Diagnóstico

En la mayoría de los casos, la trasposición de las grandes arterias se diagnostica después del nacimiento del bebé. Sin embargo, los signos de la afección pueden detectarse antes del nacimiento durante una ecografía de rutina en el embarazo. Si eso sucede, se puede recomendar un ecocardiograma fetal. Un ecocardiograma fetal utiliza ondas sonoras para crear imágenes detalladas del corazón del bebé por nacer. Puede ayudar al proveedor de atención médica a confirmar el diagnóstico de trasposición de las grandes arterias.

Después del nacimiento, el proveedor de atención médica puede sospechar de un defecto cardíaco, como la trasposición de las grandes arterias, si el bebé tiene la piel azul, un pulso débil o problemas para respirar.

El proveedor de atención médica también puede sospechar que existe un problema cardíaco si se percibe un sonido silbante irregular (soplo cardíaco) al escuchar el corazón del bebé.

Pruebas

Un examen físico por sí solo no es suficiente para diagnosticar con exactitud una transposición de los grandes vasos. Una o más de las siguientes pruebas son necesarias para un diagnóstico exacto:

  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma es una ecografía del corazón. Esta prueba utiliza ondas de sonido para proporcionar imágenes del corazón en movimiento. Un ecocardiograma puede mostrar la posición de la aorta y la arteria pulmonar. La prueba también puede identificar los defectos cardíacos congénitos asociados, como la comunicación interventricular, la comunicación interauricular o el conducto arterioso persistente.
  • Radiografía de tórax. Si bien una radiografía de tórax no proporciona un diagnóstico definitivo de la transposición de los grandes vasos, esta permite al proveedor de atención médica ver el tamaño del corazón del bebé y determinar si se acumula sangre en los pulmones.
  • Electrocardiograma. Esta prueba simple e indolora registra la actividad eléctrica del corazón. Se colocan parches adhesivos (electrodos) en el pecho y, a veces, en los brazos y las piernas. Tienen cables que conectan los electrodos a una computadora que muestra los resultados. Un electrocardiograma puede mostrar si el corazón late demasiado rápido, si late demasiado lento o si no late.

Tratamiento

Todos los bebés con transposición completa de las grandes arterias necesitan cirugía para corregir el defecto cardíaco congénito. El tratamiento para la levotransposición congénitamente corregida de las grandes arterias depende de cuándo se diagnostique la afección y qué otras afecciones cardíacas existan.

El proveedor de atención médica del bebé puede recomendar medicamentos o un procedimiento con catéter para ayudar a controlar la afección antes de la cirugía correctiva.

Medicamentos

Antes de la cirugía para la transposición de las grandes arterias, es posible que se administre un medicamento llamado alprostadilo (Caverject, Edex, otros) para aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la mezcla de la sangre con poco oxígeno y la sangre rica en oxígeno.

Cirugía u otros procedimientos

La cirugía para la transposición de los grandes vasos generalmente se realiza entre los primeros días a semanas posteriores al nacimiento. Las opciones dependerán del tipo de transposición. No todos los pacientes con transposición congénitamente corregida necesitan cirugía.

Las cirugías y los procedimientos usados para tratar la transposición de los grandes vasos pueden incluir los siguientes:

  • Septostomía auricular. Este procedimiento con catéter puede hacerse de urgencia como tratamiento temporal. El procedimiento, también conocido como septostomía auricular con globo, ensancha una conexión natural entre las cavidades superiores del corazón (aurículas). Ayuda a mezclar la sangre con mucho y poco oxígeno, lo que aumenta el suministro de oxígeno al cuerpo del bebé.
  • Operación de recambio arterial. Esta es la cirugía que se usa con mayor frecuencia para corregir la transposición de los grandes vasos. Durante una operación de recambio arterial, se coloca la arteria pulmonar y la aorta en sus posiciones correctas. La arteria pulmonar se conecta al ventrículo derecho y la aorta se conecta al ventrículo izquierdo. Las arterias del corazón también se reconectan a la aorta.

    Si tu bebé también padece comunicación interauricular o interventricular, dichos orificios generalmente se cierran durante la cirugía. Sin embargo, en algunos casos, un cardiocirujano puede dejar que algunas comunicaciones interventriculares pequeñas se cierren solas.

