14. DKA (ketoacidosis) & ketones (Cetoacidosis y cuerpos cetónicos). Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association). http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/ketoacidosis-dka.html. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  15. School responsibilities under federal laws (Responsabilidades de las escuelas según las leyes federales). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales). https://www.niddk.nih.gov/health-information/health-communication-programs/ndep/health-care-professionals/school-guide/section4/Pages/default.aspx. Último acceso: 5 de noviembre de 2016.
  16. Buchberger B, et al. Symptoms of depression and anxiety in youth with type 1 diabetes: A systematic review and meta-analysis (Síntomas de depresión y ansiedad en jóvenes con diabetes tipo 1: metaanálisis y revisión sistemática). Psychoneuroendocrinology (Psiconeuroendocrinología). 2016;70:70.