Descripción general

Las bacterias estafilocócicas, tipos de gérmenes que normalmente se encuentran en la piel o en la nariz incluso de personas sanas, producen las infecciones por estafilococo. La mayoría de las veces, estas bacterias no provocan problemas o provocan infecciones cutáneas relativamente menores.

Pero las infecciones por estafilococo pueden volverse mortales si las bacterias invaden el organismo e ingresan en el torrente sanguíneo, las articulaciones, los huesos, los pulmones o el corazón. Cada vez más personas que de lo contrario son sanas desarrollan infecciones por estafilococo que pueden poner en riesgo la vida.

En el tratamiento por lo general se usan antibióticos y se drena la zona infectada. Sin embargo, algunas infecciones por estafilococo ya no responden a los antibióticos comunes.

Síntomas

Las infecciones por estafilococo abarcan desde problemas leves en la piel hasta endocarditis, una infección de la capa interna del corazón (endocardio) que pone en riesgo la vida. Debido a esto, los signos y síntomas de las infecciones por estafilococo varían ampliamente según la ubicación y la gravedad de la infección.

Infecciones en la piel

Las infecciones de la piel provocadas por el estafilococo comprenden:

  • Forúnculos. El tipo más frecuente de infección por estafilococos es el forúnculo, una acumulación de pus que se forma en un folículo piloso o una glándula sebácea. La piel que se encuentra por encima de la zona infectada suele enrojecerse e hincharse.

    Si un forúnculo se revienta, probablemente el pus se drenará. Los forúnculos aparecen, con mayor frecuencia, debajo de los brazos o alrededor de la ingle o de los glúteos.

  • Impétigo. Esta erupción cutánea contagiosa, a menudo dolorosa, puede ser causada por estafilococos. El impétigo suele caracterizarse por ampollas grandes que pueden secretar líquido y formar una costra de color miel.
  • Celulitis. La celulitis (una infección de las capas profundas de la piel) causa enrojecimiento de la piel e hinchazón en su superficie. También se pueden desarrollar llagas o áreas de supuración de secreciones.
  • Dermatitis exfoliativa neonatal o estafilocócica. Las toxinas que se producen como resultado de una infección por estafilococos pueden provocar dermatitis exfoliativa neonatal o estafilocócica. Esta afección, que afecta principalmente a bebés y niños, se caracteriza por fiebre, sarpullido y a veces ampollas. Cuando la ampolla se revienta, la capa superior de piel se desprende y queda una superficie roja y rugosa que parece una quemadura.

Intoxicación alimentaria

Los estafilococos son una de las causas más frecuentes de intoxicación alimentaria. Los síntomas aparecen rápidamente, en general solo unas horas después de comer un alimento contaminado. A menudo, los síntomas también desaparecen rápidamente y, con frecuencia, duran solo medio día.

Una infección por estafilococos en los alimentos generalmente no provoca fiebre. Los signos y síntomas que puedes esperar con este tipo de infección por estafilococos comprenden:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Presión arterial baja

Bacteriemia

La infección en el torrente sanguíneo o bacteriemia se produce cuando bacterias estafilocócicas ingresan en el torrente sanguíneo de una persona. Algunos signos de la bacteriemia son fiebre y presión arterial baja. Las bacterias pueden trasladarse a lugares profundos en el cuerpo y producir infecciones que afecten lo siguiente:

  • Órganos internos, como el cerebro, el corazón o los pulmones
  • Huesos y músculos
  • Dispositivos implantados quirúrgicamente, como articulaciones artificiales o marcapasos cardíacos

Síndrome del choque tóxico

Esta afección que pone en riesgo la vida es el resultado de las toxinas producidas por algunas cepas de bacterias estafilocócicas y se ha relacionado con ciertos tipos de tampones, heridas en la piel y cirugía. En general, se presenta de repente con:

