Descripción general

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. La incontinencia de esfuerzo se produce cuando el movimiento o la actividad física (como toser, reír, estornudar, correr o levantar objetos pesados) ejerce presión (estrés) sobre la vejiga, y provoca pérdidas de orina. La incontinencia de esfuerzo no está relacionada con el estrés psicológico.

La incontinencia de esfuerzo es diferente de la incontinencia de urgencia y de la vejiga hiperactiva. Si tienes incontinencia de urgencia , el músculo de la vejiga se contrae, lo que causa una repentina urgencia de orinar antes de que puedas llegar al baño. La incontinencia de esfuerzo es mucho más común en las mujeres que en los hombres.

Si tienes incontinencia de esfuerzo, puedes sentirte avergonzado, aislarte o limitar tu vida laboral y social. También puedes evitar las actividades físicas y de ocio. Con el tratamiento, probablemente puedas controlar la incontinencia de esfuerzo y mejorar tu bienestar general.

Atención de la incontinencia de esfuerzo en Mayo Clinic

Síntomas

Si tienes incontinencia de esfuerzo, puedes tener pérdidas de orina cuando en las siguientes situaciones:

  • Al toser o estornudar
  • Al reír
  • Al inclinarte
  • Al levantar cosas pesadas
  • Al hacer actividad física
  • Al tener relaciones sexuales

Es posible que no tengas incontinencia cada vez que hagas estas cosas, pero cualquier actividad que aumente la presión puede hacerte más propenso a las pérdidas de orina involuntarias, en especial si tienes la vejiga llena.

Cuándo debes consultar a un médico

Habla con tu médico si tus síntomas son molestos o interfieren en tus actividades diarias, como el trabajo, tus pasatiempos o tu vida social.

Causas

La incontinencia urinaria por esfuerzo se produce cuando los músculos y otros tejidos que sostienen la uretra (músculos del piso pélvico) y los músculos que controlan la liberación de la orina (esfínter urinario) se debilitan.

La vejiga se expande mientras se llena con la orina. Normalmente, los músculos similares a la válvula en la uretra, el tubo corto que lleva la orina fuera del cuerpo, permanecen cerrados mientras la vejiga se expande, evitando la pérdida de orina hasta que llegues al baño. Pero cuando esos músculos se debilitan, cualquier cosa que ejerce fuerza sobre los músculos abdominales y pélvicos, por ejemplo, estornudar, inclinarse, levantarse o reírse mucho, pueden ejercer presión sobre la vejiga y provocar la pérdida de orina.

Los músculos del piso pélvico y el esfínter urinario pueden perder fuerza debido a:

  • Trabajo de parto. En las mujeres, una lesión a los nervios o al tejido durante el parto puede debilitar los músculos del piso pélvico o del esfínter. La incontinencia urinaria por esfuerzo a causa de esta lesión puede comenzar inmediatamente después del parto o puede ocurrir años después.
  • Cirugía de próstata. En los hombres, la extracción quirúrgica de la glándula prostática (prostatectomía) para tratar el cáncer de próstata es el factor más frecuente que provoca la incontinencia urinaria por esfuerzo. Este procedimiento puede generar el debilitamiento del esfínter, que se encuentra directamente debajo de la glándula prostática y rodea a la uretra.

Factores que contribuyen al problema

Estos son otros factores que pueden empeorar la incontinencia por esfuerzo:

  • Enfermedades que provocan tos crónica
  • Obesidad
  • Fumar, que puede provocar tos frecuente
  • Actividades de alto impacto, como correr y saltar, durante muchos años

Factores de riesgo

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de tener incontinencia urinaria por esfuerzo son los siguientes:

  • Edad. Los cambios físicos que se producen a medida que envejeces, como el debilitamiento de los músculos, pueden hacer que sea más probable que desarrolles incontinencia urinaria por esfuerzo. Sin embargo, la incontinencia urinaria por esfuerzo ocasional puede ocurrir a cualquier edad.
  • Tipo de trabajo de parto. Las mujeres que han tenido un parto vaginal son más propensas a desarrollar incontinencia urinaria que las que han tenido un parto por cesárea. Las mujeres que han tenido un parto con fórceps para dar a luz más rápidamente a un bebé sano también pueden tener un mayor riesgo de incontinencia urinaria por esfuerzo. Las mujeres que han tenido un parto asistido por vacío no parecen tener un mayor riesgo de incontinencia urinaria por esfuerzo.
  • Peso corporal. Las personas con sobrepeso u obesas tienen un mayor riesgo de presentar incontinencia urinaria por esfuerzo. El exceso de peso aumenta la presión sobre los órganos pélvicos y abdominales.
  • Cirugía pélvica previa. La histerectomía en las mujeres y la cirugía para el cáncer de próstata en los hombres pueden debilitar los músculos que sostienen la vejiga y la uretra, y aumentar el riesgo de incontinencia urinaria por esfuerzo.

Complicaciones

Algunas de las complicaciones de la incontinencia de esfuerzo son:

  • Sufrimiento emocional. Si tienes incontinencia de esfuerzo durante tus actividades diarias, la afección podría ocasionarte vergüenza y sufrimiento emocional. Puede perturbar tu trabajo, actividades sociales, relaciones interpersonales e incluso tu vida sexual. A algunas personas les avergüenza tener que usar compresas o prendas para la incontinencia.
  • Incontinencia urinaria mixta. La incontinencia urinaria mixta es común y significa que tienes tanto incontinencia de esfuerzo como incontinencia de urgencia, que es la pérdida involuntaria de orina como resultado de las contracciones del músculo de la vejiga (vejiga hiperactiva) que causan una necesidad urgente de orinar.
  • Sarpullido o irritación cutánea. La piel que está constantemente en contacto puede irritarse o doler, y puede verse afectada. Esto sucede en casos de incontinencia grave si no tomas precauciones, como usar protección contra la humedad o compresas para la incontinencia.

Incontinencia urinaria por esfuerzo - atención en Mayo Clinic

March 19, 2020
  1. Stress urinary incontinence (SUI). U.S. Food & Drug Administration. https://www.fda.gov/medical-devices/urogynecologic-surgical-mesh-implants/stress-urinary-incontinence-sui. Accessed Dec. 15, 2019.
  2. What is stress urinary incontinence (SUI)? Urology Care Foundation. https://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/stress-urinary-incontinence-. Accessed Dec. 15, 2019.
  3. Clemens JQ. Urinary incontinence in men. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 15, 2019.
  4. Bladder control problems. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/urologic-diseases/bladder-control-problems?dkrd=hispt0442. Accessed Dec. 15, 2019.
  5. Seller RH, et al. Voiding disorders and incontinence. In: Differential Diagnosis of Common Complaints. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 15, 2019.
  6. Lukacz ES. Evaluation of women with urinary incontinence. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 15, 2019.
  7. Lukacz ES. Treatment of urinary incontinence in women. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 15, 2019.
  8. Urinary incontinence. U.S. Department of Health & Human Services Office on Women's Health. https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/urinary-incontinence. Accessed Dec. 15, 2019.
  9. Flesh G. Urodynamic evaluation of women with incontinence. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 15, 2019.
  10. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Dec. 15, 2019.
  11. What is a cystometry/cystometrogram (CGM)? Urology Care Foundation. https://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/cystometry. Accessed Dec. 15, 2019.
  12. What is cystoscopy? Urology Care Foundation. https://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/cystoscopy. Accessed Dec. 15, 2019.
  13. Tips to keep incontinence from interfering with your sex life. National Association for Continence. https://www.nafc.org/bhealth-blog/tips-to-keep-incontinence-from-interfering-with-your-sex-life. Accessed Dec. 15, 2019.
  14. Dumoulin C, et al. Pelvic floor muscle training versus no treatment, or inactive control treatments, for urinary incontinence in women. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2018; doi:10.1002/14651858.CD005654.pub4.
  15. Balk EM, et al. Pharmacologic and nonpharmacologic treatments for urinary incontinence in women a systematic review and network meta-analysis of clinical outcomes. Annals of Internal Medicine. 2019; doi:10.7326/M18-3227.
  16. Kellerman RD, et al. Urinary incontinence. In: Conn's Current Therapy. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 15, 2019.
  17. Tahtinen RM, et al. Long-term risks of stress and urgency urinary incontinence after different vaginal delivery modes. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 2019; doi:10.1016/j.ajog.2018.10.034.
  18. Occhino JA (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 28, 2019.