  • Operación de recambio auricular. En esta cirugía, el cirujano divide el flujo de sangre entre las dos cavidades superiores del corazón (aurículas). La sangre rica en oxígeno que regresa hacia el corazón desde los pulmones se dirige a la cavidad inferior derecha (ventrículo derecho), que luego la bombea hacia la aorta. La sangre con poco oxígeno que regresa hacia el corazón desde el cuerpo se dirige a la cavidad inferior izquierda (ventrículo izquierdo), donde se bombea hacia la arteria pulmonar.

    Después del procedimiento de recambio auricular, el ventrículo derecho debe bombear sangre al cuerpo, en lugar de solo hacerlo a los pulmones como lo haría en un corazón típico. Las posibles complicaciones de la operación de recambio auricular incluyen latidos cardíacos irregulares, obstrucciones o fugas e insuficiencia cardíaca debido a la reducción a largo plazo en la función de bombeo.

  • Procedimiento de Rastelli. Este procedimiento puede recomendarse si un bebé padece comunicación interventricular con transposición de los grandes vasos. El cirujano cierra el orificio (comunicación interventricular) en el corazón con un parche sintético y redirecciona el flujo de sangre del ventrículo izquierdo a la aorta, lo que permite que la sangre rica en oxígeno fluya al cuerpo. Se interrumpe la conexión entre el ventrículo izquierdo y la arteria pulmonar. Luego, se crea una conexión con una válvula artificial desde el ventrículo derecho hasta la arteria conectada a los pulmones (arteria pulmonar).
  • Procedimiento de recambio doble. Este procedimiento quirúrgico complejo se usa para tratar la transposición congénitamente corregida. Redirecciona el flujo de sangre que ingresa al corazón e invierte las conexiones de los grandes vasos con el objetivo de colocar la cavidad (ventrículo) inferior izquierda del corazón en la posición que permita bombear sangre rica en oxígeno a la aorta.

Es posible que se necesiten cirugías adicionales para corregir otras afecciones cardíacas, como la comunicación interventricular o la obstrucción del flujo pulmonar. Es posible que se necesite un marcapasos si la transposición de los grandes vasos provoca una interrupción en la señalización cardíaca (bloqueo cardíaco).

Es posible que algunas complicaciones de la transposición de los grandes vasos, como ritmos cardíacos irregulares (arritmias) o problemas de la válvula cardíaca requieran tratamiento adicional.

Después del tratamiento

Después de la cirugía correctiva para la transposición de las grandes arterias, la persona necesitará atención de seguimiento de por vida con un médico del corazón (cardiólogo) especializado en enfermedades cardíacas congénitas.

  • Actividades intensas. El cardiólogo puede recomendar que se eviten determinadas actividades, como el levantamiento de pesas o los deportes competitivos, ya que elevan la presión arterial y pueden forzar el corazón. Habla con el proveedor de atención médica tuyo o el de tu hijo sobre qué tipo y cantidad de actividad es seguro realizar.
  • Embarazo. Si estás pensando en quedar embarazada, habla con el cardiólogo y el obstetra antes de concebir. Si te sometiste a una cirugía para corregir la transposición de las grandes arterias cuando eras un bebé, es posible que tengas un embarazo saludable, pero puede que necesites atención médica especializada.

    Las complicaciones de la transposición de las grandes arterias, como ritmos cardíacos irregulares o problemas graves del músculo cardíaco, pueden hacer que el embarazo sea peligroso tanto para la madre como para el feto. En algunas situaciones, como en el caso de las mujeres que tienen complicaciones graves por defectos cardíacos, no se recomienda el embarazo, incluso para aquellas que se hayan sometido a una reparación de la transposición.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Cuidar a un bebé con una afección cardíaca grave, como la transposición de los grandes vasos, puede ser un desafío. A continuación, te ofrecemos algunas estrategias para que sea más fácil:

  • Busca apoyo. Pide ayuda a tus familiares y amigos. Habla con el cardiólogo de tu hijo acerca de grupos de apoyo y otros tipos de ayuda que haya disponible cerca de tu hogar.
  • Registra el historial médico de tu bebé. Anota el diagnóstico, los medicamentos, las cirugías y otros procedimientos, así como las fechas en que se hicieron, junto con los nombres y números de los médicos. Este registro resultará de utilidad para los proveedores de atención médica que no estén familiarizados con tu historial médico o el de tu bebé.
  • Alienta las actividades seguras. Después de la cirugía correctiva, tú o tu hijo posiblemente necesiten evitar ciertos tipos de actividades intensas. Habla con el cardiólogo sobre las actividades que son seguras. Si algunas actividades están prohibidas, alienta establecer otros objetivos en lugar de enfocarte en lo que no se puede hacer.

Todas las circunstancias son diferentes. Sin embargo, debido a los avances en el tratamiento quirúrgico, la mayoría de los bebés que tienen transposición de los grandes vasos crecen y tienen vidas activas.

Preparación para la consulta

Si un proveedor de atención médica sospecha que existe transposición de las arterias, es posible que los remita a ti o a tu hijo a un cardiólogo para su diagnóstico y tratamiento.

Qué puedes hacer

  • Obtén los antecedentes familiares completos de ambos lados de la familia. Averigua si algún familiar tuvo un defecto cardíaco congénito o enfermedad cardíaca congénita.
  • De ser posible, ve con un familiar o un amigo. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se te proporciona. Es posible que la persona que te acompañe recuerde la información en caso de que olvides algunos detalles.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle al proveedor de atención médica.

Para la transposición de los grandes vasos, algunas preguntas básicas para hacerle a tu proveedor de atención médica incluyen las siguientes:

  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • Después de la cirugía, ¿tendré problemas de salud persistentes?
  • ¿Debo restringir alguna actividad?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

Además de las preguntas que preparaste, no dudes en hacer otras preguntas a tu proveedor de atención médica durante la cita médica en caso de que no comprendas algo.

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Hay antecedentes familiares de enfermedades cardíacas congénitas?
  • ¿Hubo alguna complicación en el embarazo de la que tengas conocimiento?
  • ¿Notaste que tu bebé tenga la piel azulada o dificultad para alimentarse o respirar?
  • Si eres el paciente, ¿tuviste falta de aire, hinchazón en las piernas o latidos irregulares?

Transposición de las grandes arterias - atención en Mayo Clinic

March 05, 2022
  1. Transposition of the great arteries (TGA). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/congenital-cardiovascular-anomalies/transposition-of-the-great-arteries-tga. Accessed Feb. 21, 2021.
  2. Fulton DR, et al. Pathophysiology, clinical manifestations, and diagnosis of D-transposition of the great arteries. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 21, 2021.
  3. Facts about dextro-transposition of the great arteries (d-TGA). Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/ncbddd/heartdefects/d-tga.html. Accessed Feb. 21, 2021.
  4. Fulton DR, et al. Management and outcome of D-transposition of the great arteries. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 21, 2021.
  5. Bonow RO, et al., eds. Diseases of the myocardium, pericardium, and pulmonary vasculature bed. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 21, 2021.
  6. Yang D, et al. Pregnancy outcomes in women with congenitally corrected transposition of the great arteries. Clinical and Experimental Obstetrics and Gynecology. 2020; doi: 10.31083/j.ceog.2020.02.5235.
  7. Salciccioli KB, et al. Pregnancy in women with congenital heart disease. Cardiology Clinics. 2020; doi:10.1016/j.ccl.2020.09.004.
  8. Hsiung I, et al. D-transposition of the great arteries: Management, complications, and basic imaging findings. Journal of Radiology Nursing. 2020. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1546084320301073. Accessed Feb. 21, 2021.
  9. Congenital heart disease: Prevention. National Health Service. https://www.nhs.uk/conditions/congenital-heart-disease/prevention/. Accessed Feb. 21, 2021.
  10. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 21, 2021.
  11. Fabre-Gray A, et al. Obstetric outcomes following atrial and arterial switch procedures for transposition of the great arteries (TGA) – a tertiary referral centre experience over 20 years. Obstetric Medicine. 2020; doi:10.1177/1753495X19825964.
  12. Fulton DR, et al. L-transposition of the great arteries. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 21, 2021.