Diagnóstico

A continuación se enumeran algunas de las pruebas y los procedimientos que se usan para diagnosticar el síndrome de Stevens-Johnson:

  • Exploración física. Los médicos suelen poder identificar el síndrome de Stevens-Johnson en función de tu historia clínica y una exploración física.
  • Biopsia de piel. Para confirmar el diagnóstico y descartar otras posibles causas, el médico puede extraer una muestra de piel para realizar un análisis de laboratorio (biopsia).
  • Cultivos. Se pueden tomar muestras para cultivos de la piel, orales o de otras zonas para confirmar o descartar infecciones.
  • Diagnóstico por imágenes. Según tus síntomas, el médico puede realizarte una radiografía de tórax para verificar si tienes neumonía.
  • Análisis de sangre. Estos se utilizan para confirmar infecciones u otras causas posibles.

More Information

Tratamiento

El síndrome de Stevens-Johnson requiere hospitalización, por lo general, en una unidad de cuidados intensivos o en una unidad de quemados.

Suspender los medicamentos que no sean esenciales

La primera medida y la más importante en el tratamiento del síndrome de Stevens-Johnson es suspender todos los medicamentos que puedan estar causándolo. Debido a que resulta difícil determinar exactamente qué medicamento puede causar el problema, es posible que el médico te recomiende que dejes de tomar todos los medicamentos que no sean esenciales.

Atención complementaria

La atención complementaria que posiblemente recibas mientras estés internado comprende:

  • Rehidratación y nutrición. Como la pérdida de la piel puede provocar una pérdida considerable de los líquidos del cuerpo, una parte importante del tratamiento es la rehidratación. Puedes recibir líquidos y nutrientes a través de un tubo colocado en la nariz y que sigue hasta el estómago (sonda nasogástrica).
  • Cuidado de la herida. Las compresas húmedas y frías ayudarán a aliviar las ampollas mientras se curan. Es posible que el equipo de atención médica retire con cuidado la piel muerta y coloque vaselina (Vaseline) o vendajes con medicamentos sobre las zonas afectadas.
  • Cuidado de los ojos. También podrías necesitar la atención de un especialista en ojos (oftalmólogo).

Medicamentos

Estos son algunos de los medicamentos utilizados en el tratamiento del síndrome de Stevens-Johnson:

  • Analgésicos para aliviar el malestar.
  • Medicamentos para reducir la inflamación de los ojos y las membranas mucosas (esteroides tópicos).
  • Antibióticos para controlar la infección, cuando sea necesario.
  • Según la gravedad, se pueden considerar otros medicamentos sistémicos, como corticoesteroides orales, inmunoglobulina y otros tratamientos inmunológicos. Estos tratamientos siguen siendo controvertidos, pero pueden utilizarse según el caso, la causa y otros problemas de salud que tenga el paciente.

Si se puede eliminar la causa oculta del síndrome de Stevens-Johnson y la reacción cutánea se detiene, es posible que comience a crecer piel nueva en la zona afectada dentro de unos pocos días. En casos graves, la recuperación completa puede tardar varios meses.

Estilo de vida y remedios caseros

Si tienes el síndrome de Stevens-Johnson, asegúrate de tomar las siguientes precauciones:

  • Conoce qué provoca tu reacción. Si la enfermedad fue provocada por un medicamento, conoce su nombre y el de los medicamentos que se le asemejan.
  • Informa a los profesionales de salud. Infórmales a todos los profesionales de salud que tienes antecedentes del síndrome de Stevens-Johnson. Si la reacción fue provocada por un medicamento, infórmales cuál.
  • Usa un brazalete o un collar con información médica. Siempre lleva un brazalete o un collar con información médica impresa sobre la enfermedad y qué la provocó. Úsalo siempre.

Preparación para la consulta

El síndrome de Stevens-Johnson es una enfermedad de urgencia. Si tienes signos o síntomas, llama al 911 o a un servicio de urgencia médica o ve a una sala de urgencias de inmediato.

