Diagnóstico

Estas son algunas de las pruebas y los procedimientos que se usan para diagnosticar el síndrome de Stevens-Johnson:

  • Una revisión de tus antecedentes médicos y un examen físico. Los médicos a menudo pueden identificar el síndrome de Stevens-Johnson basándose en tus antecedentes médicos, incluida una revisión de los medicamentos actuales y los que dejaste de tomar recientemente, y un examen físico.
  • Biopsia de piel. Para confirmar el diagnóstico y descartar otras posibles causas, el médico extrae una muestra de piel para realizar una prueba de laboratorio (biopsia).
  • Cultivo. Se puede realizar un cultivo de muestra de piel o de la boca, o un cultivo de otras zonas para confirmar o descartar la infección.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Según tus síntomas, el médico puede pedirte que te sometas a una prueba de diagnóstico por imágenes, como una radiografía de tórax, para comprobar si tienes neumonía.
  • Análisis de sangre. Estos análisis se utilizan para confirmar la infección u otras posibles causas.

Más información

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de Stevens-Johnson requiere la hospitalización, posiblemente en una unidad de cuidados intensivos o de quemados.

Suspender los medicamentos que no sean esenciales

El primer y más importante paso en el tratamiento del síndrome de Stevens-Johnson es dejar de tomar cualquier medicamento que pueda estar causándolo. Debido a que resulta difícil determinar exactamente qué medicamento puede causar el problema, es posible que el médico te recomiende que dejes de tomar todos los medicamentos que no sean esenciales.

Atención médica complementaria

La atención médica complementaria que posiblemente recibas mientras estés internado en el hospital comprende:

  • Rehidratación y nutrición. Como la pérdida de la piel puede provocar una pérdida considerable de los líquidos del cuerpo, una parte importante del tratamiento es la rehidratación. Puedes recibir líquidos y nutrientes a través de un tubo colocado en la nariz y que sigue hasta el estómago (tubo nasogástrico).
  • Cuidado de las heridas. Las compresas húmedas y frías ayudarán a aliviar las ampollas mientras se curan. Es posible que el equipo de atención médica retire la piel muerta y coloque vaselina o vendajes con medicamentos sobre las zonas afectadas.
  • Cuidado de los ojos. También es posible que necesites la atención de un especialista en ojos (oftalmólogo).

Medicamentos

Algunos de los medicamentos que se administran para tratar el síndrome de Stevens-Johnson son los siguientes:

  • Analgésicos para aliviar el malestar.
  • Medicamentos para reducir la inflamación de los ojos y de las membranas mucosas (esteroides tópicos).
  • Antibióticos para controlar la infección, cuando sea necesario.
  • En función de la gravedad, se puede analizar la posibilidad de administrar otros medicamentos sistémicos, como los corticosteroides orales y la inmunoglobulina intravenosa, aunque su eficacia es discutible. Varios estudios actuales indican que la ciclosporina (Neoral, Sandimmune) y el etanercept (Enbrel) son medicamentos más eficaces para tratar esta enfermedad.

Si se elimina la causa de fondo del síndrome de Stevens-Johnson y la reacción cutánea se detiene, comenzará a crecer piel nueva en unos días. Si se trata de un caso grave, la recuperación completa puede llevar varios meses.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes el síndrome de Stevens-Johnson, asegúrate de tomar las siguientes precauciones:

  • Conoce qué provoca tu reacción. Si la enfermedad fue provocada por un medicamento, conoce su nombre y el de los medicamentos que se le asemejan.
  • Informa a los proveedores de atención médica. Infórmales a todos los proveedores de atención médica que tienes antecedentes del síndrome de Stevens-Johnson. Si la reacción fue provocada por un medicamento, infórmales cuál.
  • Usa un brazalete o un collar con información médica. Siempre lleva un brazalete o un collar con información médica impresa sobre la enfermedad y qué la provocó. Úsalo siempre.

Preparación para la consulta

El síndrome de Stevens-Johnson es una afección médica de emergencia. Si tienes signos o síntomas, llama al 911 o a un servicio de emergencia médica o ve a una sala de emergencias de inmediato.

Si tienes tiempo, antes de concurrir procede de la siguiente forma:

  • Pon en una bolsa todos los medicamentos que hayas tomado en las últimas tres semanas, incluidos los de venta libre o recetados. Lleva la bolsa contigo, ya que puede ayudar al médico a descubrir qué desencadenó tu afección.
  • Pide a un familiar o amigo que vaya contigo, si está disponible de inmediato. Se recomienda que compartas la información importante de salud con quien te acompañe para que pueda ayudarte cuando hables con el médico.

Estas son algunas preguntas que el médico puede hacerte:

  • ¿Has tenido una enfermedad parecida a la gripe recientemente?
  • ¿Qué otras afecciones médicas tienes?
  • ¿Qué medicamentos tomaste en las últimas tres semanas?

Mientras estés en el hospital, probablemente quieras hacer preguntas al médico. Puede ser útil hacer una lista de las preguntas que tengas, entre ellas:

  • ¿Qué provocó mi afección?
  • ¿Cómo evito tener esta reacción otra vez?
  • ¿Qué restricciones debo respetar?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de forma conjunta?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que la piel se cure?
  • ¿Es probable que tenga algún daño permanente?
July 29, 2021
  1. AskMayoExpert. Drug eruption. Mayo Clinic; 2019.
  2. AskMayoExpert. Nonimmunoglobulin e-mediated (non-IgE) drug sensitivity. Mayo Clinic; 2019.
  3. High WA. Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: Pathogenesis, clinical manifestations, and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 4, 2020.
  4. High WA. Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: Management, prognosis, and long-term sequelae. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 4, 2020.
  5. Darlenski R, et al. Systemic drug reactions with skin involvement: Stevens-Johnson syndrome, toxic epidermal necrolysis, and DRESS. Clinics in Dermatology. 2015; doi.org/10.1016/j.clindermatol.2015.05.005.
  6. Yip VL, et al. HLA genotype and carbamazepine-induced cutaneous adverse drug reactions: A systematic review. Clinical Pharmacology and Therapeutics. 2012;92:757.
  7. Wetter DA, et al. Clinical, etiologic and histopathologic features of Stevens-Johnson syndrome during an 8-year period at Mayo Clinic. Mayo Clinic Proceedings. 2010; doi.org/10.4065/mcp.2009.0379.
  8. Kellerman RD, et al. Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis. In: Conn's Current Therapy 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 13, 2020.
  9. Tangamornsuksan W, et al. Relationship between the HLA-B*1502 allele and carbamazepine-induced Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: A systematic review and meta-analysis. JAMA Dermatology. 2013;149:1025.
  10. FDA drug safety communication: FDA warns of rare but serious skin reactions with the pain reliever/fever reducer acetaminophen. U.S. Food and Drug Administration. http://www.fda.gov/drugs/drugsafety/ucm363041.htm. Accessed Jan. 19, 2017.