  • Fiebre alta
  • Náuseas y vómitos
  • Un sarpullido en las palmas de las manos y las plantas de los pies que recuerda a una quemadura de sol
  • Desorientación
  • Dolores musculares
  • Diarrea
  • Dolor de estómago

Artritis séptica

La artritis séptica a menudo se produce por una infección por estafilococos. A menudo, las bacterias se dirigen a las rodillas, los hombros, las caderas y los dedos de las manos o los pies. Estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Hinchazón de las articulaciones
  • Dolor intenso en la articulación afectada
  • Fiebre

Cuándo debes consultar a un médico

Visita al médico si tú o tu hijo tienen lo siguiente:

  • Una zona de piel enrojecida, irritada o que causa dolor
  • Ampollas llenas de pus
  • Fiebre

También es recomendable que consultes con el médico en los siguientes casos:

  • Las infecciones en la piel se transmiten de un familiar a otro
  • Dos o más familiares tienen infecciones en la piel al mismo tiempo

Causas

Muchas personas portan bacterias estafilocócicas y nunca contraen infecciones por estafilococo. Sin embargo, si tienes una infección por estafilococo, hay una gran posibilidad de que la causa sean bacterias que has estado portando durante algún tiempo.

Estas bacterias también pueden transmitirse de una persona a otra. Como los estafilococos son tan resistentes pueden vivir en objetos inanimados, como las fundas de las almohadas o las toallas, el tiempo suficiente para trasladarse a la próxima persona que los toque.

Los estafilococos pueden sobrevivir a las siguientes situaciones:

  • Secado
  • Temperaturas extremas
  • Ácido estomacal

Factores de riesgo

El riesgo de que se produzcan infecciones por estafilococo puede aumentar por una variedad de factores, incluidos el estado del sistema inmunitario y los tipos de deportes que practicas.

Afecciones no diagnosticadas

Ciertos trastornos o los medicamentos utilizados para tratarlos pueden aumentar la susceptibilidad a infecciones por estafilococos. Entre las personas que pueden tener más probabilidades de contraer una infección por estafilococos se encuentran aquellas que presentan las siguientes enfermedades:

  • Diabetes que requiere insulina
  • VIH/SIDA
  • Insuficiencia renal que requiere diálisis
  • Sistemas inmunitarios debilitados, ya sea por una enfermedad o medicamentos que suprimen el sistema inmunitario
  • Un trasplante
  • Cáncer, especialmente en aquellas personas que se están sometiendo a quimioterapia o radiación
  • Daños en la piel por afecciones como eccema, picaduras de insectos o traumatismos menores que abren la piel
  • Enfermedad respiratoria, como fibrosis quística o enfisema pulmonar

Hospitalización actual o reciente

A pesar de los intentos enérgicos de erradicarlos, los estafilococos siguen estando presentes en hospitales, donde atacan a las personas más vulnerables, entre las que se encuentran aquellas que tienen lo siguiente:

  • Sistemas inmunitarios debilitados
  • Quemaduras
  • Heridas quirúrgicas

Dispositivos invasivos

Los estafilococos pueden transportarse por las sondas que conectan el mundo exterior con los órganos internos. Por ejemplo:

  • Sondas de diálisis
  • Sondas urinarias
  • Sondas nasogástricas
  • Sondas endotraqueales
  • Catéteres intravasculares

Deportes de contacto

Los estafilococos pueden esparcirse rápidamente a través de cortes, abrasiones y el contacto piel con piel. Las infecciones por estafilococo también pueden propagarse en los vestidores a través de maquinillas de afeitar, toallas, uniformes o equipos que se comparten.

Preparación insalubre de los alimentos

Las personas que manejan alimentos y no se lavan adecuadamente las manos pueden transferir los estafilococos de su piel a los alimentos que están preparando. Los alimentos que están contaminados con estafilococos tienen un aspecto y un sabor que parecen normales.

