Una infección por tenia comienza después de la ingestión de los huevos o larvas de la tenia.

  • Ingestión de huevos. Si comes alimentos contaminados o bebes agua contaminada con heces de una persona o animal con tenia, ingieres los huevos microscópicos. Por ejemplo, un cerdo infectado con tenia pasará los huevos de la tenia a las heces que se introducen en el suelo. Si ese mismo suelo entra en contacto con un alimento o con una fuente de agua, se contamina. Por lo tanto, puedes infectarte cuando comes o bebes algo de la fuente contaminada. Una vez en el interior de los intestinos, los huevos se convierten en larvas. En esta etapa, las larvas se vuelven móviles. Si emigran de los intestinos, forman quistes en otros tejidos, como los pulmones, el sistema nervioso central o el hígado.
  • Ingestión de los quistes de larvas en la carne o en el tejido muscular. Cuando un animal tiene una infección por tenia, contiene sus larvas en el tejido muscular. Si comes carne cruda o poco cocida de un animal infectado, ingieres las larvas que después se convierten en tenias adultas en los intestinos. Las tenias adultas pueden medir más de 50 pies (15,2 m) de largo y pueden sobrevivir hasta 30 años en un huésped. Algunas tenias se adhieren a las paredes de los intestinos, donde causan irritación o inflamación leve, mientras que otras pueden pasar a las heces y salir del organismo.
Dec. 02, 2014