Si cuentas con tiempo, antes de concurrir procede de la siguiente forma:

  • Pon en una bolsa plástica todos los medicamentos que tomaste en las últimas tres semanas, entre ellos los medicamentos recetados y los de venta libre (sin receta). Lleva la bolsa contigo, ya que puede ayudar al médico a descubrir qué desencadenó tu enfermedad.
  • Pídele a un familiar o amigo que vaya contigo, si está disponible de inmediato. Se recomienda que compartas tu información relevante de salud con esta persona para que pueda ayudarte cuando hables con el médico.

Las preguntas que te puede hacer el médico son las siguientes:

  • ¿Has tenido una enfermedad parecida a la influenza recientemente?
  • ¿Qué otras enfermedades tienes?
  • ¿Qué medicamentos tomaste en las últimas tres semanas?

Mientras estás en el hospital, probablemente quieras hacerle preguntas al médico. Puede ser útil hacer una lista de las preguntas que tengas, entre ellas:

  • ¿Qué provocó mi enfermedad?
  • ¿Cómo evito tener esta reacción otra vez?
  • ¿Qué restricciones debo respetar?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos de forma conjunta?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que la piel se sane?
  • ¿Es probable que tenga algún daño permanente?
Sept. 21, 2018
References
  1. Nirken MH, et al. Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: Clinical manifestations; pathogenesis; and diagnosis (Síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica: manifestaciones clínicas, patogenia y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de enero de 2017.
  2. High WA, et al. Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: Management, prognosis, and long-term sequelae (Síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica: tratamiento, pronóstico y secuelas a largo plazo). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de enero de 2017.
  3. Darlenski R, et al. Systemic drug reactions with skin involvement: Stevens-Johnson syndrome, toxic epidermal necrolysis, and DRESS (Reacciones a medicamentos sistémicos que afectan la piel: síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y erupciones por medicamentos con eosinofilia y síntomas sistémicos). Clinics in Dermatology (Dermatología clínica). 2015;33:538.
  4. Gawkrodger DJ, et al. Stevens-Johnson syndrome, toxic epidermal necrolysis (Síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica). En: Dermatology: An Illustrated Colour Text (Dermatología: texto ilustrado en color). 6.ª ed. Edimburgo, Reino Unido: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 19 de enero de 2017.
  5. AskMayoExpert. Nonimmunoglobulin e-mediated (non-IgE) drug sensitivity (Sensibilidad a medicamentos causa por la no inmunoglobulina E). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  6. Wetter DA, et al. Clinical, etiologic and histopathologic features of Stevens-Johnson syndrome during an 8-year period at Mayo Clinic (Características clínicas, etiológicas e histopatológicas del síndrome de Stevens-Johnson durante un período de 8 años en Mayo Clinic). Mayo Clinic Proceedings (Procedimientos de Mayo Clinic). 2010;85:131.
  7. Gerull R, et al. Toxic epidermal necrolysis and Stevens-Johnson syndrome: A review (Necrólisis epidérmica tóxica y síndrome de Stevens-Johnson: revisión). Critical Care Medicine (Medicina de Cuidados Críticos). 2011;39:1521.
  8. Tangamornsuksan W, et al. Relationship between the HLA-B*1502 allele and carbamazepine-induced Stevens-Johnson syndrome and toxic epidermal necrolysis: A systematic review and meta-analysis (Relación entre el síndrome de Stevens-Johnson inducido por el alelo HLA-B*1502 y la carbamazepina, y la necrólisis epidérmica tóxica: metaanálisis y revisión sistemática). JAMA Dermatology (Revista de Dermatología de la Asociación Médica Estadounidense). 2013;149:1025.
  9. FDA drug safety communication: FDA warns of rare but serious skin reactions with the pain reliever/fever reducer acetaminophen (Comunicado de seguridad de medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos: la Administración de Alimentos y Medicamentos advierte acerca de reacciones en la piel poco frecuentes, pero graves, del analgésico/antifebril paracetamol). Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (U.S. Food and Drug Administration). http://www.fda.gov/drugs/drugsafety/ucm363041.htm. Último acceso: 19 de enero de 2017.
  10. Yip VL, et al. HLA genotype and carbamazepine-induced cutaneous adverse drug reactions: A systematic review (Reacciones cutáneas adversas a medicamentos inducidas por el genotipo HLA y la carbamazepina: un análisis sistemático). Clinical Pharmacology and Therapeutics (Farmacología y terapéutica clínicas). 2012;92:757.