Complicaciones

Si la bacteria estafilococo invade el torrente sanguíneo, puedes contraer un tipo de infección que afecta todo el organismo. Esta infección, denominada septicemia, puede provocar un choque septicémico (un episodio que puede poner en riesgo la vida con presión arterial extremadamente baja).

Prevención

Estas precauciones de sentido común pueden ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar infecciones por estafilococos:

  • Lávate las manos. La mejor forma de protegerte contra los gérmenes es lavarte bien las manos. Lávate bien las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Luego sécatelas con una toalla desechable y usa otra toalla para cerrar el grifo. Si tus manos no se ven sucias, puedes usar un desinfectante de manos a base de alcohol.

    Lávate las manos con agua y jabón regularmente, como por ejemplo antes, durante y después de preparar alimentos; después de manipular carne o aves de corral crudas; antes de comer; después de usar el baño; y después de tocar algún animal o sus desechos.

  • Mantén las heridas cubiertas. Mantén las abrasiones y los cortes limpios, y cúbrelos con vendas estériles y secas hasta que se curen. El pus de las llagas infectadas suele tener estafilococos, y mantener las heridas protegidas te ayudará a evitar que las bacterias se propaguen.
  • Reduce el riesgo por uso de tampones. El síndrome de shock tóxico se da por el estafilococo. Los tampones que se usan durante largos períodos pueden resultar en un caldo de cultivo para las bacterias estafilocócicas. Puedes reducir las posibilidades de presentar el síndrome de shock tóxico si te cambias el tampón con frecuencia, al menos cada cuatro u ocho horas. Usa tampones con el menor nivel de absorción posible. Intenta alternar el uso de tampones con el de toallas sanitarias siempre que sea posible.
  • No compartas tus artículos personales. Evita compartir artículos personales, como toallas, sábanas, afeitadoras, ropa y equipo deportivo. Las infecciones por estafilococo pueden propagarse en objetos, así como entre personas.
  • Lava la ropa y las sábanas con agua caliente. El estafilococo puede sobrevivir en la ropa y en las sábanas, si estas no se lavan adecuadamente. Siempre que puedas, lava la ropa y las sábanas con agua caliente para quitar las bacterias.

    Además, utiliza lejía en aquellos materiales que lo permitan. Si bien el secarropas puede ser mejor que secar la ropa al aire, el estafilococo puede sobrevivir al secarropas.

  • Toma las precauciones de seguridad alimentaria. Lávate las manos antes de manipular la comida. Si la comida va a estar fuera del refrigerador, asegúrate de que los alimentos calientes mantengan la temperatura, por encima de 140 F (60 C), y que los alimentos fríos se mantengan a 40 F (4,4 C) o menos. Refrigera las sobras lo antes posible. Lava las tablas de cortar y las mesadas con agua y jabón.

May 06, 2020
  1. Jameson JL, et al., eds. Staphylococcal infections. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Jan. 27, 2020.
  2. Holland TL, et al. Clinical manifestations of Staphylococcus aureus infection in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 28, 2020.
  3. Fowler VG, et al. Clinical approach to Staphylococcus aureus bacteremia in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 28, 2020.
  4. Staphylococcal infections. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/gram-positive-cocci/staphylococcal-infections?query=staph infection. Accessed Jan. 28, 2020.
  5. Staphylococcal (staph) food poisoning. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/foodsafety/diseases/staphylococcal.html. Accessed Jan. 28, 2020.
  6. Methicillin-resistant Staphylococcus aureus (MRSA). Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/mrsa/community/index.html. Accessed Jan. 28, 2020.
  7. Menstrual cycle. U.S. Department of Health & Human Services. https://www.womenshealth.gov/menstrual-cycle/your-menstrual-cycle/. Accessed Jan. 28, 2020.
  8. 4 steps to food safety. FoodSafety.gov. https://www.foodsafety.gov/keep-food-safe/4-steps-to-food-safety. Accessed Jan. 28, 2020.