Descripción general

El cáncer testicular ocurre en los testículos, que se encuentran dentro del escroto, un saco de piel floja que se halla debajo del pene. Los testículos producen hormonas sexuales masculinas y espermatozoides para la reproducción.

En comparación con otros tipos de cáncer, el cáncer testicular es poco frecuente. Pero el cáncer testicular es el cáncer más frecuente en los hombres estadounidenses de 15 a 35 años de edad.

El cáncer testicular es sumamente tratable, incluso cuando se ha propagado más allá del testículo. Según el tipo y estadio del cáncer testicular, puedes recibir uno de varios tratamientos o una combinación de ellos.

Atención del cáncer testicular en Mayo Clinic

Síntomas

Algunos de los signos y síntomas del cáncer testicular son los siguientes:

  • Bulto o agrandamiento en cualquiera de los testículos
  • Sensación de pesadez en el escroto
  • Dolor sordo en el abdomen o en la ingle
  • Acumulación repentina de líquido en el escroto
  • Dolor o molestia en un testículo o en el escroto
  • Agrandamiento o sensibilidad en las mamas
  • Dolor de espalda

Por lo general, el cáncer afecta solamente un testículo.

Cuándo consultar al médico

Consulta al médico si notas dolor, hinchazón o bultos en los testículos o en la zona de la ingle; en especial, si estos signos y síntomas duran más de dos semanas.

Causas

En la mayoría de los casos, no está claro qué causa el cáncer testicular.

Los médicos saben que el cáncer testicular se produce cuando las células sanas de un testículo se alteran. Las células sanas crecen y se dividen de manera ordenada para mantener el funcionamiento normal del cuerpo. Pero, a veces, algunas células presentan anomalías, lo que hace que este crecimiento se descontrole: estas células cancerosas se siguen reproduciendo, incluso cuando no se necesitan células nuevas. Las células que se acumulan forman una masa en el testículo.

Casi todos los casos de cáncer testicular comienzan en las células germinativas: las células del testículo que producen espermatozoides inmaduros. Se desconoce qué causa que las células germinativas se vuelvan anormales y se conviertan en cáncer.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar los riesgos de padecer cáncer testicular son:

  • Testículos no descendidos (criptorquidia). Los testículos se forman en la zona abdominal durante el desarrollo fetal, y generalmente descienden al escroto antes del nacimiento. Los hombres que tienen un testículo que nunca descendió se enfrentan a un riesgo mayor de tener cáncer testicular que los hombres cuyos testículos descendieron normalmente. El riesgo sigue siendo elevado, aunque el testículo se haya reubicado quirúrgicamente en el escroto.

    De todas maneras, la mayoría de los hombres que padecen cáncer testicular no tienen antecedentes de testículos no descendidos.

  • Desarrollo testicular anormal. Las afecciones que hacen que los testículos se desarrollen en forma anormal, como el síndrome de Klinefelter, pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer testicular.
  • Antecedentes familiares. Si hay hombres en tu familia que han tenido cáncer testicular, puedes correr mayor riesgo.
  • Edad. El cáncer testicular afecta a los adolescentes y hombres jóvenes, especialmente entre los 15 y los 35 años de edad. Pero puede ocurrir a cualquier edad.
  • Raza. El cáncer testicular es más frecuente en hombres blancos que en hombres afroamericanos.

Prevención

No existe una manera de prevenir el cáncer testicular.

Algunos médicos recomiendan los autoexámenes regulares de los testículos para identificar el cáncer testicular en su fase más temprana. Pero no todos los médicos están de acuerdo. Si no estás seguro de si el autoexamen testicular es lo indicado para ti, habla con tu médico.

Cáncer testicular care at Mayo Clinic

May 16, 2018
References
  1. Niederhuber JE, et al., eds. Testicular cancer. In: Abeloff's Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa.: Churchill Livingstone Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 29, 2016.
  2. Testicular cancer. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Dec. 14, 2016.
  3. Wein AJ, et al., eds. Neoplasms of the testis. In: Campbell-Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 29, 2016.
  4. Testicular self-examination (TSE). Urology Care Foundation. http://www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=101. Accessed Dec. 12, 2016.
  5. Ilic D, et al. Screening for testicular cancer. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2011;CD007853. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD007853.pub2/abstract. Accessed Dec. 16, 2016.
  6. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. October, 2016.
  7. Cheney SM, et al. Robot-assisted retroperitoneal lymph node dissection: Technique and initial case series of 18 patients. BJU International. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/bju.12804/full. Accessed Dec. 16, 2016.
  8. Costello BA (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 29, 2017.
  9. Steele SS, et al. Clinical manifestations, diagnosis, and staging of testicular germ cell tumors. http://www.uptodate.com/home. Accessed Nov. 29, 2016.
  10. Anastasiou I, et al. Synchronous bilateral testicular tumors with different histopathology. Case Reports in Urology. 2015;492183:1.
  11. Rovito MJ, et al. From "D" to "I": A critique of the current United States Preventive Services Task Force recommendation for testicular cancer screening. Preventive Medicine Reports. 2016;3:361.
  12. Amin MB, et al., eds. Testis. In: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, N.Y.: Springer; 2017.